3 tipos de amistad según Aristóteles

pájaros en una valla simbolizando los tres tipos de amistad

Aristóteles siempre concedió un valor especial al tema de la amistad en su obra. Para él, era un bien valioso y un aliciente para una vida feliz. Sin embargo, concretó que en la vida podemos encontrarnos tres tipos de amistad, tres tipos de vínculos donde solo uno podía elevarse a una forma superior de relación, a un lazo excepcional alejado del interés y la simple casualidad.

Como es bien sabido Aristóteles era todo un polímata. Sus saberes o mejor dicho, su amplia curiosidad le permitió adquirir un solvente dominio en áreas tan diversas como la lógica, la ciencia, la filosofía… Así, algo que sin duda resulta muy llamativo cuando nos acercamos a obras como Ética a Nicómaco es que describa en aquella época al ser humano como una criatura férreamente social. Nos describe como animales sociales, ahí donde la amistad supone sin duda la forma más satisfactoria de convivencia.

Puede que en su momento el sabio estagirita no tuviera acceso ni posibilidad para conocer los misterios del cerebro, pero si hay algo que la ciencia moderna nos ha podido demostrar es que este órgano necesita de la interacción social para desarrollarse, sobrevivir y gozar a su vez de una adecuada salud. Somos sin duda animales sociales, criaturas que necesitan de fuertes lazos con nuestros semejantes. Sin embargo, esos vínculos a los que deberíamos aspirar deben basarse sin duda en una serie de pilares. 

Estatua de Aristóteles para hablar de los tipos de amistad

Los tres tipos de amistad que caracterizan al ser humano

A menudo, vemos a los  filósofos clásicos como a ese pozo de sabiduría respetable pero distante. Son esas voces del ayer a las que citar de vez en cuando con fines divulgativos, pero pensando a su vez que muchas de las cosas que nos dejaron recogidas en esos legados milenarios, poco tienen que ver con las necesidades y características actuales. Nada más lejos de la realidad. Es más, en medio de nuestra zozobra existencial viene realmente bien reencontrarse con ellos para descubrir auténticos textos de crecimiento personal.

Ética para Nicómaco es uno de ellos, es un trabajo revelador sobre cómo alcanzar la felicidad y sobre el lugar que ocupan nuestras relaciones sociales en el día a día. Para Aristóteles, la amistad es un intercambio donde aprender a recibir y a otorgar, pero lejos de concebirse como un sistema de pagos, debemos recordar que “no es noble estar ansioso de recibir favores, porque solo el desgraciado necesita bienhechores, y la amistad es ante todo libertad. El estado más virtuoso del ser”.

Por otro lado, algo que nos explica Aristóteles en esta obra es que hay tres tipos de amistad, los cuales de algún modo, todos nosotros nos habremos encontrado en más de una ocasión.

La amistad interesada

Que las personas nos instrumentalizamos las unas a las otras es algo bien sabido. Algunos lo hacen con más frecuencia, otros no lo conciben y unos pocos entienden la amistad de este modo: “yo inicio una relación de falsa amistad contigo esperando obtener un beneficio”.

Aunque cuando contamos con uno o varios amigos todos esperamos obtener algo a cambio: apoyo, confianza, construir buenos momentos, compartir tiempo de ocio, etc, hay quien utiliza la adulación y la manipulación para obtener dimensiones más elevadas: posición social, reconocimiento…

Mano manipulando una marioneta simbolizando uno de los tres tipos de amistad

La amistad que solo busca placer

Este es uno de los tres tipos de amistad que sin duda nos será sobradamente conocido. Es una interacción que suele darse mucho durante la adolescencia y primera juventud. Más adelante, cuando nos volvemos más selectivos, cautos y aplicamos adecuados filtros es común ver venir este tipo de amistad de doble filo.

Ahora bien ¿en qué se diferencia la amistad interesada de aquella que busca placer? En la primera la persona busca obtener un beneficio, ya sean favores, acceso a otras personas, reconocimiento, etc. En el caso de esta segunda dimensión lo que se aspira es simplemente “a pasarlo bien”.

Son personas orientadas a ese hedonismo vacío e intrascendente, ahí donde se busca quedar con los demás para compartir en exclusiva instantes de distensión, de alegre complicidad, de grato bienestar. Así, y en cuanto la otra persona necesita de un apoyo sincero cuando acontece un problema o cuando las cosas se complican, el falso amigo se diluye en la nada como un azucarillo en una taza de café.

La amistad para Aristóteles consiste en querer y procurar el bien del amigo, favoreciendo a su vez nuestra propia realización individual al cuidar de ese vínculo tan especial.

La amistad perfecta

Entre los tres tipos de amistad que definió Aristóteles, existe la ideal, la más sólida, la más excepcional pero aún así posible. Es esa donde más allá de la utilidad o el placer existe un aprecio sincero por el otro por como es. Hay una especie de altruismo en ese vínculo donde no se busca sacar provecho, donde se desea sencillamente, compartir los buenos momentos, la cotidianidad del día a día y ser también esa referencia permanente a la que acudir para recibir apoyo.

Es la amistad basada en la bondad, esa que Aristóteles describió casi como una relación de pareja. Porque al fin y al cabo, los amigos perfectos, los amigos de corazón son muy pocos, son escasos, son esas referencias con las que construir un sentido de intimidad muy profundo, donde esperamos no ser traicionados, donde se atesoran experiencias, recuerdos y promesas que el tiempo ni la distancia podrán destruir.

amigas al amanecer simbolizando los tres tipos de amistad

Para concluir, es muy posible que muchos de nosotros tengamos en estos momentos los tres tipos de amistad descritos por Aristóteles: personas que quieren algo de nosotros, amigos que solo nos buscan para compartir instantes de diversión, y personas excepcionales que está ahí en vientos y mareas. Amigos que no cambiaríamos por nada y que hacen de esta vida un viaje más llevadero a la vez que interesante…

Anuncios

LA AMISTAD

Es verdad, en los malos momentos es cuando nos damos  cuenta de quien son los amigos de verdad, los amigos verdaderos son como una segunda familia, pero a esta la escoges tu, no te la imponen.
No hay que buscar a los amigos perfectos, esos que te digan las cosas que tu quieres oír los amigos de verdad son los que te dicen lo que piensan según su verdad.
Nadie es dueño de tu amistad la das a quien tu quieres y a quien tu consideras amigos de verdad, yo considero que sí que tengo a catorce de los de verdad.
Somos ocho matrimonios la cuadrilla que en Logroño a si se llama lo pasamos muy bien, pero hay momentos que también se pasa mal pero hay estamos, unos mas que otros pero la media de 30 años juntos que no es poco gracias a la amistad. Y ALGUNO MÁS… 
     

Las 6 señales para detectar a un falso amigo

Amigos de postín: cómo identificar y tomar medidas ante una amistad tóxica.

Las 6 señales para detectar a un falso amigo

Los amigos no surgen de la noche a la mañana. La amistad se forja a través del tiempo, el afecto y las vivencias compartidas, que conducen a situaciones de confianza creciente y a aceptar a la otra persona tal como es y valorar tanto sus virtudes como sus defectos. 

Y, de hecho, una buena amistad puede durar toda la vida y es una fuente innegable de alegría y calidad de vida. Los amigos nos hacen sentir arropados y queridos, además de ofrecernos la posibilidad de vivir aventuras únicas. Un amigo que sepa escuchar es también un confidente y alguien que estará allí cuando lo necesites, del mismo modo en que tú le ayudarás cuando él pase por una circunstancia adversa. 

Pero si existen buenos amigos, claro está que también existen amigos mediocres e incluso falsos amigos.

Falso amigo: cómo detectarlo y tomar medidas ante una amistad tóxica

A pesar de todo, hay veces que la vida nos planta delante personas que no nos aportan más que desengaños. En este artículo te ofrecemos un total de 6 claves para identificar a las amistades falsas.

1. Amigo íntimo en dos días

Normalmente, las amistades se forjan a base de tiempo. Cuando alguien pretende entablar amistad de la noche a la mañana con los demás, actuando como si fuera un amigo íntimo, deberías alertarte y actuar con prudencia. La intimidad, la confianza y la conexión propias de la amistad surgen progresivamente, pero no se regalan.

2. Aparece en los buenos momentos y se esconde en los malos

Una de las maneras más sencillas para detectar una falsa amistad es advertir en qué momentos de tu vida está presente: si cuando estás feliz, viviendo buenos momentos está allí para compartir tu vida y diversión, pero sin embargo desaparece cuando tienes un problema o pasas por un mal momento, es muy probable que estés delante de una falsa amistad.

3. Le gusta criticarte

El falso amigo se pone en evidencia cuando se mete en tu vida y opina sobre ti de forma malintencionada. Destaca tus errores, te recuerda tus fallos y te hace sentir mal. Es señal inequívoca de falso amigo, el hecho de que, ciertamente, siente algo de alegría o goce ante tus fracasos y se recrea en ellos.

4. Habla mal de ti a tus espaldas

El buen amigo te da su opinión sinceramente y a la cara; no habla mal de ti cuando no estás presente. Si has notado que te critica por la espalda pero no tiene el valor de decirte lo que piensa de ti directamente, es bastante seguro que se trata de un amigo a evitar. Los amigos han de respetarse. Si una persona te critica y te menosprecia constantemente, no respeta tus opiniones, etc, no estás delante de un buen amigo.

5. El amigo pesimista

Es preciso no ofrecer mucha cancha a amigos con personalidades negativas; personas que siempre ven el vaso medio vacío en todo lo que haces, te tienen envidia o no se alegran de tus éxitos, o bien el perfil de amigo fisgón que se mete en tus cosas sin tratar de ayudarte.

6. Fíate de tu intuición

Tu intuición es importante: en ocasiones sospechamos de algún amigo sin saber muy bien por qué. Pensamos que no parece buena persona, pero al no tener datos objetivos, no tomamos la determinación de limitar la relación. Si tienes la sensación de que un amigo no te aporta nada positivo, no seas categórico en cortar la relación, pero mantente alerta para confirmar o desmentir esa impresión. Muchas veces, el tiempo confirmará lo que tu intuición te decía.

Cuando eran niños le hizo una promesa que nadie pensó que cumpliría. Entonces, él hizo esto.

Ben Moser era el chico más popular de la escuela, como siempre resulta él era el quaterback del equipo de la secundaria Susquehanna. Por otro lado Mary iba a Central Dauphin, ambas escuelas están ubicadas en Pennsylvania.

Cuando estaban en cuarto año de primaria asistían a la misma escuela, en ese momento crearon un linda amistad, mostrando a todos que las personas que viven con Síndrome de Down pueden hacer amigos y una vida normal.

Fue entonces cuando él le prometió que sería su acompañante en la fiesta de graduación.

Toda chica de secundaria desea asistir a la fiesta de graduación acompañada del chico más popular y Mary pudo cumplir su sueño, ya que, su amigo no Ben no olvidó lo que le había prometido 7 años atrás.

Su profesora de cuarto año de primaria recuerda que, Ben siempre buscaba incluir a Mary en todas las actividades y siempre se preocupaba por su bienestar. “Si parecía no estar divertida, él iba y le hablaba. Él la consideraba en cualquier actividad que hacían”, dijo al PennLive.

img_56c3614614da4

Mary pensaba que él lo habría olvidado e hizo planes para ir con un grupo de amigos a la esperada celebración. Pero la sorpresa fue enorme cuando vio a Ben llegar con globos invitándola a ser su pareja.

SOBRE LA VERDADERA AMISTAD

La palabra ‘amigo’ – como la palabra ‘amor’ o ‘Dios’ – se ha vuelto casi sin sentido en estos días, vacía por el uso excesivo.

Ha perdido su carácter sagrado, su belleza.

La verdadera amistad no es un clic en Facebook. No se trata de una alabanza ciega. No se trata de cómo te hacen ver los demás. No se trata de una mercancía.
No es algo que decides hacer en tu día.

Es fácil decir “ahora somos amigos.” Suena bien, positivo, reconfortante.
Y mucha gente obtiene su sentido de autoestima basándose en “cuántos” amigos tiene. O qué “tan a menudo” los busca la gente.
Porque vivimos en un mundo de cantidad, no de calidad.
Estamos tan conectados, y sin embargo tan desconectados.

Sólo a través del tiempo puedes descubrir quiénes son tus verdaderos amigos.
No lo sabrás hasta que ambos sean probados, una y otra vez.
La verdadera amistad se forja en la hoguera de la experiencia.
Es un viaje, no un destino.

Porque, ¿qué ocurre cuando el dolor y el malestar surgen?, porque sí que surgen.
¿Se esconderán su dolor, su miedo, su ira, su tristeza mutuamente? ¿Se harán los desentendidos, se evitarán el uno al otro, o se distraerán?
¿O le pondrán atención a su dolor? ¿Lo harán propio? ¿Lo compartirán entre ambos?
¿Se seguirán conectando aunque sus corazones estén rotos y sensibles?

¿Podrían entrar ambos en el campo del amor, sin avergonzarse ni culpar al otro, sin juzgarse por sus pensamientos y sentimientos, sino mantenerse presentes, creando un cielo seguro, un santuario de amistad donde las energías más intensas puedan ser metabolizadas?

Y no tratar de componerse mutuamente. Ni desde la culpa tratar de borrar el dolor del otro. Ni tratar de ocultar sus sentimientos, por miedo a perderlo a decepcionarlo o disgustarlo.

¿Podrían escuchar sus puntos de vista, incluso cuando estén en total desacuerdo, honrar la forma en que estén procesando cada uno la realidad?
¿Serías capaz de apoyar a tu amigo, y al mismo tiempo sentir su amoroso apoyo, para que la amistad se sienta recíproca, balanceada, no co-dependiente o necesitada?

¿Cuando pierdes tu estatus, tu empleo, tu apariencia, tu salud; cuando tu éxito se convierte en fracaso; cuando las cosas no están yendo bien para ti, sigue tu amigo allí, para ti? ¿O de repente perdió el interés cuando tomaste un camino diferente, uno que no ‘aprobaba’?

¿Te quiere por lo que eres, no por lo que haces, o cómo lo haces ver a él, o por cuánto le das materialmente?

¿Es una conexión incondicional, forjada en los fuegos?

Entonces, y sólo entonces, sólo quizás, podrías comenzar a usar la palabra ‘amigo.’

Porque la amistad es sagrada, y excepcional, e infinitamente preciosa cuando la encuentras, a través de los años.

LA AMISTAD

La Amistad es más valiosa que el diamante , tan  cercano como la sangre y tan bello como el amanecer . 

La Amistad es una flor que siempre mantiene su aroma, es un campo fértil y una hoguera tibia.

La Amistad  vuela sin alas ,abraza aún en la distancia  y protege mejor que el escudo .

La Amistad es la luz en la oscuridad , los alimentos en la necesidad y la comprensión en la incomprensión.

La Amistad  disipa a soledad, da fortaleza en la debilidad, sostiene y alegra en la tristeza y en el desconsuelo.

La Amistad está presente como las estrellas en la noche , no es que abunde pero nos permite encontrar nuestro camino  aún en el mar de tinieblas de la oscuridad .

Nadie asistió a la fiesta de cumpleaños de este pequeño con autismo, así que su madre pidió ayuda en Facebook

Las redes sociales sí que ayudan en ciertas ocasiones…

Él es Glenn Buratti, un pequeño de 6 años de edad, que sufre de autismo y epilepsia. Hace apenas unos días, su madre decidió organizarle una fiesta de cumpleaños, e invitó a 16 chicos de su clase. Pero nadie asistió.

enhanced-14252-1424697346-4

La atormentada madre se desahogó a través de su Facebook, pero en realidad no esperaba recibir ningún tipo de ayuda. “Sé que esto puede parecerles poco importante, pero mi corazón sufre por mi pequeño hijo. Invitamos a toda su clase (16 niños) a su fiesta de cumpleaños, porque cumple 6 hoy. Nadie vino”, fue lo que Ashlee escribió en un grupo de Facebook de su comunidad local.

Y aunque ella no esperaba nada a cambio, 15 chicos de la zona acudieron a la fiesta de Glenn junto con sus padres. Y no fueron los únicos:

enhanced-3958-1424697346-19

Bomberos y policías se presentaron en el hogar de los Buratti, e incluso llevaron regalos!

enhanced-3934-1424697348-17

enhanced-3452-1424697346-15

Y honraron a Glenn con un trato propio de las celebridades:

enhanced-32105-1424697348-8

“Estoy seguro de que todos los vecinos estaban mirando a través de sus ventanas” escribió el padre de Glenn, John Buratti, en su muro de Facebook.

enhanced-6176-1424697348-14

enhanced-14312-1424697350-7

enhanced-25041-1424697350-18

Y es que, a veces, cuando pides ayuda a través de internet, realmente funciona.

enhanced-14290-1424697350-25

Preciosa muestra de caridad y consideración, verdad?

*Las fotos son propiedad del padre del pequeño, John Buratti.