Comprendiendo a los hombres

image

 

He aquí algunas verdades que se esconden detrás del sexo masculino:

 

– Para ellos, el amor no tiene que ver con la comunicación, tiene que ver con la conexión.

– Una mujer no logrará acercarse a su hombre, si le habla como a una de sus mejores    amigas.

– Las emociones masculinas son como la sexualidad femenina: no se puede ser muy directo, ni ir con    demasiada prisa.

– Hay cuatro maneras de conectarse con un hombre: el tacto, la actividad, el sexo y la    rutina.

– Los hombres quieren relaciones de pareja que funcionen, siempre y cuando esto no implique actuar como    una mujer.

– La conversación, acerca a las mujeres pero aleja a los hombres.

– El secreto mejor guardado de un hombre silencioso es el siguiente: su mujer le aporta sentido a su    vida.

Anuncios

La caja de Pandora…

Y cuando Pandora abrió la caja y liberó todas las desgracias del mundo, la desesperación invadió a los hombres, haciéndoles pensar que todo estaba perdido.Pero Pandora corrió hacia ellos exclamando que no era así, que no todo estaba perdido que quedabala ESPERANZA…

La Esperanza mi más fiel compañera de viaje, esa que me dice que todo llegará y que todo pasará que después de un tiroteo de palabras afiladas, llegará una lluvia de hermosas palabras de esas que acaricían… Mi querida Esperanza siempre estás ahí para recordarme que mi enemiga Autoestima me miente diciéndome que no le importo a nadie, siempre demostrando que detrás de un guiño, una sonrisa ,una mirada se esconde un aprecio, una amistad, se esconde lo que de verdad es IMPORTANTE.

DIVINO FEMENINO

Las mujeres guardan en lo más profundo de cada célula de su ser 
 el antiguo conocimiento del divino femenino, 
aseguran las abuelas. 
Como sus cuerpos están sujetos a los grandes ciclos de la luna y las estrellas, 
la sabiduría de las mujeres está conectada con los mismísimos cielos. 
 Su sabiduría natural respecto a los ritmos del nacimiento, 
 la vida y la muerte es mucho más amplia que la de cualquier hombre, 
y no debería estar nunca sujeta a ninguna religión ni a las leyes judiciales. 
 Recordad, dicen las abuelas, que las mujeres hemos sido bendecidas. 
Somos infinitamente sabias, creadoras y hacedoras de vida, 
las portadoras de la semilla de los niños de la Tierra. 
Debemos ser fuertes y caminar con nuestro poder 
y nuestro conocimiento innato 
bajo la protección de los cuatro puntos cardinales. 
Con el mundo al borde de la destrucción, 
las mujeres deben despertar esta gran fuerza que poseen 
 y devolverle al mundo la paz y la armonía. 
Cuando hombres y mujeres 
pongan en movimiento esta inmensa fuerza transformadora femenina 
de amor incondicional que llevan dentro, 
se producirá el cambio y una gran curación. 
Carol Schaefer. La voz de las trece abuelas. Edit.Luciérnaga 

Una mujer debe tener

El valor necesario para alejarse cuando no la aman.

Libertad económica suficiente para irse y rentar un lugar propio, incluso si nunca lo desea o lo necesita.

Una etapa de juventud que dejar atrás con gusto.

Un pasado suficientemente rico en experiencias, como para ser contado al llegar a una edad avanzada.

La certeza de que seguramente llegará a una edad avanzada y tener dinero guardado en el banco, suficiente para no depender de nadie.

Un equipo completo de destornilladores, taladro…. y al menos un brassier negro de encaje.

Un hermoso mueble en casa, que no perteneció a nadie en la familia.

Un e-mail en donde recibir y enviar frases de aliento.

Un juego de vajilla para ocho personas, copas y la receta para una cena que haga espléndidamente a sus invitados.

Una rutina de cuidado de la piel, un plan de ejercicios y un proyecto para enfrentar aquellas facetas de la vida que no mejoran después de los 30.

Un inicio sólido en una carrera que le encanta.

Una relación satisfactoria…

. La colina de las cruces de Lituania.

.

La meca de la fe en Lituania

Paseamos hoy por un lugar realmente sorprendente, tras estos días de semana santa en los que las cruces son las protagonistas, viajamos hasta La Colina de las Cruces de Lituania, probablemente el lugar del mundo en donde se concentra el mayor número de cruces imaginable.

 

La Colina de las Cruces, también conocida como la Meca de Lituania se encuentra a unos 13 km de Šiauliai, la cuarta ciudad más grande de Lituania, en el norte del país.

Su origen se remonta al año 1236, cuando la ciudad es fundada para defender la zona de los asaltos de los caballeros Teutónicos, cosa que no conseguiría ya que éstos conquistarían la zona y la dominarían durante todo el siglo XIV. Algunas fuentes indican la colocación de las primeras cruces en la colina durante este periodo. Con el paso de los años, el catolicismo Lituano comenzó a usar este lugar como emblema ante la opresión.

.

.

Ya en el siglo XIX Rusia se apodera de Lituania. Más de una sangrienta batalla se libraría en estas tierras contra los opresores rusos y miles de soldados lituanos morirían en ellas. Los familiares, ya que no podían dar sepultura a muchos de esos cuerpos, utilizaron la colina como improvisado cementerio simbólico. En 1895 había 150 grandes cruces y otras tantas de menos tamaño. El lugar comenzaba a convertirse en un centro de peregrinación, símbolo paz, libertad y esperanza para el pueblo lituano.

Ya en el siglo XX llegan las dos grandes guerras, tras la primera, los alemanes ocuparían el país durante tres largos años. En la segunda, los rusos volverían a invadir la zona, para ser reconquistada de nuevo por los alemanes durante un breve periodo de tiempo y retornar al final de la guerra a las manos de Stalin como República Socialista de Lituania.

En estas fechas la colina había crecido. Miles de pequeñas cruces se amontonaban alrededor de la colina, coronada ya por 400 grandes cruces. A los rusos no les gustaba nada que este lugar se convirtiera en símbolo de libertad para los lituanos e hicieron lo imposible para que desapareciera del mapa. Lo quemaron todo en varias ocasiones, intentaron nivelar la colina e incluso convirtieron la colina en un vertedero de residuos y desechos. Pero nada de esto acabó con ella, al amanecer, decenas de cruces aparecían de nuevo plantadas allí y por mucho que se esforzaran en destruirlas, volvían a aparecer una y otra vez. Los rusos incluso proyectaron inundar toda la zona construyendo una presa en un río cercano, pero para suerte de los lituanos, cayó el régimen comunista y nada de esto llegó a llevarse a cabo.

.

.

.

Desde entonces hasta nuestros días el número de cruces y la importancia del lugar como centro de peregrinaje ha ido en aumento. Se estima que hay más de 100000 cruces de todo tipo y tamaño. A las cruces se han unido estampas, rosarios, fotografías, estatuas  y todo tipo de objetos religiosos que la gente ha ido allí amontonando como recuerdo de sus antepasados, familiares o amigos.

La colina de la fe, como suele ocurrir en estos casos, también se ha convertido en un negocio para muchos, que venden en las cercanías cruces y abalorios de todo tipo para los turistas desprevenidos que acuden allí sin llevar la cruz de casa. Quizás la masificación desvirtúe un poco el sentido original de la colina, aunque esto no quita que el lugar sea realmente sorprendente y que sea un punto emblemático dentro del recorrido de peregrinajes en Europa.

.