Hay personas que nos adelantan el camino y hay quienes definitivamente nos retrasan

vida


Todas las personas tienen cualidades especiales, algunas alimentan el alma, nos dan luz y alegría y ante todo representan el progreso en nuestra vida, y sin duda, hay otras que nos ocasionan retrasos, nos generan conflictos constantemente y llegan a representar una carga para nuestro avance en la vida.

 

Aunque suene despectivo y hasta un poco cruel, no deja de ser una realidad, muchas veces nos rodeamos de personas que viven en un estado de negatividad permanente, que les resulta sumamente difícil ser optimistas, tener actitudes positivas, para quienes todo es un conflicto y una desventaja, sin contar que naturalmente convierten todo lo bueno que les ocurre en una tragedia.

ansiedad 9

Indudablemente, este tipo de personas también generan una influencia en nuestra vida, todo funciona magnéticamente, todo fluye o no, todo tiene una conexión, lo ideal es que sea con esa energía positiva que nos impulsa y no con esos grilletes que nos traban.

 

¿Qué podemos hacer ante ésta realidad? En principio aprender a identificar a estas personas, aunque nos parezca difícil, es más simple de lo que pensamos, basta con estar atentos a las emociones que nos producen cuando estamos con ellas, conversamos con ellas o simplemente alguien la menciona.

slide-2-image

Luego debemos revisar esa emoción, si observamos lo que nos ocurre, podremos saber si es necesario evaluar el efecto, si no es una predisposición o más bien algún reflejo interno que nos genera malestar, para ello debemos ser lo más objetivos posible, pues aceptar que estamos colocando fuera algo que está dentro, no es tarea sencilla.

 

Posteriormente debemos evaluar el efecto y la influencia que tiene esta persona en nuestra vida, y si realmente cambia el sentido de las cosas, si sus palabras y acciones nos benefician o no, esto debe ser sutil, sin complicaciones, es como una palabra que trae el viento y se presenta claramente en nuestro pensamiento, si entramos en conflicto, porque es alguien a quien amamos o deseamos tener a nuestro lado, es otro asunto, pero al menos tendremos la claridad de lo que genera en nuestra vida.

mujer mariposas 2

Y por último, tener la determinación de que se quede o se vaya, eso es decisión de cada quien y no es menester juzgarlo.

En la vida todo llega, todo pasa, la sabiduría radica en saber diferenciar entre quienes nos aportan y quiénes nos oscurecen.

El pegamento que une todas las relaciones se llama confianza

 

De seguro cada quien tiene su propia experiencia al respecto, cada persona puede enumerar lo que se requiere para enaltecer una relación y probablemente también para destruirla, el caso es que aunque sobren unas cosas y se carezca de otras, hay aspectos en una relación en los que se puede prescindir de muchas cosas, pero la confianza es vital para toda relación.

https://i2.wp.com/www.mujer.guru/wp-content/uploads/2017/02/chica-recostada-con-su-pareja.jpg

 

Necesitamos muchos ingredientes para ver las relaciones florecer, para consolidarlas, para llevarlas hacia adelante con éxito y virtud, sin embargo, el pegamento incondicional de toda relación, se llama confianza.

Podemos iniciar cualquier relación, en cualquier circunstancia y bajo cualquier condición, más si no existe la confianza, rara vez llegará lejos y de sobrevivir, no será una relación de calidad, ni mucho menos resistente a los avatares del camino.

 

https://i0.wp.com/www.mujer.guru/wp-content/uploads/2017/02/Pareja-con-los-ojos-vendados.jpg

Toda relación atraviesa etapas, enfrenta obstáculos y se pone a prueba, si la confianza está ausente en alguna de estas etapas, la oscuridad se hará presente, las tempestades harán estragos y cualquiera que se interponga, logrará su cometido.

La pareja, la familia, los hijos, los amigos, los equipos de trabajo…todas las relaciones en nuestra vida, complejas o no, requieren un mínimo de confianza, sin este pegamento no hay base posible, la duda permanente y la intención mal sana, tendrán la entrada libre, y avanzar con este peso es prácticamente imposible.

En el mundo actual, resulta difícil creer en alguien, la lealtad y la consideración ha perdido el paso, pero eso obedece a las consciencias dormidas de los hombres, al irrespeto entre los seres humanos y al accionar desde el interés particular, la compasión ha quedado relegada, pero hay virtudes que jamás se irán, simplemente se adormecen…

 

Confiar es necesario para construir, para levantar, para consolidar, para elevar consciencias y establecer relaciones provechosas, genuinas y transparentes, donde el amor fluya y supla cualquier controversia, donde el temor no sea el principal protagonista, donde podamos mirarnos a los ojos, sin bajar la cabeza…

Más allá de los sin sabores, de las decepciones y desengaños, del temor y de la duda, confiar es una propiedad del ser humano, que solo se comprueba confiando en los demás.

 

Existe una gran diferencia entre rendirse y saber cuándo es suficiente

mujer que sabe cuándo algo es suficiente

Hay historias, relaciones y vínculos que ya no dan más de sí. Son como una cuerda que se ha tensado demasiado, como una cometa que quiere escaparse y no podemos sujetar, como un tren que debe partir a su hora y no podemos detener. Dejarlos ir no es ni mucho menos un acto de cobardía o de rendición, porque saber cuándo algo es suficiente es todo un acto de valentía.

Si hay algo para lo que no estamos preparados es para alejarnos de las personas significativas o para dejar de invertir tiempo y energías en un proyecto, en una ocupación o dinámica que hasta no hace mucho, era importante para nosotros. Decimos que “no estamos preparados” porque nuestro cerebro es muy resistente al cambio, porque para este órgano maravilloso y sofisticado toda ruptura con la rutina o el hábito supone un salto al vacío que genera miedos.

  ¡Es suficiente!-gritó el corazón- Y por una vez, él y el cerebro se pusieron de acuerdo en algo
 

Esta inclinación suya por mantenernos siempre en los mismos espacios, en las mismas ocupaciones y en compañía de las mismas personas, hace que nos sea tan complicado traspasar los límites de nuestra zona de confort. Este apego casi obsesivo a lo conocido provoca en nosotros que nos digamos cosas como “mejor aguanto un poco más” o “voy a esperar un poco más a ver si las cosas cambian”.

Sin embargo, si hay algo en lo que ya estamos doctorados es en saber que hay determinados cambios que no llegan nunca, y que aveces aguantar un poco más supone esperar demasiado. Nos han educado en la clásica e injustificable idea de que “lo que no te mata, te hace más fuerte” y en que quien abandona algo o a alguien lo hace porque se rinde y su fuerza de voluntad se doblega.

Ahora bien, más allá del “problema”, lo que hay es una infelicidad rotunda y aplastante. Tan física que, sencillamente, nos quita el aire y la vida. Dejar a un lado estas situaciones, al menos por un tiempo, es sin duda todo un acto de valentía y de salud.

Saber cuándo es suficiente no siempre es fácil

Cuando tropezamos, nos caemos y nos herimos, no dudamos en curarnos de inmediato y en comprender que es mejor evitar esa parte de la acera porque es peligrosa. ¿Por qué no hacemos lo mismo con nuestras relaciones y con cada uno de esos ámbitos donde también experimentamos dolor o sufrimiento? Esta pregunta sencilla tiene una respuesta que encierra matices tan complejos como delicados.

En primer lugar, y por mucho que nos digan, en la vida no hay aceras con agujeros ni caminos llenos de piedras. Sabemos que este tipo de metáforas son muy manidas, pero el problema está en que los peligros, en la vida real, nunca se pueden identificar con tanta precisión. Las personas no llevamos un cartel en el que advirtamos de cómo somos, cómo amamos o qué intenciones tenemos. En segundo lugar, cabe recordar que somos criaturas con múltiples necesidades: de apego, de afiliación, de comunidad, de ocio, de sexualidad, amistad, trabajo… Finalmente está el cambio: las personas somos dinámicas por naturaleza, mutantes.

Estas variables hacen que nos veamos obligados a hacer auténticos “saltos al vacío” para probar, para experimentar e incluso para sobrevivir. Así, en ocasiones hasta ofrecemos segundas y terceras oportunidades a las personas menos adecuadas porque nuestro cerebro es pro-social, y siempre dará más valor a la conexión que a la distancia, a lo conocido que a lo desconocido.

hombre con pájaros en la cabeza

Todo ello nos ayuda a comprender por qué nos cuesta tanto dilucidar cuándo algo ha sobrepasado el límite, cuándo los costes superan por mucho a los beneficios y cuándo la propia mente actúa como nuestro auténtico enemigo al susurrarnos una y otra vez aquello de “no te rindas, no te dejes vencer”. Sin embargo, es necesario integrar en nuestro cerebro algo básico y esencial: quien deja a un lado algo que es nocivo y que nos ofrece infelicidad no se rinde, SOBREVIVE.

Coloca un vaso de agua bajo tu cama cada noche y quedarás sorprendido!

vasooo-web

La causa de la mayoría de las enfermedades mentales y malestares se encuentra generalmente en aspectos biológicos y físicos, pero también pueden ser causadas por elementos “espirituales” negativos.

Estos elementos pueden ser el factor por el que un paciente no responde bien a un tratamiento, o por qué una enfermedad progresa dentro de su organismo.

Si este fuera el caso, tenemos una rutina fantástica que calmará tu mente y eliminará la energía negativa. Los medicamentos suelen aportar alivio a ciertos síntomas, pero conocer y confiar en el desempeño de los remedios naturales te ayudará a recuperarte mucho mejor.

Las energías negativas pueden tener una influencia sobre nuestra salud mental, lo que hace necesario que sean eliminadas con una rutina espiritual. El ritual que tenemos para ti, implica colocar un vaso de agua debajo de la cama para eliminar las malas vibras.

El agua es uno de los elementos primarios que pueden eliminar las energías negativas fácilmente.

Cuando colocas un vaso de agua bajo tu cama, el líquido absorberá toda la energía negativa de tu habitación.

Lo siguiente es deshacerse del agua por la mañana y cambiarla por agua fresca para la noche siguiente. Puedes repetir el proceso tantas veces como quieras.

Manera de Realizar Esta Rutina

Como ya lo mencionamos, la rutina es muy simple: sólo coloca agua de la llave en un vaso bien cuidado, luego pon el vaso debajo de la cama y déjalo durante toda la noche.

Observa el vaso por la mañana: si se ve nuboso y el agua tiene burbujitas, significa que efectivamente ha absorbido la energía negativa.

El paso final es tirar el agua por el excusado y repetir el procedimiento, colocando un vaso con agua nueva debajo de la cama por la noche. Nunca debes utilizar la misma agua de la noche anterior.

El amor duradero empieza cuando el enamoramiento se rompe

¿Cuándo se deja de estar enamorado? ¿Cuándo se pasa de hablar de amor a hablar de enamoramiento? La clave para entender el amor duradero está en la transición y no en el cambio, de esta manera podemos entender cómo muchos amores sobreviven cuando se rompe la idealización y otros no.

Pensemos que no se acaba el enamoramiento y empieza el amor, sino que es un camino de uno a otro. El enamoramiento está plagado de idealización, no vemos al otro como es realmente, sino que proyectamos sobre la otra persona todas nuestras ilusiones y nuestros deseos, todo lo que queremos en el otro queda plasmado en esa pasión.

Cuando realmente comenzamos a ver al otro con sus fallos y sus defectos, cuando tenemos ese “choque” de realidad y aceptamos esas diferencias y llegamos a amarlas es cuando realmente podemos hablar de amor. Podremos entonces encontrar y entender el amor duradero si logramos ver la transición y el ajuste a las circunstancias a través del tiempo. No tiene por qué ser perfecto, tiene que ser real y responder a las exigencias de cada momento para que permanezca en el tiempo.

Teoría de Stenberg sobre el amor

Este autor nos habla del amor como un sentimiento que se asentaría sobre tres pilares básicos:

  • Intimidad: entendida como la cercanía entre dos personas, conociéndose y descubriéndose. Permitiéndose tener la confianza para desnudar sus almas.
  • Pasión: como sentimiento de deseo y activación fisiológica.
  • Compromiso: decisión que se toma entre los dos para permanecer unidos a través del tiempo.

El amor completo se daría entonces si se tienen los tres componentes en partes iguales, aunque existan etapas en las que intimidad, pasión o compromiso adquieran un mayor peso como “pegamento” de la pareja.

Pareja frente a frente sintiendo su amor

Para Stenberg el amor completo sería fácil de encontrar, pero difícil de mantener. Viendo ahora los tres pilares, en función de cuál de ellos sobresalga tendremos distintos tipos de amor. Por ejemplo:

  • Agrado: aquí estaría solo presente la intimidad. Habría cercanía y comprensión.
  • Enamoramiento: marcaría este sentimiento la pasión. Hay atracción física y sexual. Es muy rápido pero decrece también a gran velocidad.
  • Amor vacío: quedaría el compromiso. Se tomó una decisión de permanecer juntos y se sigue así por esa promesa.
  • Amor romántico: aquí encontraríamos la pasión y la intimidad. El compromiso quedaría fuera de este tipo de amor.
  • Amor de compañía: la intimidad y el compromiso marcan este modelo. Podría entenderse como una amistad comprometida para largo plazo.
  • Amor fatuo: entendido como la unión de la pasión y el compromiso pero sin intimidad. No se conocen en profundidad y es difícil que permanezcan en el tiempo.

Entendiendo estos tipos de amor podemos entender mucho mejor que este sentimiento sea dinámico y cambiante. Así, se puede ir pasando de un tipo a otro según vayan sucediendo las etapas o resalte alguno de los pilares básicos que antes identificábamos.

¿Es sano estar siempre enamorado?

Muchos describen la etapa de enamoramiento como una etapa delirante gracias a que en este periodo suele darse una distancia considerable entre lo que es y lo que percibimos. Idealizamos a la otra persona y nos cuesta un mundo ser objetivos, por ello esto no sería un amor real. Amar a alguien implica conocerlo completamente, saber qué nos gusta del otro y qué no e incluso así tomar la decisión de querer permanecer a su lado. 

Mujer con corazones pintados en sus manos tapándose los ojos

Cuando nos enamoramos nuestro cerebro libera unas sustancias llamadas serotonina y dopamina. Su liberación nos genera un sentimiento de placer y felicidad y nos vuelve “adictos” a esa otra persona, ya que nos genera euforia y bienestar. Pero este torrente de emociones va disminuyendo con el tiempo y da paso a nuevas emociones más racionales y en algunos casos menos intensas. Nuestro cerebro estando enamorado se deja llevar por la pasión y felicidad del momento, casi como animales.

Cuando nuestro cerebro ama lo hace también con su parte racional, valorando y tomando decisiones y eligiendo a la otra persona desde un punto más maduro y más humano. Enamorémonos cada día, pero sobre todo aprendamos a amar cada segundo una vez que la inercia de la etapa de enamoramiento se ha roto. Así, el amor duradero implica determinados sacrificios que al principio se nos escapan y demanda un esfuerzo que al principio no nos costaba. Somos nosotros quienes tenemos que decidir si merece la pena o no.

¿Acostumbras despertar entre las 3 y las 5 de la madrugada? Un poder superior quiere decirte algo…

47_post

 

Según la medicina tradicional china, nuestro ciclo de sueño puede revelar muchas cosas sobre nuestro estado físico y emocional, e incluso, puede conectarnos con los mensajes de un poder superior. La hora en la que te duermes o a la que te despiertas puede estar dándote mensajes de alerta que no debes ignorar, y aquí te mostraremos lo que cada uno significa.

Stock-Asso/Shutterstock

–Si tienes dificultad para dormir de 9:00 a 11:00 de la noche puede ser un signo de estrés. Es recomendable que practiques meditación para que puedas relajarte y así conciliar el sueño.

–Despertarte de 11:00 pm. a 1:00 am. puede significar decepción emocional. Según la medicina tradicional china, esta es la hora en que la vesícula se encuentra activa , así que practica mantras y trata de perdonarte y aceptarte a ti mismo.

–Si te despiertas de 1:00 a 3:00 de la madrugada es porque tienes ira acumulada. Este meridiano de energía está conectado al hígado y asociado con la ira y un exceso de energía yang. Trata de beber un vaso de agua fría y meditar.

–Despertar de 3:00 a 5:00 de la mañana puede significar que un poder superior se está comunicando contigo. Esta hora de la madrugada está relacionada con los pulmones y la tristeza. Si te despiertas a esta hora es porque una presencia superior quiere guiarte hacia un propósito más grande. Puedes orar y hacer ejercicios de respiración para poder volver a dormirte.

–Si te despiertas de 5:00 a 7:00 de la mañana es porque tienes bloqueos emocionales. A esta hora la energía del intestino se encuentra activa y significa que tienes muchas emociones bloqueadas. Trata de estirar tus músculos o ir al baño.

Es fascinante como el cuerpo es capaz de enviarnos diferentes señales sobre nuestro estado físico, emocional y espiritual y es importante que cada uno de nosotros aprenda a escuchar y entender estas señales para mejorar nuestras vidas.

Stock-Asso/Shutterstock

Amor propio, la base para encontrar pareja

Encontrar a la media naranja es una de las prioridades para muchas personas. Sin embargo, para que la búsqueda tenga sentido hay una clave que muchas veces queda fuera de la ecuación: quererse uno mismo es lo primero. Por eso, Cristina Vásconez, Coaching para el Amor, entrega cinco consejos para aprender a trabajar en el amor propio y comenzar un camino más sano hacia una relación de pareja.

Mientras la mitad de la población del país permanece soltera y, posiblemente, buscando el amor, parece que se vuelve cada vez más difícil entregar el peso real a una necesidad que es el punto de partida para relacionarse con otros: amarse uno mismo. “El trabajo del amor a sí mismo no se establece explícitamente como una disciplina personal y, con ello, tiende a funcionar de manera más bien espontánea e, incluso, a confundirse con otras actitudes tales como la auto-referencia y hasta el narcisismo”, María Cristina Vásconez, especialista en Coaching del Amor.

Lo cierto es que amar no es fácil, pero lo más curioso y sorprendente es lo difícil que resulta para los seres humanos quererse a sí mismos. Por eso, y pensando en que partir por cimentar el amor propio es la base para establecer una relación sana con el resto del mundo, Vásconez entrega algunos consejos para comenzar a trabajar para ponerse a uno mismo y a las propias necesidades al centro de todo.

“Si una mujer siente que realiza la mayoría de estas acciones, debe estar confiada al elegir una buena pareja, dado que una relación sana opera como una extensión de la satisfacción y alegría personal. Si por el contrario, hasta ahora hay una postergación de sí misma y privilegia el amor a los demás en desmedro de su autoestima, es momento de tomar urgentemente acciones para cambiar el foco hacia ella misma y comenzar un camino diferente, esta vez hacia su propia historia de amor”, explica Vásconez, quien está preparando un nuevo taller de Coaching para el Amor, dirigido a mujeres solteras, separadas o cualquiera que esté en una mala Relación.

Los consejos de la experta son:

1.- Deja de mirar sólo hacia afuera: El hecho biológico de la ubicación ocular para una visión exterior no es justificación de la pobre y casi nula mirada interior que las personas tienden a tener de sí mismas. La auto-observación es un ejercicio vital y tremendamente necesario para poder conocerse y, sobre todo, para auto-valorarse.

2.- No pierdas tu tiempo al compararte con otras(os): El refrán dice que “el jardín de al lado siempre es más verde”, pero lo que nunca se sabe es el costo y los motivos de ese verde. Es fundamental entender que cada individuo es único, que la manera por la que opera es absolutamente individual y, por lo mismo, las condiciones que hacen feliz a alguien no son traspasables a nadie más.

3.-Aumentar el bienestar: La Sicología Positiva promueve como una responsabilidad individual el ser artífice del bienestar cotidiano. Para ello, propone prácticas simples tales como saborear intensamente, compartir con otros los acontecimientos por pequeños que parezcan, hacer de la felicitación una rutina diaria, agradecer y agradecerse como gesto de generosidad, y por último, plasmar recuerdos positivos utilizando cualquier formato o simbología que opere como icono de celebración.

4.- Toma conciencia de tus emociones: Más allá del rol que todas las emociones cumplen en el individuo, será requisito para el autoconocimiento y la autogestión el estar al tanto de las mismas. Es importante conocer, por ejemplo, su carácter más recurrente o el tiempo de permanencia de alguna emoción en particular, ya que los estados de ánimo generan en las personas una predisposición desde donde cada persona opera. Por eso, es crucial proveerse de emociones que promuevan el bienestar y que contribuyan a abrir puertas.

5.- Sueña con algo: Existencialmente, los individuos se movilizan en pos de un deseo. Las pasiones juegan un rol fundamental a través de las cuales se constituye la existencia. Darles espacio a los sueños implica no sólo mirar hacia el futuro, sino que por sobre todo el ser gestor activo del diseño de la vida, ser el arquitecto del destino. Implica, de hecho, tener una actitud optimista y de confianza, una verdadera manifestación de amor a uno mismo.