Y con el tiempo aprendes a desaparecer de donde no te aprecian

mujer polvo de estrellas

 
Algunas veces no nos damos cuenta o no queremos darnos cuenta de que nuestra presencia en un lugar no es valorada, sino que por el contrario, resulta en incómoda y seguimos frecuentando un sitio o a algunas personas, seguimos dando de nosotros y tratando de ignorar señales que nos invitan a no volver.

 

Afortunadamente el tiempo es un especialista en traer verdades a la luz y en abrir los ojos de quienes estuvieron negados a ver una realidad. Puede ser que al hacerlo algo se quiebre, pero de seguro eso será mucho más fácil de reparar que el daño sostenido de estar presente  donde no se es valorado.

mujer con reloj en mano

Nadie tiene la obligación de querer a otro, de hacerle espacio en su vida, de recibirlo de buena forma en su vida, pero sin duda si percibimos que no somos apreciados en un sitio físico o emocionalmente hablando, nuestro deber es retirarnos dignamente y no exponernos a situaciones que nos llevan a menos.

A veces nos aferramos a lugares o a personas que no son para nosotros, que no están para nosotros, pero en nuestro afán de querer pertenecer o de dar lo que tenemos guardado, podemos obviar los indicios o acontecimientos que nos hablan de apartarnos, que nos invitan a ubicarnos en sitios donde nuestra presencia represente un gusto para quien la tenga cerca, que podamos tener relaciones recíprocas y que nuestra ausencia genere incomodidad y no placer.

pareja-44

Debemos aprender a amarnos a nosotros mismos, reforzando las creencias positivas, entendiendo que merecemos para nuestra vida lo mejor y que si nosotros estamos dispuestos a dar de nosotros algo que sume y a valorar las presencias de quienes queremos en nuestras vidas, esto debe representar el límite inferior de lo que aceptemos de los demás.

La vida es muy corta para desperdiciar el tiempo sembrando flores en jardines de quienes no van a cuidarlas, debemos aceptar cuando debemos dejar de invertir nuestras energías y recursos en un destinatario que no quiere recibir nada de nosotros, que el mejor regalo que espera es nuestra ausencia.

article_13912580833

Debemos ser cuidadosos con aquellos que simulan afecto e interés solo cuando les conviene y una vez cubiertas sus necesidades adoptan la actitud de desvalorización que le caracteriza. Ninguno de nosotros merece ser utilizado, rechazado, desvalorado, pero el evitarlo no es responsabilidad de quien lo propina, sino de cada uno de nosotros si lo permite.

Solo nosotros escogemos lo que entra a nuestra vida, solo nosotros decidimos dónde estar, solo nosotros permitimos que algo nos afecte… De la misma manera, solo nosotros somos capaces de tomar las medidas necesarias para garantizar que el lugar en donde estemos, corresponda con lo que nos merecemos y coincide con nuestro bienestar.

 

Sara Espejo

Anuncios

ULTIMAS RECOMENDACIONES PARA LA NOCHE DE SAMHAIN

IMG_3797 Las velas de la ventana han de ser amarillas o naranjas y decoradas con cuentas de colores. O dentro de elementos simbólicos, como calabazas. o recipientes decorados con esos símbolos. 948427-las-olas-rompiendo-sobre-la-arena-y-de-cantos-rodados-de-playa Recuerda tener contigo durante la noche y el dia de difuntos alguna piedra negra, como obsidiana, Hematies, azabache, engarza o sin engarzar. O simplemente algún canto rodado recogido por en un camino o en la orilla de una playa. Imagen2 En la cena de Shamain la manzana es una de las piezas claves. Por lo tanto deben adornar tu mesa, y terminar la cena con ella. Las nueces, las uvas y las granadas son también frutas de esta festividad. Puedes hacer un centro de mesa con ellas y alguna vela, añádeles unas hojas de hiedra, una de las plantas mágicas de Samhain  y al terminar la cena, reparte la fruta de manera que quede alguna en el platillo, llévalo a la ventana y déjalo depositado fuera al  aire libre. Como derivado de la manzana, la sidra es la bebida ideal o el zumo de manzana. Y no olvides dejar en la mesa espacios con el servicio completo y la silla correspondiente para que si alguno de tus espíritus familiares quisiera participar de esa cena con vosotros. IMG_3951 Cuentan que a los espíritus les encantan los aromas dulces como la vainilla o la canela, así que esta noche no esta demás prender en algún lugar de la casa unos varillas de uno de esos aromas. Yo recomiendo mejor la canela por que es mucho mas suave. Bec Winnel No lleves prendas negras ni oscuras.  Vístete de colores claros y vistosos y haz lo mismo con la decoración de tu casa. Esta es una fiesta alegre una fiesta de reencuentro. Como hemos dicho en homenaje a tus seres querido algo que ellos te enseñaron a hacer. Yo cocino en honor a  mi abuela. Es un momento de purificación puedes tomar un baño o ducharte con un gel que contenga lavanda o aroma de lavanda,. Es un aroma que atrae la bondad y a las almas bondadosas. mistic_night_by_frozenstarro Hay una diosa Celta que es la dueña del mundo  de los espiritus,  Tanit. Mencionala en algun momento de la noche con cariño. Simplemente di su nombre en voz baja con respeto y ella respetara tu casa apartando de ella la oscuridad y la enfermedad.   IMG_3944 Mi abuela encendía siempre un velón blanco con la intención de perdonar a las personas que en vida le habían perjudicado. Decía que la almas que no son perdonadas no pueden descansar en paz. Yo lo hago siempre. No quiero que por mi culpa algún alma, aunque lo haya hecho muy mal en esta vida no pueda descansar en la otra. Feliz noche de Samhaín a todos!!

Recetas para Halloween

 

Receta de Cake pops o piruletas de arañas para Halloween

Receta de cake pops o piruletas de arañas, perfectas para preparar con los niños en Halloween. Además, es una buena forma de aprovechar los restos de bizcocho.

 
Ingredientes:
  • 1 bizcocho
  • 70 gr de crema de queso (aproximadamente)
  • 150 gr de chocolate negro para fundir
  • Palillos (para piruletas)
  • virutas o fideos de chocolate (para decorar)
  • regaliz negro (en espirales)
  • confeti blanco de azúcar (para hacer los ojos)
Elaboración de la receta de Cake pops o piruletas de arañas para Halloween: 

En un bol desmiga el bizcocho hasta tener migas muy finas (puedes utilizar un robot de cocina). Añade poco a poco la crema de queso y vete mezclando, hasta que se puedan hacer bolitas con la masa, pero que ésta no esté demasiado blanda. Remueve todo bien hasta tener una mezcla homogénea.

Forma pequeñas bolas con la mezcla. Pon un palillo en el centro de cada una y déjalas en el congelador unos 20 minutos (si las metes en el frigorífico, espera 1 hora).

Funde el chocolate negro en un cazo al baño maría o en el microondas (cada 30 segundos, sácalo y remueve para que no se queme).

Saca las piruletas del congelador y sumérgelas en el chocolate fundido, de modo que queden totalmente cubiertas. 

Pon las virutas de chocolate en un plato y reboza las piruletas en el mismo, antes de que se enfríe el chocolate. 

Para hacer los ojos, coloca un par de confetis blancos en cada piruleta y una gota de chocolate en el centro. (También puedes utilizar ojos de caramelo que venden en tiendas especializadas).

Deja enfriar las piruletas sobre una rejilla, hasta que el chocolate se solidifique. 

Para colocar las piernas, corta el regaliz en pequeñas tiras. Haz un agujero con la ayuda de un palillo en cada punto de las piruletas donde quieras poner las piernas, lo suficientemente profundo para que no se caigan. Coloca las tiras de regaliz en los agujeros.

Si lo deseas, puedes ponerlas de nuevo en el congelador.

Imagen relacionada

Llegamos a final de Octubre y nos encontramos con la conocida fiesta de Halloween… Y aunque todos pensamos que es una fiesta que hemos traido desde Estados Unidos no hay nada más lejos de la realidad!

Y es que Halloween es una fiesta de la cultura anglosajona que celebramos la noche del día 31 de Octubre. Sus orígenes los encontramos en los celtas, cuando el verano terminaba el 31 de octubre hace 2.500 años y celebraban el Samhain (fin del verano), que marcaba el fin de la temporada de cosecha y el principio del invierno.

Resultado de imagen de halloween

Ese día, se consideraba la salida de los espíritus de los cementerios y que con ello, trataban de apoderarse de los cuerpos de los vivos para poder resucitar, pedir alimentos y /o maldecirles. Si no les obedecian, les convertían en vícitmas de conjuros: “Me das algo o te hago una travesura” – “Trick or Treat” (Truco o Trato).

Para evitar estas posibles situaciones, los poblados celtas ensuciaban sus casas y las decoraban con calaveras, huesos y todas las cosas desagradables que encontraban, consiguiendo que los muertos pasaran de largo. Y aquí es donde encontramos la tradición de decorar con motivos terrorificos y siniestros las casas en la actualidad durante estos días.

La iglesia de Roma decidió convertir esta fiesta al catolicismo, siendo el 1 de Noviembre conocido por el  Día de Todos los Santos, que en Inglaterra se llamó “All Hallows’ Day” y la noche anterior como “All Hallows’ Eve”, que después se transformó en “Halloween”

RITUAL DE LA LUNA DE HALLOWEEN

 

 

 

 

 

Resultado de imagen de RITUAL DE LA LUNA DE HALLOWEEN

 

El ritual de la luna de Halloween para este se toma una cajita de cristal y a la medianoche pararse en un lugar donde se reciban los rayos lunares, concentrarse en esta luz y ubicándola dentro de la caja repetir: “En este receptáculo de claro material, yo guardo esta fuerza sin igual”; la fuerza aprisionada puede ser utilizada hasta tres veces abriendo la caja por la  noche diciendo “Fragmento de potencia lunar que aquí te ves, otórgame tu poder por primera vez”, esto mientras se visualiza lo que se desea realizar, para las siguientes ocasiones se hace lo mismo pero en lugar de decir primera vez se dirá, por segunda vez, al final se dirá por ultima vez, para luego lavar después la cajita con agua serenada a la luz de la luna y ya seca envolverla con tela blanca hasta que llegue la siguiente noche de Halloween.

Imagen relacionada

Éstas son las frases que nunca más debes pronunciar si quieres conseguir lo que deseas

mujer-con-dedo-en-la-boca

 

Muchas veces de manera verbalizada o solo en pensamientos, nos decimos afirmaciones que nuestro cerebro adopta de manera literal y terminan por afectar nuestra vida. Las creencias son una de las cosas más poderosas, de ella derivan nuestros pensamientos y creamos nuestras vidas en función del compendio de cosas que se encierran.

Si resulta para nosotros tentador, generar profundos cambios a nuestras vidas, con medidas sencillas, comencemos por eliminar de nuestra mente las siguientes frases, agrupadas por categorías:

Limitaciones o incapacidad:

mujer-tapandose-el-rostro-con-cuervos-en-el-cabello

No puedo

No sé

Es demasiado tarde

Cualquier frase que denote que nos somos capaces o no contamos con los recursos para algo determinado, son limitantes y una declaración de incapacidad. Pueden ser sustituidas por frases que no encierren el mismo mensaje o bien que las acoten en el tiempo.

Desmerecimiento:

niña-corazón-fuerte (3)

  • Es mucho para mí
  • No te hubieses molestado
  • Esto es muy bueno para ser cierto

Todos merecemos lo mejor, solo tienes que ser receptivo al momento que se te presenten las cosas positivas y que quieres en ti vida. No te coloques techo, no te sientas merecedor de menos, no pienses que para los demás ofrecerte algo es una molestia. Espera de la vida lo mejor.

Cualquier factor externo tiene el control de tu vida:

flor-d-loto-e1497864537204

  • Si no fuese por mis padres… el país… el esposo… el amante… los hijos…
  • No tengo suerte
  • Así lo quiso el destino

Solo tú eres el creador de tu vida, solo tú tienes el poder de mover sus elementos, de cambiar la perspectiva. No creas en la suerte o en el destino, nada está escrito, tienes infinitas posibilidades para hacer con tu vida lo que quieras, solo debes tomar el control de ella.

Envidia o competencia:

Hoy-es-el-día-de-dejar-atras-la-envidia

  • Los demás están en mi contra
  • Me tienen envidia
  • Todos tienen éxito, menos yo
  • Así cualquiera

Enfócate en tu vida, en desarrollarte, en dar lo mejor de ti, en aprender. No te preocupes por lo que piensen los demás de ti, menos si están o no en tu contra. Si no estamos ante un caso de amenaza que amerite la intervención de algún cuerpo que garantice tu seguridad, olvídate si alguien está a favor o en contra… eso es problema de esa persona. Dedícate a brillar, a conquistar lo que quieras, las energías que has dedicado a evaluar a los demás dedícalas a tu propio crecimiento y que los demás vean que hacen con las propias.

Todos tenemos algún lado frágil en cuanto a la percepción del mundo y nuestra propia imagen, lo importante es detectar qué pensamientos y afirmaciones nos están saboteando para eliminarlas de nuestra vida. Llenemos nuestra vida, de luz, de apertura, de crecimiento, vayamos detrás de lo que queremos, deslastrándonos de lo que no nos resulta útil.

3 buenas razones para no dejar el móvil a un niño

 
Niños pequeños con móviles

¿Piensas en dejar el móvil a un niño? ¿Estaría bien, estaría mal? Entendemos esta duda porque las nuevas tecnologías forman parte de nuestra vida y cada vez los niños son más espabilados en su uso. La gran capacidad de aprendizaje que tienen a esas edades, su curiosidad y el mundo infinito de posibilidades que ofrecen los aparatos electrónicos los hace irresistibles para ellos.

La infancia es una de las áreas en donde las nuevas tecnologías están cada vez más presentes y los niños no tardan en pedir el móvil “a gritos”. Para que puedas tomar una decisión correcta y bien informada, te dejamos en este artículo 3 buenas razones para no dejar el móvil a un niño o al menos para dejárselo con supervisión y durante un tiempo limitado.

 

1. Afecta el desarrollo neuronal: enseñan al cerebro a funcionar bajo constante estimulación

Funcionar en un entorno en donde siempre estamos estimulados puede parecer una circunstancia positiva. De hecho, muchos expertos en desarrollo infantil subrayan la necesidad de estimular tempranamente a los niños y niñas para que alcancen el máximo desarrollo intelectual. Lo que ocurre con los teléfonos en este sentido es que la estimulación que producen no es sana.

Niño pequeño con móvil

¿Por qué no lo es? Los dispositivos móviles sobrestimulan constantemente al cerebro y proporcionan un entorno cambiante, vibrante y de constante cambio. Esta sobrestimulación para el niño es muy agradable pero no es sana porque no es similar a la estimulación que luego el niño se encuentra en la vida real.

De este modo, se dice que la sobrestimulación no es sana porque parte de ella no deja de ser muy artificial, algo que luego puede provocar grandes frustraciones cuando el niño se enfrente a la vida real (más aburrida y menos estimulante). Por estos motivos hay estudios que asocian al uso del móvil en niños menores de 10 años (momento en el que va culminando la fase de formación de la sustancia blanca cerebral) con la aparición del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

“La sobrestimulación no es sana porque no le prepara para la vida real y esto luego provoca importantes sentimientos de frustración cuando el niño se enfrenta a la vida real (más aburrida y poco estimulante)”.
Compartir

2. Le expone al peligro de Internet y redes sociales

Dejar el móvil a un niño significa darle acceso a un gran mundo que los padres no pueden controlar: el mundo de Internet. Para explicarlo metafóricamente: si no dejas a tu hijo o hija solo en un centro comercial sin vigilar con quién habla, con quién juega y con quién se relaciona, ¿por qué dejarle el móvil?

Aunque creas que tu hijo o hija puede realizar un uso controlado del móvil, esta idea es poco realista. Si te lo planteas, estarás pendiente de lo que hace el niño con el móvil durante los primeros días, pero después lo más probable es que te fíes y bajes la guardia. Así, con el paso del tiempo puedes exponer al niño a una serie de estímulos y situaciones que no controlas.

Por otro lado, al dejar el móvil a un niño facilitas que este prefiera las relaciones sociales “on-line” en lugar de aquellas que se dan cara a cara y en tiempo real. Lo que se traducirá en una mayor dificultad a la hora de adquirir habilidades sociales en vivo y en directo, algo que puede ser un obstáculo para su vida social y laboral cuando sea un adulto.

3. Dificulta el desarrollo de hábitos correctos y habilidades necesarias

Utilizar el móvil desde la infancia temprana impide el desarrollo de una habilidad importante: la concentración. Esto ocurre porque los dispositivos móviles están diseñados para saltar de un estímulo a otro, y la concentración es todo lo contrario (poner toda la atención en un estimulo por vez, de manera sostenida y durante tiempo prolongado).

Es verdad que los niños pueden llegar a concentrarse mucho en lo que aparece en las pantallas, pero se trata de una concentración fácil: está guiada por el cambio continuo y por lo tanto gran parte del peso de la misma la sostiene el propio teléfono. Por suerte para todos, niños y padres, el cerebro es flexible y puede aprender a concentrarse aún siendo un cerebro adulto. Sin embargo, existiendo la posibilidad, es mejor que aprendan desde pequeños.

Niño con móvil rodeado de juguetes

Así mismo, al dejar el móvil a un niño le privas de que aprenda a superar el aburrimiento con iniciativas propias. Ser capaz de aburrirse es muy importante y al dejar el móvil al niño haces que siempre esté siempre entretenido, que no tenga que afrontar el aburrimiento. Por supuesto, también consigues que dé más guerra, que en ocasiones sea un niño “más incómodo” y “movido”. Sin embargo, esta prueba para tu paciencia es algo bueno para él.

“Al dejar el móvil a un niño o niña le privas de que aprenda a aburrirse y esta es una de las habilidades fundamentales para la vida diaria”.
Compartir

Finalmente, aunque en este artículo nos hemos centrado en razones para no dejar el móvil a un niño, existen también razones que pueden ser buenas o neutras y que igualmente hay que considerar. De todos modos, lo importante es ser gestores de lo que ocurre: si les dejamos el teléfono, estar pendientes.

No utilizarlo como recurso para estar un rato tranquilos y bajar nuestro nivel de vigilancia. También se trata de gestionar el tiempo: si sus abuelos ya se lo dejan a veces o lo hacen otras personas, instruirles en cómo queremos que lo hagan. En este caso, es más recomendable incluso que nosotros no les dejemos el teléfono, aunque nos tachen de “malos”, de manera que no dupliquemos el tiempo de exposición.