7 habilidades para que enseñes a tus hijos y siempre tengan éxito

Cuando nuestros padres crecieron era casi seguro que con solo contar con estudios universitarios lograban conseguir un excelente empleo o abrir un negocio rentable y duradero; pero con el tiempo las cosas han ido cambiando.

 
Si bien la globalización ha traído consigo más y mejores oportunidades, productos y servicios, es gracias a ella que la competencia ha dejado de ser local para convertirse en internacional; los equipos de trabajo suelen ser globales y los puestos de trabajo en las grandes empresas se pelean ya no solo con gente de tu localidad, sino con personas alrededor del mundo.
 
Ya no basta con terminar una carrera en una buena universidad o poner tu pequeño negocio para poder alcanzar el éxito financiero que seguro tus padres lograron. Si las cosas se complicaron para nosotros, imagina cómo será dentro de quince o veinte años cuando nuestros hijos estén en edad productiva y su búsqueda por la estabilidad económica comience.

La educación comienza en casa, nada más cierto que esto. Los valores aprendidos en el hogar son la base fundamental, ya no sólo para la sana convivencia con los demás, sino para el éxito en la vida profesional. Todo padre de familia desea lo mejor para sus hijos y procura de una u otro manera ayudarles a lograrlo, lo mejor es, sin duda, darles las herramientas necesarias para que ellos lo logren con sus propios esfuerzos y capacidades.

A continuación una lista de habilidades que tus hijos necesitan para lograr el éxito deseado.

Tener un excelente trato

No es sólo cuestión de aparentar o tratar de quedar bien con las otras personas para poder hacer negocios. La importancia de ser una persona recta es básica para poder guiar las decisiones de negocio dentro de la legalidad, y darle a los demás el lugar que les corresponde como personas.
 

Concentración

 
La concentración es poder enfocarse en el aquí y el ahora. La solución de problemas requiere de mentes concentradas y enfocadas en un objetivo determinado. Sin esta habilidad no es posible hacer las cosas de manera precisa.

 

Dominar mínimo dos idiomas.

La realidad es que el castellano y el inglés parece que ya no bastan, pero menos asegúrate de dar una educación bilingüe a tus hijos. No es sólo por la posibilidad de mejorar sus

oportunidades de negocio, sino de ampliar sus horizontes culturales e interpersonales; nada mejor para comunicarse con un extranjero y aprender de ellos que en su idioma natal.

 

Saber vender

Vender un producto o servicio, o venderse a sí mismo es una habilidad esencial en un mundo en donde tendrán que competir con decenas o cientos de otras opciones No olvides que siempre debe venderse lo que se tiene o planea lograr y que no es válido mentir, en ninguna circunstancia, para hacer que los otros te compren.

 

Trabajo en equipo

 
Si se puede trabajar de manera efectiva en equipo puede hacerse en cualquier trabajo. Inscribe y lleva a tus hijos a actividades en equipo como un un grupo de danza, teatro o un equipo deportivo; ahí aprenderán a trabajar con los demás de manera ordenada y eficaz.

 

Organización

El orden es y la organización son básicos para que tus hijos logren sus objetivos de manera eficaz y eficiente. Enséñales a mantener ordenadas sus cosas y su habitación, esto creará en ellos este hábito tan importante.

Enfrentar el fracaso

No eres perfecto, así que no esperes que tu hijo lo sea, nadie lo es. Ellos se encontrarán con situaciones en las que seguro no lograrán su cometido; enséñales desde pequeños que eso no significa una derrota, sino una oportunidad de aprender de sus errores y de mejorar habilidades y destrezas.

 

Si consideras que esta información es valiosa para todos los padres de familia, compártela para que sea de gran ayuda.

Sonríe, que el mundo sepa que eres más feliz que ayer

 
sonrie

Sonríe, que todos sepan que eres más fuerte que ayer. Levanta el rostro y dibuja esa sonrisa que tu expresión merece y que tu corazón te pide. Porque si la vida es actitud vale la pena vestirse con el gesto más digno y más hermoso, ese que contagia emociones y que nos obliga a reiniciarnos por dentro para seguir avanzando.

Cuenta Boris Cyrulnik, celebre neurólogo y psiquiatra, que nadie sabe muy bien cómo definir la felicidad. Podríamos decir que, en cierto modo, tiene mucho de esas heridas que uno ha ido cicatrizando con la aguja del tiempo y el hilo de la resiliencia para abrazarnos a la esperanza de nuevo, siendo mucho más fuertes que nuestro “yo” del pasado.

“La paz siempre comienza con una sonrisa”.
Compartir

Por ello, cada sonrisa que nos regalamos a nosotros mismos y al propio mundo es como un perfume sutil, como un himno a la superación personal y a ese coraje con el que aceptar todo lo vivido, todo lo superado, todo lo que uno es. La sonrisa es la celebración del propio ser y nuestro mecanismo más afinado para conectar con los otros; de ahí que este gesto gane autenticidad cuando se corresponde con una expresión sincera.

No podemos olvidar que aunque exista magia en muchas de las sonrisas que vemos cada día, lo que hay de verdad tras todas estas hermosas expresiones son historias. Te proponemos reflexionar sobre ello.

Mujer mirándose al espejo

Sonríe siempre, sonríe aunque a veces duela

Sonja Lyubomirsky, profesora de la Universidad de psicología de la Universidad de California, es una de las científicas más conocidas sobre el estudio de la felicidad. Según ella, la sonrisa no es un simple gesto de comunicación no verbal o de conexión entre las personas. En realidad, es un tipo de “energía” de alta intensidad capaz de alterar nuestra química cerebral.

Para comprobarlo hizo un pequeño estudio en personas con depresión severa. Les puso un vídeo que contenía variadas imágenes cómicas, escenas divertidas con animales y monólogos de reconocidos cómicos de televisión. Algo que la mayoría de especialistas esperaban es que los pacientes no reaccionaran ante este tipo de imágenes. Sin embargo, lo hicieron, pero de un modo apenas perceptible, apenas visible. Evidenciaron pequeños movimientos en los labios, en el rostro, en el entrecejo…

Eran microgestos casi instintivos a los que iba asociada una emoción positiva, algo que muchas de estas personas con depresión no acabaron de aceptar, de ahí que salieran de la sala. El mecanismo de la sonrisa está vinculado a una súbita liberación de neuropéptidos que trabajan para aliviar el estrés, para cambiar esa carga negativa por una positiva a través de la serotonina, la dopamina y las endorfinas.

cerebro con flores

Esa revulsiva sensación de placidez y distensión fue algo muy contradictorio e incluso doloroso para las personas con depresión. Son esos instantes en que “sonreír duele”, porque aunque el cerebro así lo quiera, el corazón aún no está preparado para ello.

Las sonrisas que sean sinceras

Los analistas y expertos en publicidad saben que las sonrisas tienen el poder de cautivar al consumidor al despertar en ellos emociones positivas, confianza y cercanía. Sin embargo, hemos llegado a un punto en hay más sonrisas por protocolo que por ganas de expresar alegría o agrado. Así, muchas veces cuando alguien se acerca con una sonrisa en los labios no podemos evitar preguntarnos ¿qué va a pedirme? ¿qué querrá a cambio? ¿qué quiere “venderme”?

De algún modo, a todos nos gustan más esas sonrisas que encontramos en la calle impresas en rostros desconocidos. Esos que nos sonríen sin razón alguna y a los que acabamos sonriendo sin saber por qué. Nos hechizan las risas de los niños y conectamos de inmediato con quien sonríe a solas, inmerso en sus propios pensamientos y llevado por un recuerdo agradable.

Todos estos gestos cotidianos que nos encontramos en el día a día siempre nos inspiran. Nos convencen de que sonreír es también una actitud ante la vida y una forma maravillosa de encararla a pesar de todas las dificultades por las que pasamos. Tanto es así, que según un trabajo de la Universidad de Michigan, las personas nos pasamos 3 días de cada 10 intentando apaciguar a nuestro mal humor o a nuestros demonios personales.

sonrie-chica

Sonreír de por sí no soluciona todos los problemas, lo tenemos claro, sin embargo mejora el ánimo y nos prepara para la acción. De nada sirve dejarnos avasallar por ese indefinible malestar, de poco sirve rendirnos cuanto tenemos tantos mecanismos con los que salir victoriosos de nuestros laberintos personales.

Por ello, la próxima vez que sientas al mal humor llamar a tu puerta, tal vez te sea de utilidad esta estrategia básica a la vez que catártica:

  • Coge aire durante 5 segundos.
  • Retén ese aire durante durante 7 segundos.
  • Exhala durante 9 segundos.
  • Levanta el ceño todo lo que puedas durante 5 segundos mientras vuelves a tomar aire y a exhalarlo.
  • Ahora, sonríe.

Para concluir, la mayoría de las veces la alegría es la fuente de la sonrisa, pero en otras ocasiones, es el propio acto de sonreír es el que nos infunde calma, motivación y bienestar. Hagamos uso de este poder que siempre está a nuestro alcance.

 

La mayoría de las cosas que nos preocupan, nunca ocurren

Mujer con cara tapada por manos

Nuestra mente es una perfecta creadora, tanto de cosas maravillosas, como de cosas que nos agobian. Hacemos un hábito de mantener pensamientos negativos unidos a nosotros alertándonos de todo lo nefasto que nos puede ocurrir, preocupándonos, haciéndonos sentir alterados con lo que tiene que ver con nuestro futuro.

Resulta que la mayoría de las cosas que nos preocupan no llegan nunca a ocurrir, quizás algunos pensarán que justo por el hecho de habernos preocupado, tomamos las medidas para que no pasasen y esto en un porcentaje es cierto. Sin embargo, en la mayoría de las circunstancias nuestros pensamientos van mucho más allá de lo que realmente tiene mayores probabilidades de ocurrir.

ojo-tiempo

Debemos ante todo resaltar que cualquier cosa que nos transporte a otro tiempo, nos está robando la posibilidad de vivir el presente, que es el único tiempo en donde tenemos posibilidad de acción. Podemos hacer cosas que nos posicionen en un futuro en un sitio determinado, sin embargo, a través de la preocupación, no tenemos posibilidad de actuar, solo estaremos predisponiéndonos a un suceso o imaginando escenarios negativos que no harán más que robarnos la paz.

La preocupación no eliminará los problemas, eliminará nuestro estado de tranquilidad, de sosiego. Darle poder a la incertidumbre no hará algo diferente a atormentarnos. Mientras que si nos limitamos a ver el futuro con fines prácticos, siendo conscientes de nuestras herramientas para transitarlo, siendo optimistas en relación a los resultados que podemos obtener, estamos sembrando en nosotros la confianza necesaria en el proceso de la vida.

Atrapa sueño 2

No nos dejemos llevar por nuestra mente, que siempre tiene una excusa o un miedo, que siempre se siente amenazada, que se ha acostumbrado a estar inconforme con cualquier situación.

Démosle descanso a nuestra mente cuando podamos a través de una actitud meditativa, que consiste en hacer solo lo que estamos haciendo, si estoy redactando este artículo, estoy acá en esto; si lo estoy leyendo, no estoy haciendo nada más; si como, hago un esfuerzo por sentir cada bocado, saborearlo, distinguir las temperaturas, las texturas, los olores,… Centrándonos en el momento presente, sin que nuestra mente vuele a sentir añoranzas del pasado o preocupaciones del futuro.

Mujer libre 2

Date cuenta de todas las veces que te has preocupado por algo, los peores escenarios, solo ocurrieron en tu mente. Los cristales con que veamos nuestras cosas, determinarán los resultados. Aprendamos a ver la vida desde el optimismo, desde la fe, desde la esperanza, pensando en que el universo está conspirando para nuestro beneficio y que tenemos lo necesario para afrontar cualquier cosa que llamemos adversidad o problema. ¡Deja de preocuparte, que la vida no es más que para vivirla y disfrutarla!

Existen pruebas científicas de que nos podemos curar a nosotros mismos

curar-a-nosotros-mismos-despierta-magazine-

El establecimiento médico ha sido testigo, por más de 50 años, de que la mente puede curar el cuerpo. El llamado “efecto placebo”.

Ya sea que estés luchando contra una enfermedad potencialmente mortal, ensillado con una condición de salud “crónica” que la medicina occidental no ha sido capaz de curar, o luchando contra los síntomas molestos que disminuyen tu calidad de vida, o simplemente con la esperanza de optimizar tu energía, vitalidad o la longevidad, se ve que hay pruebas científicas de que uno se puede curar a sí mismo.

Las cargas de los datos demuestran que la mente puede creer en sí misma también. En los ensayos clínicos, lo llamamos “el efecto placebo. Los pacientes tratados con placebos no sólo se sienten mejor. No es justo “en sus cabezas”. Ellos en realidad han tenido verrugas que desaparecen, se les dilatan los bronquios, los dos puntos se vuelven menos inflamados, aparece crecimiento de pelo en las cabezas de hombres calvos, se sanan úlceras, y otros fenómenos fisiológicos medibles.

mujer-sosteniendo-triángulo

 

También sabemos que lo opuesto es verdad, y la mente puede pensar en sí misma y enfermar, lo que los investigadores llaman “el efecto nocebo (empeoramiento de una enfermedad por las expectativas del paciente). Cuando los pacientes reciben inyecciones con solución salina y se les dijo que es la quimioterapia, vomitan y pierden su cabello.

¿Cómo ocurren estas cosas fisiológicamente? En su libro Mind Over Medicine: Prueba Científica Usted puede curarse, la Dra Lissa Rankin, explica la ciencia detrás de cómo un pensamiento o una emoción positiva o negativa en la mente traduce en la reparación espontánea en el cuerpo. Como resultado, el cuerpo se ha construido en los mecanismos de auto-reparación que fijan proteínas dañadas, la reparación del ADN, los desequilibrios hormonales correctos, y engullen las células del cáncer, agentes infecciosos, y cuerpos extraños a los que nuestros cuerpos están expuestos a diario.

Estos mecanismos explican las remisiones espontáneas que se reportan en la literatura médica de aparentemente enfermedades “incurables” como la etapa 4 del cáncer, el VIH, el hipotiroidismo, la diabetes, e incluso de heridas en la cabeza por un arma de fuego sin tratamiento. Sin embargo, los pacientes a menudo se sienten impotentes para aprovechar estos mecanismos de auto-reparación naturales.

mujer-con-los-ojos-cerrados-1

Ya no. En este libro, la Dra. Rankin enseña un proceso de seis pasos fundados científicamente que puede seguir para optimizar la capacidad del cuerpo para dar la vuelta sobre sus mecanismos de auto-reparación natural cuando el cuerpo se enferma. Ella también enseña las herramientas para poner en práctica el poder de la mente como medicina preventiva, para aumentar la probabilidad de morir un día de “vejez”, en lugar de morir demasiado joven como resultado de la desactivación de la capacidad del cuerpo para repararse a sí mismo.

Pero, ¿que desactiva los mecanismos de auto-reparación naturales del cuerpo? Todos sabemos que el estrés es malo para el cuerpo. Pero, ¿entendemos cómo funciona esto? Las cargas de los datos demuestran que el estrés se presenta en diferentes formas – el estrés de sentirse solo, el estrés laboral, estrés financiero, el estrés marital, estrés familiar, el estrés del sentimiento de estar creativamente bloqueado o espiritualmente desconectado.

Independientemente de lo que lo desencadene, el estrés voltea en una serie de cascadas fisiológicas asociadas con el eje hipotálamo-hipófisis-suprarrenal y la respuesta de “lucha o huida” del sistema nervioso simpático. En otras palabras, si estás estresado por el dinero, por tu matrimonio, o tu trabajo, tu cuerpo no puede diferenciar entre una amenaza percibida, tales como la quiebra inminente, y una amenaza real, como ser perseguido por un león.

angustia

Pero aquí viene lo bueno. El cuerpo sólo puede repararse a sí mismo cuando el cuerpo está en un estado de reposo fisiológico. Cada vez que el cuerpo piensa que es hora de huir del león (o la que sea la crónica amenaza repetitiva percibida bajo la que se crea estar), se apaga la auto-reparación. Después de todo, ¿quién se preocupa por el mantenimiento a largo plazo, como matar a las células cancerosas no deseadas, si estás a punto de ser comido por un león? En La mente sobre la Medicina: Prueba Científica tu puedes sanarte a ti mismo.

La Dra. Rankin no sólo aporta la prueba científica de que puedes curarte a ti mismo, sino también consejos para usar el poder de la mente para optimizar los mecanismos de auto-reparación naturales del cuerpo, por lo que la prevención de enfermedades y remisiones espontáneas no son sólo algo que ocurre al azar, sino algo que podrías ser capaz de experimentar por ti mismo.

Vía: DespiertaMagazine

5 diferencias entre una relación madura e inmadura

maduro3-1024x696

 

“Puedo vivir sin ti, pero elijo vivir a tu lado”.

Toda relación de pareja tiene sus altos y bajos, sin embargo, la importancia radica en cómo enfrentan estos problemas las parejas. Una pareja madura, por ejemplo, siempre buscará una solución y conversará adecuadamente las cosassin pasarse a llevar el uno al otro. Una pareja inmadura, en cambio, siempre discutirá y sacará lo peor de sí, dañándose mutuamente.

Cuando existe amor de verdad aprendes a vivir con tu pareja y aceptas sus errores, no lo juzgas por su personalidad y lo amas con defectos y virtudes. No intentas cambiarlo, lo ayudas a mejorar. No te burlas de su personalidad, la entiendes y adoras.

Es probable que existan muchas más diferencias entre una relación madura y una inmadura, pero acá te mostraré las 5 más importantes y que te ayudarán a darte cuenta de en qué tipo de relación de pareja estás.

1. Las relaciones inmaduras no te satisfacen; las maduras te dan todo lo que necesitas

Cuando estás en una relación inmadura no sientes la felicidad de estar totalmente complacida con tu pareja, pues siempre te faltará algo. Querrás que sea más cariñoso o que haga más cosas románticas. En una relación madura, en cambio, te sientes satisfecha por todo lo que te entrega tu pareja y el tiempo que compartes con él. Estás feliz, y se te nota.

maduro4Fuente: We Heart It

2. En las relaciones inmaduras necesitas que sean una sola persona; en las maduras, entiendes que pueden ser dos

Es lindo decir que ustedes son como uno, pero lo importante es que puedan convivir sabiendo que en realidad son dos personas diferentes e individuales. Si no tienes problemas en que tu pareja no esté contigo a todo momento o que no concuerde contigo en todo, y aún así sigues amándolo, entonces sí que estás inmersa en una relación madura.


3. En las relaciones maduras te amas a ti mismo; en las inmaduras no sabes quién eres

Es imposible que una relación sea saludable e increíble si ninguno de ustedes se ama a sí mismo y no saben qué quieren en la vida. Si no te amas a ti misma no puedes esperar a que tu pareja lo haga, y en esto radican las relaciones inmaduras, pues, al no saber qué quieren permiten que se pasen a llevar y hagan cosas que no les gustan.

maduro2Fuente: We Heart It

4. En las relaciones inmaduras estás preocupada por todo; en las maduras deja que todo pase con normalidad

Cuando te enamoras de verdad no te das cuenta de cómo fluyen las cosas y cómo pasa el tiempo entre ustedes, no necesitas estar calculando las horas o planificando todo, pues dejas que las cosas pasen tal como tienen que ocurrir, porque tu pareja es tu foco de atención.


5. Las relaciones maduras te ayudan a superar el pasado; las inmaduras te juzgan

El pasado es parte importante de nuestras vidas, sea bueno o malo. Todos hemos cometido errores alguna vez, lo fundamental es no ser juzgado por ello.

En las relaciones maduras la pareja ayuda a superar el pasado, si este fue malo, y no se complica por cómo eras antes, pues lo que en realidad importa son esos hechos que te ocurrieron y provocaron que seas la persona que eres ahora. Las relaciones inmaduras, en cambio, no aceptan el pasado y viven juzgando aquellos errores que tuviste antes de conocer a tu pareja.

maduro1
 

Vía: Upsocl

5 técnicas para reducir la negatividad

alejar negatividad

Cada uno de nosotros somos responsables por el grado de paz interior y de felicidad que podamos alcanzar. A veces cuesta entender esa verdad, porque tendemos más bien a recrear nuestras desdichas y a culpar a los factores externos de nuestros sufrimientos.

Buena parte de nuestra paz y de nuestra felicidad se escapan entre los sutiles caminos de la negatividad. Como “negatividad” se definen todos esos pensamientos y sentimientos que alimentan la tristeza, la angustia y todas las posturas autodestructivas.

Casi nunca nos hacemos conscientes de la forma en la que enfocamos la vida. Nos acostumbramos a una perspectiva y suponemos que es correcta, pero no solemos ponerla en tela de juicio. Si lo hiciéramos, descubriríamos que un enfoque lleno de negatividad es la base de muchos de nuestros sufrimientos. Sin embargo, esto puede cambiar. Aquí te damos 5 técnicas para que salgas de esas cárceles mentales.

No juzgar, no criticar, no condenar para erradicar la negatividad

Cuando criticas, juzgas y condenas a os demás, en realidad estás cargando un arma que tarde o temprano se volverá contra ti. Primero, porque ver la negatividad en otros no es más que una proyección de lo que llevas dentro. En otras palabras, la tendencia a poner a los demás en el estrado sueñe significar un gran descontento con uno mismo.

vencer-negatividad

En segundo lugar, alimentar esa aversión hacia los demás nutre tu ira, tu sensación de estar en un mundo malo, feo, amenazante. Todo ello configura un cuadro que solo contribuye a deprimirte y a que te sientas cada vez peor.

Responsabilízate de esa clase de pensamientos. No te los permitas. Intenta ver lo mejor de cada persona y de cada situación. Casi sin darte cuenta notarás que comienzas a sentirte más relajado y menos oprimido. En una palabra, que alcanzaste mayor paz.

Alejar a las ideas negativas

No es fácil, pero tampoco imposible. Casi siempre nos llenamos de negatividad de una forma mecánica. Los pensamientos deprimentes u odiosos llegan a nuestra mente y no nos percatamos de ello. Simplemente damos rienda suelta a esos enfoques y los vemos como razonables porque no los hemos cuestionado realmente.

Para reducir la negatividad es necesario luchar contra los pensamientos negativos. Algo así como “prender la alarma” y estar atentos a esos momentos en que llegan ideas tristes, ansiosas o iracundas a nuestra mente. Una vez nos demos cuenta de ello, tratar de erradicarlas buscando nuevas perspectivas para enfocar esa misma idea.

Eliminar el hábito de rumiar ideas inútiles

De manera inconsciente tendemos a “rumiar” pensamientos y sentimientos que poco nos aportan. En este caso, “rumiar” significa volver una y otra vez sobre lo mismo sin darle una salida o resolución. Como cuando recuerdas una y otra vez alguna afrenta, pero jamás haces algo al respecto. Intentas alejarte pero sientes que una ley parecida a la gravedad te vuelve a empujar al mismo sitio.

Toda idea insidiosa que se trasforme en recurrente es negativa para ti.Para deshacerte de ella puedes traer esa idea a la conciencia y ensayar nuevas perspectivas desde la que contemplarla. Piensa que te vas a sentir mucho más liviano cuando dejes de girar una y otra vez sobre lo mismo.

Evitar los productos intelectuales tóxicos

Que estamos bombardeados inmisericordemente de información no es un secreto para nadie. Cada día nos exponemos a más datos y noticias de las que podemos asimilar. Eso, por sí solo, es muy agresivo. Pero lo peor es que mucha de la información que recibimos es solamente basura.

negatividad

Los telediarios, en particular, están llenos de información cortada, tratada y expuesta con un fin más allá de el de informar. Básicamente te muestran lo peor del mundo y de las personas, porque es lo que consideran “noticia”.

Esto te invade de negatividad, aunque en principio no lo percibas. Terminas pensando que el mundo es un lugar amenazante y horrible, cuando en realidad no es así, simplemente es esa la parte que te muestran. Son muchas más las personas que no hacen daño, que quienes lo hacen, pero ellos no son “noticia”.

Aleja de ti la música, las películas, los programas, las lecturas y todos aquellos productos que te ensucien el corazón. Rodéate más bien de buenos productos culturales y notarás que tu idea de la realidad adquiere un criterio mucho más acertado.

Abrir la mente de par en par

Los prejuicios pueden darte una falsa sensación de seguridad. Al fin y al cabo tener el mundo descifrado y entendido de antemano es una forma de suponer que se tiene más control sobre las circunstancias. Sin embargo, un prejuicio te quita mucho más de lo que te da, especialmente cuando ese prejuicio está lleno de negatividad.

hombre con pájaros en la cabeza

Abrir tu mente significa estar despierto y atento a conocer. Implica renunciar a las certezas y permitir a cambio que la realidad te sorprenda. Puede que te genere cierta inseguridad, pero a la larga le aporta mucha emoción a tu vida. En parte es como volver a ser niño y recuperar un trozo de esa inocencia que supone participar de una experiencia por primera vez.

Piensa que a final depende de ti el nivel que la negatividad alcance, igual que depende de ti fijar hasta qué punto esta negatividad se transforme en desesperanza. En tus manos está comenzar una renovación interior que te sitúe en un lugar más certero y justo frente al mundo.

Somos responsables de lo que atraemos a nuestra vida…

kindra-nicole-photography-17

La vida es causa y efecto, la energía se mueve constantemente desde nuestro interior hasta nuestro exterior, emanando  y reflejándose en cada pensamiento, en cada palabra y en cada acción nuestra, de esta manera vamos generando una dinámica en nuestro entorno, donde la energía fluye o se estanca y todo lo que llega a formar parte de nuestra vida, tiene una conexión directa con nuestro estado interior y nuestro estado mental.

Todos nos encontramos en un estado de vibración constante, pero algunos más que otros aumentan considerablemente sus niveles de buena vibra o energía positiva poniendo en práctica algunos hábitos que además de atraer el poder energético, también contribuyen a nuestra salud, no se trata únicamente de hacer rituales o limpiezas especiales para atraer la buen energía, todo parte de los hábitos esenciales en nuestra vida, entre ellos:

pensamiento

El ayuno, al menos una vez por semana debemos limpiar nuestro organismo solo consumiendo agua y frutas que también contengan grandes cantidades del líquido elemento y nos permitan depurar nuestro cuerpo de toxinas contaminantes.

Cuidar nuestra alimentación, evitemos en lo posible las grasas saturadas y comida chatarra, reemplazándolas por frutas, verduras, cereales y carne de soya consumidos en pequeñas porciones varias veces al día, en la medida en que cuidamos lo que ingresa a nuestro cuerpo, iremos observando el cambio en el organismo y en la calidad de vida, así como el efecto de los pensamientos en las acciones, todo consiste en depurar.

Concientiza tu respuesta, realicemos inhalaciones y exhalaciones de manera pausada, llenando el abdomen y los pulmones y haciendo consciencia del oxígeno que recorre cada lugar de nuestro cuerpo y de lo que liberamos a través de el.

 

soledad

Invierte instantes en la meditación y el silencio, puedes hacerlo como mejor se ajuste a tu tiempo y convicción, pero regálate este espacio de conexión.

Actúa con coherencia, hagamos que nuestros pensamientos, palabras y acciones estén ligadas sin contradecirse, sin causar daño a nadie, seamos compasivos y considerados con los demás y no olvidemos que cada una de nuestras acciones tiene un efecto, y nuestros pensamientos también tienen influencia en los demás.

Ocúpate de vivir el presente, cicatricemos las heridas del pasado y no pensemos en el futuro con ansiedad, especialmente porque la vida transcurre en el presente y solemos desconectarnos continuamente de el, pensando en el futuro y viviendo de ilusiones.

universo

Lo que somos hoy proviene de nuestros pensamientos de ayer, y nuestros pensamientos actuales construir nuestra vida de mañana: Nuestra vida es la creación de nuestra mente. Buda

 

Si bien al comienzo es difícil poner en práctica todos estos hábitos a diario -sobre todo, los referidos a la meditación, podremos alternarlos un día sí y otro no, hasta que con la costumbre se vuelva natural llevarlos a cabo y comencemos a darnos cuenta de los beneficios que traen a nuestra vida.

 

El secreto para ser feliz es invertir tu tiempo en lo que realmente lo merece

niña-feliz-con-sus-animales

 

Nuestro tiempo es uno de los recursos más valiosos que tenemos los seres humanos  y que en la mayoría de los casos invertimos de manera equivocada, dando prioridad a lo que no nos hace feliz, a lo que no nos nutre, a lo que no nos sacará una sonrisa al momento de recordarlo.

Cuando casi milagrosamente nos damos cuenta de que la vida es un suspiro y que la mayoría de las cosas que hacemos no son las que realmente nos hacen felices, inclusive haciéndolas con el mejor agrado del mundo y con el mayor amor, pues es posible que podamos tomar cartas en el asunto y no dejar que se sigan pasando los días sin ponerle contenido nutritivo.

ojo-tiempo

El contenido que tenemos que agregar a nuestra vida está asociado a distribuir nuestro tiempo siempre dejando espacio suficiente a lo importante, sí, puede ser que para muchos generar dinero sea importante, pero cuando el generar dinero es un acto automático y ni siquiera ese dinero es disfrutable, pues seguro que no debe estar en el primer bloque de nuestra pirámide.

Ser conscientes de cada momento, vivir cada instante, vivir cada respiro, disfrutarlo y darle sentido es el secreto de la felicidad, cuando estamos centrados en el presente, el pasado deja de perturbarnos, el futuro ya no nos genera incertidumbre, los juegos mentales se detienen y solo estamos viviendo.

hombre en canoa

Cuando nuestras prioridades se organizan, cuando un abrazo está antes que nada, cuando el compartir con la familia, los amigos, ver un amanecer, tocar un instrumento musical, aprender a pintar, logran tener prioridad, sobre las cosas triviales de las cuales no podremos obtener mucho más que algo material, que a fin de cuentas no nos acompañará al partir de este plano, es cuando entendemos el propósito de la vida, que no es más que ser feliz.

Solo nosotros lo complicamos todo, con nuestros apegos, con nuestro afán de necesitar, todo lo volvemos un completo drama, del cual evidentemente, resulta complicado salir, complicamos la vida, complicamos la muerte, nos cuesta aceptar, nos resistimos a casi todo y no entendemos que en el fluir como lo hace todo en la naturaleza está la verdadera sabiduría.

jamonesa bajo la lluvia

Toma tu tiempo, que con la poca comprensión que tenemos de él, es limitado e inviértelo como si fuese tu mayor fortuna, abrázalo, a cada instante. Si alguien no valora tu presencia, no te des mala vida, siempre habrá alguien que lo haga, si tu trabajo no te llena, cámbiate, si te sientes estancado, viaja, conoce gente, conoce el mundo y sus maravillas. Aprovecha tu tiempo acá y procura siempre que cualquier cosa que hagas con él resulte en un regocijo si tienes que mirar atrás.

 

Mi esposa me dijo que necesitábamos hacer fotos a los niños y me compró una cámara, esto es lo que ocurrió

A principios de 2015 mi esposa me dijo que teníamos que empezar a hacer fotos de nuestros, hijos, porque crecían muy rápido y no íbamos a tener nada guardado de muchos grandes momentos. Teníamos algunas fotos en el móvil, pero queríamos algo con mejor calidad, y para mi cumpleaños me regaló una cámara Samsung nx500.

Había usado cámaras antes pero sabía muy poco del arte de la fotografía, así que estuve 2 meses jugando con ella sin hacer nada especial, hasta que encontré en internet a la fotógrafa Lisa Holloway. Sus fotos son increíbles y me obsesioné con hacer lo que ella conseguía con la cámara.

Empecé a ver vídeos en Youtube y practicar, y en Octubre empecé en serio a hacerles fotos a los niños. Cada día intento ser más creativo, original y artístico con mis fotos. Estas son algunas de mis favoritas, si queréis ver más, podéis ir a mi página de Facebook.

Más información en: Facebook

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

11.

12.

13.

14.

15.

5 Lecciones Que Aprendí Cuando Me Deshice De Las Cosas Que No Necesitaba

mujer caminadno de espaldas

Yo no soy mis cosas y mis cosas no son yo.

Siempre me he considerado una minimalista, alguien que tenía mucho menos cosas que los demás, pero mis infinitas cajas de libros y mi closet desbordante indicaban lo contrario.

La verdad es que tenía muchas tonteras. Muchísimas, aunque yo no les llamara tonteras.

Cuando se trata de mis queridos libros, por ejemplo, decía que eran una suerte de inversión. Decía que algún día mis hijos los leerían y me convencía a mi misma de que le daban una suerte de carácter a mi casa. Pero la verdad que más que nada, esos libros estaban ocupando espacio precioso. Los primeros que decidí desechar fueron aquellos que tenía hace años y que nunca había hecho ni el intento de leer y probablemente nunca leería.

Lo que me hizo cambiar de mentalidad fue el increíble libro de Marie Kondo “The Life Changing Magic Art of Tidying Up: The Japanese Art of Decluttering and Organizing.” (La increíble magia oculta en el arte de ordenar: el arte japonés de limpiar y organizar.) A diferencia de otros libros que había leído antes, este libro hablaba sobre cómo y por qué deshacerse de las cosas. Dado a que el libro es un Best-Seller internacional, parece que realmente le dió en el clavo con la temática.

Deshacerme del exceso de cosas ha logrado un antes y un después en mi vida. Algunos de los beneficios han sido los que esperaba, como tener más espacio por ejemplo.

Pero estos fueron 5 beneficios inesperados de tener menos cosas:

Resultado de imagen de Lecciones Que Aprendí Cuando Me Deshice De Las Cosas Que No Necesitaba

1. De verdad uso las cosas que tengo ahora.

Es una paradoja divertida, pero cuando tenía más cosas, realmente sentía que tenía menos opciones. Como resultado, tendía a usar las mismas cosas una y otra vez (esto era especialmente cierto cuando se trataba de la ropa.) Sin embargo, una vez que disminuí mis pertenencias, vi que tenía algunas cosas realmente maravillosas que casi nunca había ocupado y comencé a usarlas.

No tiene mucho sentido que nos quedemos con cosas que no usamos. Cualquier objeto, no importa lo bello, valioso y costoso que sea, no aporta mucho si está siempre guardado. Si tenemos un cierto objeto guardado porque es valioso, entonces esa puede ser una señal de que es momento de venderlo. Toma el dinero y guárdalo o úsalo para cosas que realmente necesites en este momento.

2. Toma menos tiempo hacer el aseo.

A pesar de que mi hogar es bastante pequeño, siempre me tomaba mucho tiempo limpiarlo.La razón principal era porque tenía que mover muchas cosas en orden para limpiarlas, especialmente cuando se trataba de limpiar las alfombras o el piso. Además, todos esos libros y cachivaches tendían a acumular polvo. Ya no tengo ese problema. Me toma menos de una hora en ordenar mi casa completa, incluyendo los baños, y puede pasar más tiempo entre aseo y aseo.

3. Lo pienso dos o incluso tres veces antes de hacer una compra.

Resultado de imagen de Lecciones Que Aprendí Cuando Me Deshice De Las Cosas Que No Necesitaba

En el mundo actual se asume que más es mejor, pero yo estoy en desacuerdo. Hace poco vi una promoción de algunos productos que yo uso y me pregunté cuál era la probabilidad de que en realidad los usara antes de que se vencieran. Me di cuenta de que ni siquiera usaría la mitad hasta esa fecha, así que los devolví a su estante. Y aunque los hubiese alcanzado a usar antes de que vencieran, hubiesen ocupado demasiado espacio en mi cocina. El espacio es valioso, casi siempre menos es más.

4. Me puedo concentrar en el presente más claramente.

Mucho de mi desorden estaba ligado a mi pasado o a mi futuro.

“No me puedo deshacer de este vestido porque lo compré la primera semana que me mudé a esta ciudad.” o “usaré este material algún día, cuando tenga tiempo para coser.”

Está de más decir que tener ese vestido nunca me transportó a aquellos días que recién me mudé a la ciudad y que nunca encontré el momento para ponerme a coser ese chaleco tan idealizado.

Dejar ir estos “haré”, “podré” y “debería”, fue completamente liberador. Me di cuenta de que si algún día realmente quisiera coser, siempre podría salir a comprar los materiales que necesitara. Hasta el momento eso nunca ha pasado, y probablemente nunca suceda.

5. Al fin y al cabo, las cosas son sólo cosas.

Cuando era adolescente era muy sensible al “status” y al “qué dirán” y recuerdo haber ahorrado mucho para comprarme una camiseta de diseñador, no porque realmente me gustara, pero porque estaba hecha por un diseñador que yo sentía que representaba pura sofisticación. La guardé durante años y fue una de las primeras cosas que boté cuando decidí deshacerme de lo innecesario.

A pesar de que me gustan las cosas de buena calidad, igual que a la mayoría de las personas, al fin y al cabo, las cosas son sólo eso, cosas. Entre mayor me hago, más valor le doy a las experiencias y a los recuerdos. Si mi casa fuese completamente destruida por un incendio, me sentiría mal, pero todas las cosas materiales que tengo pueden ser reemplazadas. Yo no soy mis cosas, y mis cosas no son yo.

Deshacerme de las cosas que sobran ha cambiado mi vida. A pesar de que no todos quisieran llegar al punto al que yo he llegado, las cosas que he aprendido son útiles para todos.

Incluso aquellos que no se identifiquen con el minimalismo pueden encontrar enseñanzas aquí. Por lo menos podríamos aprender a amar nuestras cosas, pero no a convertirnos en esclavos de ellas o dejar que definan nuestras vidas.

Como dije antes, yo no soy mis cosas, y mis cosas no son yo.

« Older entries