Apaga la tele.

La actual es la generación con más información a su alcance, sin embargo es probablemente la menos crítica con esta información y por ello la menos capacitada para aprovecharla.

Se ofrece la posibilidad de escoger a la vez que se entregan las opciones prefabricadas por las que decidirse, siendo muy pocos los que se molestan en encontrar alternativas para que resulte significativa su elección entre la de la multitud influenciada.

Controlar los medios de comunicación supone controlar (o incluso crear) la opinión pública y mediante esta, obtener la sumisión pacífica de la población.

El periodismo se limita a presentar opiniones prefabricadas como si se tratase de noticias, cualquier idea o noticia al margen de este sistema pasará desapercibida entre la ingente cantidad de información disponible, ya que tampoco tendrá cabida en ningún medio de difusión masiva: todos están bajo un mismo poder.

Incluso las investigaciones “científicas” se dirigen comercialmente a demostrar aquello que los que patrocinan la investigación pretenden que se demuestre. El coste de estas investigaciones y de la posterior difusión de sus resultados implica que solo están al alcance de grandes corporaciones.


Armas de desinformacion masiva para una humanidad cautiva :