Para quien decide terminar, no es menos dolorosa la ruptura

Mujer-con-muchos-corazones-en-la-cabeza

Tenemos la creencia de que quien termina es quien se siente en una posición más cómoda para manejar una separación, hablando específicamente de relaciones de pareja. Sin embargo, resulta por lo menos justo, entender que el peso de las consecuencias se las lleva quien decide dar ese paso determinante.

Más allá de los detonantes de una separación, debemos tomar en consideración que nadie en su sano juicio inicia una relación pensando en acabarla y por más escasas que sean las expectativas, éstas existen y en función de ellas nuestra mente se proyecta al futuro, entrelazando nuestra vida a la de alguien más.

El amor no muere de la noche a la mañana

Mujer triste

A veces nos sorprendemos cuando una separación nos toma desprevenidos, pero en estos casos de seguro no hemos estado prestando suficiente atención a lo que está ocurriendo. Una relación se va apagando, a veces de manera más fugaz que otras, con acciones que generan una gran decepción y otras veces de manera lenta, pero sostenida.

Las mentiras, los engaños, la rutina, el control, la necesidad de reafirmarse a través de otros, la falta de detalles, la falta de intimidad, van abriendo distancia entre dos personas que se aman y muchas veces damos el afecto por sentado y asumimos que como nos aman, estarán a nuestro lado sin mayor condición.

Mientras una parte puede pensar eso, la otra está tratando de encontrar maneras de generar cambios, intenta reavivar la relación, intenta entretenerse fuera, mientras que evalúa cómo se siente mejor y qué está a su alcance lograr en relación al otro.

Quien siente su vida afectada por la acción u omisión del otro, buscará todas las alternativas que sus recursos le den y muchas veces no hallarán una solución diferente a la separación. Pero aun siendo propia la decisión, algo se quebrará en su interior. Sentirá frustración por no haber podido proseguir con un proyecto que involucraba a alguien más, sentirá decepción por el tiempo invertido, sentirá miedo de enfrentarse a la soledad o de reiniciar con alguien más y tendrá el adicional de llevar sobre sus hombros la responsabilidad de una separación.

chica-cargando-un-corazón

Muchas veces cuando hay amor, pero la relación se hace insostenible, donde una separación implica escoger entre el amor hacia alguien y el amor propio, podemos sentir profundo dolor. Se hace difícil de aceptar que existiendo tanto amor, no se pueda construir sobre él lo necesario. Pero cada quien tiene una manera de amar y algunas de ellas no llevan acompañantes esenciales, como la lealtad, como el compromiso, como la disposición, como el respeto… Y ahí en medio de un sinfín de cosas, el amor se hace insuficiente para aguantarlo todo y simplemente se ve derrotado por todo lo que no fue capaz de sostener.

Y terminamos relaciones, acabamos con amores, decimos basta y decidimos seguir adelante… Con el peso de la última palabra y con el corazón roto, pero apostando por nosotros mismos.

Por: Sara Espejo

¿Qué significado tienen los animales del horóscopo chino?

 

 

¿Qué significado tienen los animales del horóscopo chino?

A diferencia de los signos mensuales del Zodiaco, el horóscopo chino se divide en ciclos de doce años representados por los animales que, según la leyenda, participaron en la carrera para asistir al banquete organizado por el Emperador de Jade. Cada uno de ellos tiene unas cualidades que hacen únicas sus personalidades

Resultado de imagen de horoscopo chino

 

1. Rata (o Ratón)

Pertenecen a este grupo los nacidos en 1900, 1912, 1924, 1936, 1948, 1960, 1972, 1984, 1996 y 2008.

Son personas inteligentes a las que les gusta rodearse de sus familiares y amigos. También son valientes, saludables y provistos de recursos. Su amor por el trabajo así como su prudencia y sobreiedad los convierten en ahorradores natos y en buenos administradores de su economía: en sus hogares nunca falta nada.

2. Buey (o Vaca)

Pertenecen a este grupo los nacidos en 1901, 1913, 1925, 1937, 1949, 1961, 1973, 1985, 1997 y 2009.

Son fuertes y perseverantes, trabajadores incansables que se ganan el éxito a pulso. Más allá del ámbito laboral, se trata de personas nobles, tranquilas, pacientes, poco habladoras, cariñosas y respetuosas para las que la familia constituye una parte importante de sus vidas. Apasionados del arte y la música, siempre que pueden intentan huir de los enfrentamientos y las discusiones. De todos modos, cuando se enfadan son temibles: en esos momentos, lo mejor es estar lejos de ellos.

3. Tigre

Pertenecen a este grupo los nacidos en 1902, 1914, 1926, 1938, 1950, 1962, 1974, 1986, 1998 y 2010.

Están llenos de energía, por lo que son aventureros, impulsivos, apasionados, fuertes y audaces. Decididos e independientes, son líderes por naturaleza; personas llamativas que no suelen pasar desapercibidas y las que les encanta divertirse. Por contra, su codicia les lleva a comportarse, a menudo, con desconfianza y egoísmo. En las relaciones de pareja, se muestran fuertes y seductores.

4. Gato (o Conejo)

Pertenecen a este grupo los nacidos en 1903, 1915, 1927, 1939, 1951, 1963, 1975, 1987, 1999 y 2011.

Las nacidas bajo este signo son personas tranquilas y discretas a las que les gusta sentirse protegidas, lo que las convierte en familiares y hogareñas: aman la paz. Además, son ambiosas y rara vez pierden los nervios. Gracias a sus dotes diplomáticas, se desenvuelven bien en situaciones embarazosas. Tienen gran aceptación entre sus semejantes.

5. Dragón

Pertenecen a este grupo los nacidos en 1904, 1916, 1928, 1940, 1952, 1964, 1976, 1988, 2000 y 2012.

Quienes vinieron al mundo en estos años están repletos de fuerza y vitalildad, lo que los hace poderosos, ambiciosos, valientes y combativos, con una marcada tendencia a controlarlo todo. Cuando pierden los nervios, les resulta difícil recuperar el control sobre sí mismos. No obstante, esto no quiere decir que el Dragón no posea otras cualidades más introspectivas: son sabios, buenos consejeros, incorruptibles, imaginativos, magnánimos y emprendedores. Son, además, muy enamoradizos.

6. Serpiente

Pertenecen a este grupo los nacidos en 1905, 1917, 1929, 1941, 1953, 1965, 1977, 1989, 2001 y 2013.

Tan elegantes como presuntuosos, se caracterizan por ser habilidosos, ágiles, rápidos y silenciosos. Al ser fríos, discretos y egoistas no suelen pasar por grandes problemas económicos y, en el caso de sufrirlos, los solucionan con rapidez y solvencia. En el ámbito amoroso, son grandes seductores y buenos conversadores. Como contrapeso, también son celosos y posesivos.

7. Caballo

Pertenecen a este grupo los nacidos en 1906, 1918, 1930, 1942, 1954, 1966, 1978, 1990, 2002 y 2014.

Son populares, optimistas, alegres y aventureros. También son comunicativos y sociables. Muy independientes en ciertos aspectos de sus vidas, adoran viajar, descubrir otras culturas, aprender nuevos idiomas y conocer gente. Su encanto personal y su atractivo físico hace de ellos grandes conquistadores.

8. Cabra

Pertenecen a este grupo los nacidos en 1907, 1919, 1931, 1943, 1955, 1967, 1979, 1991, 2003 y 2015.

Se trata de personas con una fuerte inclinación por las artes, creativas, elegantes, de lágrima fácil, soñadoras, orgullosas y con tendencia a la melancolía. No persiguen la riqueza material y prefieren disfrutar de su familia, de su casa y de la naturaleza. Son también muy trabajadoras, aunque no les gusta que les presionen: a pesar de su constancia y tesón, pero no aceptan las órdenes y acabarán sus tareas cuando lo consideren.

9. Mono

Pertenecen a este grupo los nacidos en 1908, 1920, 1932, 1944, 1956, 1968, 1980, 1992, 2004 y 2016.

El hecho de ser simpáticos, amistosos, divertidos y alegres hace que parezca que siempre están de buen humor, aunque a veces estén tristes. Pros: son ingeniosos, audaces, inteligentes, creativos, curiosos y capaces de resolver cualquier problema que se les presente. Contra: también tienen un lado oscuro y perverso; cuando creemos tenerlos de nuestro lado, nos sorprenden con una acción desagradable que puede echar por tierra todas nuestras esperanzas.

10. Gallo

Pertenecen a este grupo los nacidos en 1909, 1921, 1933, 1945, 1957, 1969, 1981, 1993, 2005 y 2017.

Las personas de este signo representan el liderazgo y la autoridad porque, como dice la tradición china, han nacido para pregonar la llegada de la aurora y anunciar el sol naciente. Tienen fuego y de entusiasmo en su interior, por lo que les resulta difícil callar cuando deben hacerlo. No tienen problema en decir lo primero que les pasa por la cabeza, pero al mismo tiempo son pragmáticos, ordenados, meticulosos y eficientes. En el amor son románticos, obstinados y luchan por el control de su pareja.

11. Perro

Pertenecen a este grupo los nacidos en 1910, 1922, 1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994, 2006 y 2018.

Como era de esperar, quienes pertenecen a este signo son transparentes, confiados, cariñosos, honestos, amistosos, leales y diligentes. Además, son muy trabajadores y tienen un gran sentido de la justicia. Es ocasiones, pueden ser muy celosos y nerviosos.

12. Cerdo

Pertenecen a este grupo los nacidos en 1911, 1923, 1935, 1947, 1959, 1971, 1983, 1995, 2007 y 2019.

Tienen una gran fuerza de voluntad, aunque no son vanidosos ni hacen gala de unas pretensiones muy grandes. Viven con los pies en la tierra, en paz y armonía. Dentro del horóscopo chino, son los más corteses y galantes. Pero también son considerados valientes y tienen una fuerte personalidad. Su tenacidad es asombrosa, hasta el punto de que no descansan hasta haber terminado su trabajo. Y en el amor son sensuales y apasionado.

 

El ignorar a personas provocadoras puede ser nuestra mejor defensa

persona molesta

Todos tenemos diferentes personalidades y dentro de la gran variedad que podemos encontrar a nuestro paso, se destacan aquellas con un arte especial para despertar en nosotros algo que quisiéramos que permaneciese dormido.

Evidentemente este tipo de personas son de gran utilidad para nuestro autoconocimiento, debemos prestar especial atención a qué es lo que nos hace explotar, que nos llama poderosamente la atención, qué conducta nos parece inaceptable en el otro, porque son esos puntos los que debemos revisar en nosotros mismos.

Solo aquello que nos llega a ofender, es lo que efectivamente nos pertenece. Sin embargo, esta entrada no vamos a dirigirla a lo que debemos hacer a nivel de introspección o autoreconocimiento, aunque dejamos la sugerencia de hacer la correspondiente revisión.

Daremos algunas claves que nos ayudarán a mantener nuestra paz ante personas que tienen la capacidad de hacernos perder el centro y muchas veces el control. Porque si bien es cierto que es una posibilidad para aprender algo de nosotros mismos, también lo es el hecho de que no tenemos porqué estar expuestos a situaciones que nos lleven a los límites, si no nos sentimos cómodos.

Envidia gatos

El ignorar a cierto tipo de personas nos permite como quien dice bañarnos en teflón, esa película que se encarga de que lo que se cocine en esa superficie no se adhiera a ella, sino que por el contrario resbale.

No nos volveremos indolentes, sino inteligentes y filtraremos de manera eficiente ante cual estímulo reaccionar.

Para ello debemos recordar lo siguiente:

  • La llave de nuestra paz no debemos depositarla en el bolsillo de otra persona.
  • Nadie tiene derecho a depositar en nosotros sus desperdicios.
  • Podemos limitarnos a escuchar sin reaccionar.
  • Tenemos la potestad de retirarnos sin dar mayores explicaciones de cualquier sitio en el cual nos sintamos incómodos.
  • Somos libres de interrumpir cualquier diálogo que sintamos nos está conduciendo a una zona límite.
  • Muchas veces las personas provocadoras disfrutan sus creaciones, por lo que no es positivo hacerles saber los efectos que despiertan en nosotros, si es que no han sido ya evidentes.
  • Restarle importancia a las palabras y acciones, no aparentar, sino efectivamente hacerlo, puede resultar de utilidad.
  • Ser empáticos, cuando tratamos de colocarnos en el lugar de la otra persona, evitando los prejuicios, se nos puede hacer más sencillo el entender el origen de sus acciones y lo que nosotros consideramos provocaciones y con ello podría dejar de molestarnos.

Escalera-en-espiral (1)

Entender que todos estamos en algún punto de nuestra escalera de crecimiento, mientras más escalones llevemos ascendidos, menos personas serán capaces de provocarnos. Será la compasión y la empatía las que dirán presente en la mayoría de los casos. Por ahora, mientras vamos a nuestro propio ritmo, procuremos preservar nuestra paz, incluso si esto requiere que ignoremos algunas situaciones, personas o acciones en particular.

Por: Sara Espejo

Inboloc

 

Imbolc es el nombre con el que se conoce a una de las festividades más importantes para los celtas. Se celebraba en torno al dos de febrero, durante la luna llena que tiene lugar entre el Solsticio de Invierno y el Equinocio de Primavera.

La palabra imbolc significa literalmente “del vientre”, por tanto es una fiesta en la que se celebra la fertilidad, la germinación, el nacimiento de lo nuevo, la esperanza.

 

Orígen de Imbolc


En torno al uno o dos de febrero en Escocia y Gales tenía lugar una fecha muy especial en la que los druidas celebraban sus ritos adivinatorios y se realizaban ceremonias matrimoniales.

Después de un largo invierno, el sol comenzaba a despertar y, aunque aún quedaba mucho camino por recorrer, el inicio de la primavera se vislumbraba más cercano.

Durante el inbolc se adoraba a la diosa Brigid, la diosa celta de la inspiración, la sanación y la adivinación. Es una de las diosas más populares de los pueblos célticos por ser la encargada de dotar de sabiduría al hombre.

En el cristianismo su figura fue sustituida adaptando la celebración del inbolc por el día de Santa Brígida.

imbolc

Imbolc y el fuego


Brigid está íntimamente relacionada con el fuego y la leyenda celta marcaba poner lienzos blancos en las ventanas para que fuesen tocados por su fuego.

Por tanto, durante la celebración de Imbolc era costumbre encender hogueras y luces que sirviesen de ayuda al sol para calentar la tierra tras el frío invierno.

Rituales de Imbolc


Según cuenta la leyenda, durante la noche de Imbolc los agricultores salían a los campos para venerar a la diosa bailando alrededor de una hoguera mientras pedían fertilidad y abundancia en sus cosechas.

También arrojaban semillas a la hoguera como símbolo de bendición de las mismas. En la actualidad algunos de los rituales Imbolc son:

  • Limpiar y purificar la casa, cambiar los muebles de sitio. Lo importante es mover las energías.
  • Baños purificadores. Si se purifica la casa también tienes que purificarte a ti mismo. Para ello sólo necesitas un kilo de sal, una bañera, y pétalos de flores blancas y amarillas. Entra en la bañera, relájate e interioriza los deseos que quieres pedir, pasados unos veinte minutos ya estás listo.
  • Encender velas en las ventanas (que deben consumirse por completo).
  • Plantar unas semillas.
  • Pedir inspiración y guía para los nuevos planes y proyectos.
  • Es muy común realizar rituales de fertilidad teniendo en cuenta que es la festividad del renacer.
  • Resultado de imagen de imbolc fiesta celta

Cuando ya lo has dado todo, solo queda dejar atrás

dejar atras

Algunos de nosotros podríamos dar testimonios en los cuales, de manera fehaciente, podríamos afirmar que muchas veces las relaciones llegan a un punto de no retorno, donde se tornan irrecuperables.

Aun así, nos vemos tentados a agotar las posibilidades de extender en tiempo las relaciones que son importantes para nosotros, bien sea por los sentimientos que aún se mantienen, los que queremos recuperar o simplemente por la costumbre que se forma a lo largo de la relación.

Lo que se desea rescatar en todo caso, es la importancia de establecer un límite, que nos permita preservar nuestro bienestar y que nos ahorre tiempo y energía que podamos estar malinvirtiendo en aquello que ha perdido el sentido.

El concientizar que una relación o una situación cualquiera no nos llevará a donde queremos estar, es un principio, sin embargo, no necesariamente esto será el punto de partida para poder alejarnos de donde se nos ha hecho complicado o imposible estar.

dejar-ir-FINE-ART-AMERICA

Cada uno a su manera y haciendo uso de sus recursos, hará esfuerzos con fines de permanecer de donde no quiere salir, ya sea por nexos emocionales y sentimentales o por resistencia a los cambios. Cuando ya lo hayamos hecho todo, cuando no tengamos remordimientos por haber podido hacer algo adicional los siguientes pasos nos llevarán a una nueva experiencia de vida.

Bendecir: Al enviarle nuestra bendición o buenos deseos a aquello que tenemos intenciones de dejar no liberamos de caer en la tentación de resaltar o quedarnos aferrados a lo que de alguna manera nos dañó. Es poco usual bendecir e insultar en simultáneo.

Agradecer: Honramos lo que una situación o persona hizo en nuestras vidas, rescatamos lo positivo y nos conectamos con la energía de la prosperidad, que suele proveernos de aquello en lo cual centramos nuestra atención. Toda persona, toda situación tiene algo positivo que dejarnos, así sea el aprendizaje y el reconocerlo y agradecerlo nos beneficiará enormemente.

Dejar atrás: Soltar, confiar en el proceso de la vida y fluir… Pensemos que estamos en un caudaloso río, aferrados a una rama, no nos dejamos ir con la corriente, estamos solo allí concentrados en no soltarnos, aterrados por lo que nos espera si nos llegamos a soltar, pero pasándola realmente mal, a punto de ahogarnos y sin permitirnos disfrutar en lo absoluto. Sabemos que más pronto que tarde la rama cederá o nuestras fuerzas acabarán… No tengamos miedo y fluyamos… En eso consiste la vida. En dejar ir lo que no puede continuar con nosotros.

perdonar-RINCON-DEL-TIBET

Si ya lo diste todo, suéltate… Bendice, agradece y deja atrás, hay mucho más adelante por conocer, por recorrer, fluye con la vida y espera que lo mejor está por venir.

El ignorar a personas provocadoras puede ser nuestra mejor defensa

persona molesta

Todos tenemos diferentes personalidades y dentro de la gran variedad que podemos encontrar a nuestro paso, se destacan aquellas con un arte especial para despertar en nosotros algo que quisiéramos que permaneciese dormido.

Evidentemente este tipo de personas son de gran utilidad para nuestro autoconocimiento, debemos prestar especial atención a qué es lo que nos hace explotar, que nos llama poderosamente la atención, qué conducta nos parece inaceptable en el otro, porque son esos puntos los que debemos revisar en nosotros mismos.

Solo aquello que nos llega a ofender, es lo que efectivamente nos pertenece. Sin embargo, esta entrada no vamos a dirigirla a lo que debemos hacer a nivel de introspección o autoreconocimiento, aunque dejamos la sugerencia de hacer la correspondiente revisión.

Daremos algunas claves que nos ayudarán a mantener nuestra paz ante personas que tienen la capacidad de hacernos perder el centro y muchas veces el control. Porque si bien es cierto que es una posibilidad para aprender algo de nosotros mismos, también lo es el hecho de que no tenemos porqué estar expuestos a situaciones que nos lleven a los límites, si no nos sentimos cómodos.

Envidia gatos

El ignorar a cierto tipo de personas nos permite como quien dice bañarnos en teflón, esa película que se encarga de que lo que se cocine en esa superficie no se adhiera a ella, sino que por el contrario resbale.

No nos volveremos indolentes, sino inteligentes y filtraremos de manera eficiente ante cual estímulo reaccionar.

Para ello debemos recordar lo siguiente:

  • La llave de nuestra paz no debemos depositarla en el bolsillo de otra persona.
  • Nadie tiene derecho a depositar en nosotros sus desperdicios.
  • Podemos limitarnos a escuchar sin reaccionar.
  • Tenemos la potestad de retirarnos sin dar mayores explicaciones de cualquier sitio en el cual nos sintamos incómodos.
  • Somos libres de interrumpir cualquier diálogo que sintamos nos está conduciendo a una zona límite.
  • Muchas veces las personas provocadoras disfrutan sus creaciones, por lo que no es positivo hacerles saber los efectos que despiertan en nosotros, si es que no han sido ya evidentes.
  • Restarle importancia a las palabras y acciones, no aparentar, sino efectivamente hacerlo, puede resultar de utilidad.
  • Ser empáticos, cuando tratamos de colocarnos en el lugar de la otra persona, evitando los prejuicios, se nos puede hacer más sencillo el entender el origen de sus acciones y lo que nosotros consideramos provocaciones y con ello podría dejar de molestarnos.

Escalera-en-espiral (1)

Entender que todos estamos en algún punto de nuestra escalera de crecimiento, mientras más escalones llevemos ascendidos, menos personas serán capaces de provocarnos. Será la compasión y la empatía las que dirán presente en la mayoría de los casos. Por ahora, mientras vamos a nuestro propio ritmo, procuremos preservar nuestra paz, incluso si esto requiere que ignoremos algunas situaciones, personas o acciones en particular.

Puede que los polos opuestos se atraigan, pero eso no garantiza continuidad

polos opuesstos

Todos en algún momento habremos escuchado la famosa frase: “polos opuestos se atraen” y muchos quizás hayan tenido la oportunidad de formar parte de la estadística que esta afirmación encierra.

Si bien es cierto que las diferencias pueden atraer, también lo es el hecho de que las relaciones  responden a la premisa de haberse fomentado, basándose en el contraste generado por sus diferencias, a largo plazo se hacen más cuesta arriba para mantener y preservar.

No se trata de que busquemos personas iguales a nosotros, pero sí es positivo resaltar que las afinidades, los gustos comunes, el compartir proyectos, hobbies, preferencias, nos facilita el permanecer y querer estar en una relación.

Resultado de imagen de Puede que los polos opuestos se atraigan, pero eso no garantiza continuidad

Aquellas parejas que se vincularon, encontrando un equilibrio en sus maneras y en sus diferencias, habrán afrontado muchos retos para estar juntos. Se habrán dado cuenta de que si las diferencias están asociadas a aspectos trascendentales, a valores, a proyectos macro de vida, no habrá mucho que se pueda hacer por trazar rumbos comunes.

Las diferencias que por preferencia están asociadas a esa atracción preliminar, no deben generar rivalidades, ni enfrentar a la pareja en un contexto moral o religioso. La manera de apreciar la vida y de querer transitar el trayecto, debe poder tener puntos comunes.

Una relación entre personas con muchas cosas comunes o diferencias extremas, requiere siempre de compromiso mutuo, de querer estar y de querer conciliar lo necesario de la mejor manera. Se deben evitar las imposiciones y las presiones para generar cambios en el otro.

Resultado de imagen de Puede que los polos opuestos se atraigan, pero eso no garantiza continuidad

 

Como amar sanamente, implica libertad, debemos tratar de seleccionar a nuestras parejas de manera tal que no tengamos necesidad de exigir o pretender de alguna manera algún cambio. El principio debería ser: ¿soy capaz de amar a esta persona tal y como es?

El problema mayor radica es que en el mejor de los casos creemos que sí podemos, pero en la mayoría tenemos un listado de ajustes que nos gustaría realizar y nos desgastamos y nos frustramos tratando de que esos cambios se produzcan en esa persona.

Nunca trates de cambiar a una persona que amas, porque el mismo esfuerzo que realizas para cambiar a esa persona, dice que amas solo la mitad, y que la otra mitad de la persona no es aceptada. Osho

Así que considera que te puedes sentir muy atraído con alguien diametralmente opuesto a ti, pero puede que con el paso del tiempo, sientas que las diferencias pesan mucho y estarás en una relación que quizás demande más energía el mantenerla y fortalecerla.

Nada es imposible cuando las dos personas saben lo que quieren, pero no caigan en el error de querer llevar al otro a sus terrenos, cuando fue justamente el estar en alguno diferente los que les atrajo en un principio.

Por: Sara Espejo