Hay personas que nos adelantan el camino y hay quienes definitivamente nos retrasan

vida


Todas las personas tienen cualidades especiales, algunas alimentan el alma, nos dan luz y alegría y ante todo representan el progreso en nuestra vida, y sin duda, hay otras que nos ocasionan retrasos, nos generan conflictos constantemente y llegan a representar una carga para nuestro avance en la vida.

 

Aunque suene despectivo y hasta un poco cruel, no deja de ser una realidad, muchas veces nos rodeamos de personas que viven en un estado de negatividad permanente, que les resulta sumamente difícil ser optimistas, tener actitudes positivas, para quienes todo es un conflicto y una desventaja, sin contar que naturalmente convierten todo lo bueno que les ocurre en una tragedia.

ansiedad 9

Indudablemente, este tipo de personas también generan una influencia en nuestra vida, todo funciona magnéticamente, todo fluye o no, todo tiene una conexión, lo ideal es que sea con esa energía positiva que nos impulsa y no con esos grilletes que nos traban.

 

¿Qué podemos hacer ante ésta realidad? En principio aprender a identificar a estas personas, aunque nos parezca difícil, es más simple de lo que pensamos, basta con estar atentos a las emociones que nos producen cuando estamos con ellas, conversamos con ellas o simplemente alguien la menciona.

slide-2-image

Luego debemos revisar esa emoción, si observamos lo que nos ocurre, podremos saber si es necesario evaluar el efecto, si no es una predisposición o más bien algún reflejo interno que nos genera malestar, para ello debemos ser lo más objetivos posible, pues aceptar que estamos colocando fuera algo que está dentro, no es tarea sencilla.

 

Posteriormente debemos evaluar el efecto y la influencia que tiene esta persona en nuestra vida, y si realmente cambia el sentido de las cosas, si sus palabras y acciones nos benefician o no, esto debe ser sutil, sin complicaciones, es como una palabra que trae el viento y se presenta claramente en nuestro pensamiento, si entramos en conflicto, porque es alguien a quien amamos o deseamos tener a nuestro lado, es otro asunto, pero al menos tendremos la claridad de lo que genera en nuestra vida.

mujer mariposas 2

Y por último, tener la determinación de que se quede o se vaya, eso es decisión de cada quien y no es menester juzgarlo.

En la vida todo llega, todo pasa, la sabiduría radica en saber diferenciar entre quienes nos aportan y quiénes nos oscurecen.

El pegamento que une todas las relaciones se llama confianza

 

De seguro cada quien tiene su propia experiencia al respecto, cada persona puede enumerar lo que se requiere para enaltecer una relación y probablemente también para destruirla, el caso es que aunque sobren unas cosas y se carezca de otras, hay aspectos en una relación en los que se puede prescindir de muchas cosas, pero la confianza es vital para toda relación.

https://i2.wp.com/www.mujer.guru/wp-content/uploads/2017/02/chica-recostada-con-su-pareja.jpg

 

Necesitamos muchos ingredientes para ver las relaciones florecer, para consolidarlas, para llevarlas hacia adelante con éxito y virtud, sin embargo, el pegamento incondicional de toda relación, se llama confianza.

Podemos iniciar cualquier relación, en cualquier circunstancia y bajo cualquier condición, más si no existe la confianza, rara vez llegará lejos y de sobrevivir, no será una relación de calidad, ni mucho menos resistente a los avatares del camino.

 

https://i0.wp.com/www.mujer.guru/wp-content/uploads/2017/02/Pareja-con-los-ojos-vendados.jpg

Toda relación atraviesa etapas, enfrenta obstáculos y se pone a prueba, si la confianza está ausente en alguna de estas etapas, la oscuridad se hará presente, las tempestades harán estragos y cualquiera que se interponga, logrará su cometido.

La pareja, la familia, los hijos, los amigos, los equipos de trabajo…todas las relaciones en nuestra vida, complejas o no, requieren un mínimo de confianza, sin este pegamento no hay base posible, la duda permanente y la intención mal sana, tendrán la entrada libre, y avanzar con este peso es prácticamente imposible.

En el mundo actual, resulta difícil creer en alguien, la lealtad y la consideración ha perdido el paso, pero eso obedece a las consciencias dormidas de los hombres, al irrespeto entre los seres humanos y al accionar desde el interés particular, la compasión ha quedado relegada, pero hay virtudes que jamás se irán, simplemente se adormecen…

 

Confiar es necesario para construir, para levantar, para consolidar, para elevar consciencias y establecer relaciones provechosas, genuinas y transparentes, donde el amor fluya y supla cualquier controversia, donde el temor no sea el principal protagonista, donde podamos mirarnos a los ojos, sin bajar la cabeza…

Más allá de los sin sabores, de las decepciones y desengaños, del temor y de la duda, confiar es una propiedad del ser humano, que solo se comprueba confiando en los demás.

 

El amor duradero empieza cuando el enamoramiento se rompe

¿Cuándo se deja de estar enamorado? ¿Cuándo se pasa de hablar de amor a hablar de enamoramiento? La clave para entender el amor duradero está en la transición y no en el cambio, de esta manera podemos entender cómo muchos amores sobreviven cuando se rompe la idealización y otros no.

Pensemos que no se acaba el enamoramiento y empieza el amor, sino que es un camino de uno a otro. El enamoramiento está plagado de idealización, no vemos al otro como es realmente, sino que proyectamos sobre la otra persona todas nuestras ilusiones y nuestros deseos, todo lo que queremos en el otro queda plasmado en esa pasión.

Cuando realmente comenzamos a ver al otro con sus fallos y sus defectos, cuando tenemos ese “choque” de realidad y aceptamos esas diferencias y llegamos a amarlas es cuando realmente podemos hablar de amor. Podremos entonces encontrar y entender el amor duradero si logramos ver la transición y el ajuste a las circunstancias a través del tiempo. No tiene por qué ser perfecto, tiene que ser real y responder a las exigencias de cada momento para que permanezca en el tiempo.

Teoría de Stenberg sobre el amor

Este autor nos habla del amor como un sentimiento que se asentaría sobre tres pilares básicos:

  • Intimidad: entendida como la cercanía entre dos personas, conociéndose y descubriéndose. Permitiéndose tener la confianza para desnudar sus almas.
  • Pasión: como sentimiento de deseo y activación fisiológica.
  • Compromiso: decisión que se toma entre los dos para permanecer unidos a través del tiempo.

El amor completo se daría entonces si se tienen los tres componentes en partes iguales, aunque existan etapas en las que intimidad, pasión o compromiso adquieran un mayor peso como “pegamento” de la pareja.

Pareja frente a frente sintiendo su amor

Para Stenberg el amor completo sería fácil de encontrar, pero difícil de mantener. Viendo ahora los tres pilares, en función de cuál de ellos sobresalga tendremos distintos tipos de amor. Por ejemplo:

  • Agrado: aquí estaría solo presente la intimidad. Habría cercanía y comprensión.
  • Enamoramiento: marcaría este sentimiento la pasión. Hay atracción física y sexual. Es muy rápido pero decrece también a gran velocidad.
  • Amor vacío: quedaría el compromiso. Se tomó una decisión de permanecer juntos y se sigue así por esa promesa.
  • Amor romántico: aquí encontraríamos la pasión y la intimidad. El compromiso quedaría fuera de este tipo de amor.
  • Amor de compañía: la intimidad y el compromiso marcan este modelo. Podría entenderse como una amistad comprometida para largo plazo.
  • Amor fatuo: entendido como la unión de la pasión y el compromiso pero sin intimidad. No se conocen en profundidad y es difícil que permanezcan en el tiempo.

Entendiendo estos tipos de amor podemos entender mucho mejor que este sentimiento sea dinámico y cambiante. Así, se puede ir pasando de un tipo a otro según vayan sucediendo las etapas o resalte alguno de los pilares básicos que antes identificábamos.

¿Es sano estar siempre enamorado?

Muchos describen la etapa de enamoramiento como una etapa delirante gracias a que en este periodo suele darse una distancia considerable entre lo que es y lo que percibimos. Idealizamos a la otra persona y nos cuesta un mundo ser objetivos, por ello esto no sería un amor real. Amar a alguien implica conocerlo completamente, saber qué nos gusta del otro y qué no e incluso así tomar la decisión de querer permanecer a su lado. 

Mujer con corazones pintados en sus manos tapándose los ojos

Cuando nos enamoramos nuestro cerebro libera unas sustancias llamadas serotonina y dopamina. Su liberación nos genera un sentimiento de placer y felicidad y nos vuelve “adictos” a esa otra persona, ya que nos genera euforia y bienestar. Pero este torrente de emociones va disminuyendo con el tiempo y da paso a nuevas emociones más racionales y en algunos casos menos intensas. Nuestro cerebro estando enamorado se deja llevar por la pasión y felicidad del momento, casi como animales.

Cuando nuestro cerebro ama lo hace también con su parte racional, valorando y tomando decisiones y eligiendo a la otra persona desde un punto más maduro y más humano. Enamorémonos cada día, pero sobre todo aprendamos a amar cada segundo una vez que la inercia de la etapa de enamoramiento se ha roto. Así, el amor duradero implica determinados sacrificios que al principio se nos escapan y demanda un esfuerzo que al principio no nos costaba. Somos nosotros quienes tenemos que decidir si merece la pena o no.

Amor propio, la base para encontrar pareja

Encontrar a la media naranja es una de las prioridades para muchas personas. Sin embargo, para que la búsqueda tenga sentido hay una clave que muchas veces queda fuera de la ecuación: quererse uno mismo es lo primero. Por eso, Cristina Vásconez, Coaching para el Amor, entrega cinco consejos para aprender a trabajar en el amor propio y comenzar un camino más sano hacia una relación de pareja.

Mientras la mitad de la población del país permanece soltera y, posiblemente, buscando el amor, parece que se vuelve cada vez más difícil entregar el peso real a una necesidad que es el punto de partida para relacionarse con otros: amarse uno mismo. “El trabajo del amor a sí mismo no se establece explícitamente como una disciplina personal y, con ello, tiende a funcionar de manera más bien espontánea e, incluso, a confundirse con otras actitudes tales como la auto-referencia y hasta el narcisismo”, María Cristina Vásconez, especialista en Coaching del Amor.

Lo cierto es que amar no es fácil, pero lo más curioso y sorprendente es lo difícil que resulta para los seres humanos quererse a sí mismos. Por eso, y pensando en que partir por cimentar el amor propio es la base para establecer una relación sana con el resto del mundo, Vásconez entrega algunos consejos para comenzar a trabajar para ponerse a uno mismo y a las propias necesidades al centro de todo.

“Si una mujer siente que realiza la mayoría de estas acciones, debe estar confiada al elegir una buena pareja, dado que una relación sana opera como una extensión de la satisfacción y alegría personal. Si por el contrario, hasta ahora hay una postergación de sí misma y privilegia el amor a los demás en desmedro de su autoestima, es momento de tomar urgentemente acciones para cambiar el foco hacia ella misma y comenzar un camino diferente, esta vez hacia su propia historia de amor”, explica Vásconez, quien está preparando un nuevo taller de Coaching para el Amor, dirigido a mujeres solteras, separadas o cualquiera que esté en una mala Relación.

Los consejos de la experta son:

1.- Deja de mirar sólo hacia afuera: El hecho biológico de la ubicación ocular para una visión exterior no es justificación de la pobre y casi nula mirada interior que las personas tienden a tener de sí mismas. La auto-observación es un ejercicio vital y tremendamente necesario para poder conocerse y, sobre todo, para auto-valorarse.

2.- No pierdas tu tiempo al compararte con otras(os): El refrán dice que “el jardín de al lado siempre es más verde”, pero lo que nunca se sabe es el costo y los motivos de ese verde. Es fundamental entender que cada individuo es único, que la manera por la que opera es absolutamente individual y, por lo mismo, las condiciones que hacen feliz a alguien no son traspasables a nadie más.

3.-Aumentar el bienestar: La Sicología Positiva promueve como una responsabilidad individual el ser artífice del bienestar cotidiano. Para ello, propone prácticas simples tales como saborear intensamente, compartir con otros los acontecimientos por pequeños que parezcan, hacer de la felicitación una rutina diaria, agradecer y agradecerse como gesto de generosidad, y por último, plasmar recuerdos positivos utilizando cualquier formato o simbología que opere como icono de celebración.

4.- Toma conciencia de tus emociones: Más allá del rol que todas las emociones cumplen en el individuo, será requisito para el autoconocimiento y la autogestión el estar al tanto de las mismas. Es importante conocer, por ejemplo, su carácter más recurrente o el tiempo de permanencia de alguna emoción en particular, ya que los estados de ánimo generan en las personas una predisposición desde donde cada persona opera. Por eso, es crucial proveerse de emociones que promuevan el bienestar y que contribuyan a abrir puertas.

5.- Sueña con algo: Existencialmente, los individuos se movilizan en pos de un deseo. Las pasiones juegan un rol fundamental a través de las cuales se constituye la existencia. Darles espacio a los sueños implica no sólo mirar hacia el futuro, sino que por sobre todo el ser gestor activo del diseño de la vida, ser el arquitecto del destino. Implica, de hecho, tener una actitud optimista y de confianza, una verdadera manifestación de amor a uno mismo.

Podrás engañar al cuerpo con otra piel, pero no al corazón con otra alma

 
Tomasz Alen Kopera 3

Definitivamente cualquiera puede hacernos erizar la piel, cualquiera puede alborotar nuestros sentidos, haciéndonos sentir muchas emociones y sensaciones asociadas a una liberación hormonal, que responde a un proceso químico y biológico de nuestro cuerpo, pero la conexión que sentimos entre almas, esa sí que va más allá de todo lo que con nuestro cuerpo podemos percibir.

Podemos suplantar una caricia por otra, unos besos por otros, pero cuando vamos más allá, no podemos engañar a nuestro corazón, no encontraremos miradas que nos hagan sentir lo mismo, ni esa sensación de que siempre hemos estado conectados aunque ni siquiera nos hayamos conocido que solo se da cuando dos almas se reconocen.

 
Tomasz Alen Kopera

Cuando dos corazones de quienes han hecho un acuerdo de almas, se separan, el vacío que se siente es profundo, ahoga, quema, suspende el aliento, no se halla en nadie más la satisfacción, la comodidad y el acoplamiento que les pertenece a dos almas que han viajado juntas por más tiempo del que podemos reconocer.

Ciertamente las misiones terminan, muchas veces aun amándose intensamente dos corazones deban tomar caminos diferentes para aprender lo necesario, para llegar a donde deben y no sabemos si en este plano o en otro, pero de seguro estás almas volverán a estar juntas. Sin embargo, mientras estén a distancia física en el marco terrenal podrán reconocer su energía aunque ni siquiera puedan verse.

tomasz alen 2

Cuando dos corazones de quienes han hecho un acuerdo de almas, se separan, el vacío que se siente es profundo, ahoga, quema, suspende el aliento, no se halla en nadie más la satisfacción, la comodidad y el acoplamiento que les pertenece a dos almas que han viajado juntas por más tiempo del que podemos reconocer.

Ciertamente las misiones terminan, muchas veces aun amándose intensamente dos corazones deban tomar caminos diferentes para aprender lo necesario, para llegar a donde deben y no sabemos si en este plano o en otro, pero de seguro estás almas volverán a estar juntas. Sin embargo, mientras estén a distancia física en el marco terrenal podrán reconocer su energía aunque ni siquiera puedan verse.

Una vez que estamos en contacto con ese ser que sabemos que nos arroba más allá de lo tangible, no podremos engañarnos al vincularnos con alguien más, el sentimiento estará grabado en nuestra esencia, nuestra mente podrá confundirse y tratar de suplantar lo que una vez le dio placer, nuestro cuerpo encontrará otras vías para sentirse a gusto, pero nuestra alma siempre nos hará un llamado especial a volver a donde pertenecemos, conociendo a plenitud lo que es el verdadero amor.

 

tomasz alen kopera tenderness (1)

Más allá de poder identificar lo que nos ocurre, debemos agradecer por haber estado en contacto con nuestra persona especial, tomando consciencia de que no importa lo que ocurra en esta transitoria vida, el amor nos une, nos alimenta y trasciende por encima de lo que nuestra razón logra entender.

Sigue adelante, continúa con tu vida, que todo pasa por algo y lo que es para ti, lo será en el momento preciso. Confía siempre que lo mejor está por venir y escucha lo que te diga tu corazón, que no permite ser fácilmente engañado.

Me encantan las personas que no necesitan tener el control de todo

controladoras

 Muchas veces podemos estar rodeados de personas controladoras, que pueden tratar de limitar nuestras vidas, tratando de ajustar nuestras acciones a sus expectativas, sin darnos la suficiente libertad de ser y hacer lo que queramos.

Las personas controladoras pueden ir desde una pareja, hasta nuestros padres, pasando por jefes, amigos, etc. Son personas que necesitan que todo encaje en el esquema de cómo ellos piensan que deberían ser las cosas, sin dar mínimos márgenes de desviación con lo que pueda ocurrir.

manipulacion

 

Muchas veces las vías que usan las personas controladoras encierran la manipulación, buscando a toda costa obtener los resultados que ellos desean, por eso debemos estar alertas y saber identificar cuándo estamos expuestos ante una persona que nos quiera controlar, puesto que no siempre será necesariamente evidente.

 

Depende de la capacidad que tenga esa persona de influir sobre nosotros y de cuánto nosotros podamos ceder el control de nuestra vida en sus diferentes etapas, lo que determinará el alcance que tengan sobre nuestra vida.

 

No venimos acá a cumplir las expectativas de nadie, ni para actuar como otros quisiesen, menos a vivir la vida o los sueños diferentes a alguien más y cuando permitimos que alguien controle una partecita de nosotros, estamos dejando de lado nuestra capacidad de escribir nuestro libro de vida, estamos cediéndole a alguien más es lápiz para que se haga cargo y cada palabra que se escriba allí, será algo que de manera espontánea dejaremos de vivir.

manipules

No es bueno intentar controlarlo todo, genera mucha frustración, todos debemos entender que cada quien tiene sus maneras, sus procesos, sus preferencias y su derecho a hacer las cosas como les parezca, aunque eso incluya el equivocarse, el hacer las cosas diferentes al resto, el experimentar. Cada una de las acciones deja una lección y si pretendemos que las cosas se hagan a nuestra manera por necesidad de controlarlo todo, probablemente le estaremos robando a alguien más una experiencia enriquecedora.

La vida no está escrita, debemos sentirnos libres de vivir, de experimentar, de crecer con nuestros pasos, escuchando a quienes nos quieren bien, pero sin darles la posibilidad, por muy buenas que sean sus intenciones de controlar parte de nuestras vidas. Dejemos ser y sobre todo defendamos nuestro derecho a ser lo que queramos.

LibertadInterior

En el amor no podemos forzar nada, ni siquiera el olvido

mujer-con-cabeza-desvanecida-en-pájaros

 Amar a alguien lleva consigo muchísimas cosas maravillosas, sin embargo, también nos podemos ver expuestos a situaciones que nos generen dolor y en caso de acabar una relación amorosa quisiéramos poder tener un interruptor y borrar cada recuerdo o al menos la posibilidad de que vengan a nosotros en cualquier momento, para llenarnos de nostalgia, de dolor, a veces de rabia y frustración.

Cuando nos vemos sometidos al dolor que nos crean las vivencias del pasado, conscientemente quisiéramos olvidar todo lo que pueda estar vinculado a ese sentimiento y muchas veces nos engañamos a nosotros mismos procurando encontrar ese estado.

mujer con pajaro y llave

Podemos distraer nuestra mente para no pensar, podemos leer libros, hacer muchas actividades, ocupar nuestro tiempo y nuestra mente en cualquier cosa que nos desconecte y aunque esto podría ayudar, debemos estar conscientes de que no estamos dándole la cara al dolor, estamos tratando de meterlo debajo de una alfombra y lamentablemente esa alfombra nos pertenece y debemos pasar sobre ella muchas veces y mientras más cosas acumulemos debajo de ella, más difícil será para nosotros transitarla.

El dolor que se esconde se magnifica

el-corazon-de-las-buenas-personas-esta-hecho-de-lagrimas-escondidas

Todo lo que no procesemos y dejemos de sanar hará estragos en nosotros tarde o temprano. Es necesario hacer uso de nuestras herramientas para poder lidiar con lo que no nos agrada. No debemos hacer como si nada pasa, si algo ocurrió debemos darnos el tiempo necesario para sanar, sin desesperar, entendiendo que en la medida que aceptemos esa pena podremos transmutarla.

Olvidar no debe ser el objetivo

La verdad es que sacar información de nuestra mente que nos ha generado un impacto importante, a no sea por un proceso inconsciente de protección, donde bloqueamos los recuerdos dolorosos, pues es poco viable. Lo que debemos buscar es llegar a un estado en donde el recuerdo no nos duela, que podamos sonreír después de todo y donde nuestra mente no recurra a esos acontecimientos que nos generan malestar con tanta frecuencia.

Todo es transitorio

mujer libre con pajaro

Debemos recordar que el tiempo nos ayuda a ver las cosas de una manera diferente y que todo cambia, la alegría de hoy pueden ser lágrimas mañanas y quizás hoy lloremos por amor, para mañana sentirnos plenamente dichosos en una relación. No le demos a las cosas más importancia de la que merece, siempre en nuestra mente las cosas se complican más de la cuenta.

Aprendamos a soltar, a dejar ir, a perdonar a otros y a nosotros mismos, procuremos atesorar los recuerdos que nos llenan de alegría y así mismo aceptar las situaciones complicadas de nuestras vidas. La vida lo incluye todo, la felicidad y la tristeza, el amor y la decepción, las verdades y las mentiras, no queramos sacar de nosotros aquello que ha contribuido a ser como somos hoy, el olvido es perder algo de nosotros, que nos ha llevado a donde estamos ahora, que siempre es el lugar correcto, aunque en el momento no lo entendamos.

 

Por: Sara Espejo