Si le pides señales al universo, cree en ellas cuando las veas

Si le pides señales al universo, cree en ellas cuando las veas
Muchas veces nos dedicamos a pedirle al universo señales claras de cuál camino debemos tomar, o que nos ayude a aclarar cuándo sería el mejor momento de actuar ante una determinada situación… Aunque esto representa delegar de alguna manera nuestro poder de decisión, sin embargo, soy creyente de que el universo de manera especial, siempre da respuesta a nuestras interrogantes.
Pero no solo basta con recibir una señal, es notarla e interpretarla de manera conveniente, es allí donde surge la duda, ¿será ésta una señal? Por lo general la respuesta es sí, porque normalmente tu intuición te está llamando la atención sobre un factor que quizás, en otras circunstancias, pasarías desapercibido.
amor-verdadero-RINCON
La verdad es que las señales las vemos cuando estamos preparados y esto es algo así como un pacto del universo con nuestro yo superior, en donde ambos saben que seremos capaces de racionalizar esas entradas y que actuaremos en consecuencia.
Limitemos el rol de la mente y dejemos que el corazón tome un tanto el control, la mente por lo general nos llena de dudas, nos hace enfocarnos en los miedos, nos nubla las alternativas y nos hace ciegos ante las señales. Cuando damos paso al corazón de intervenir, éste es capaz de tomarnos de la mano e ir recolectando junto a nosotros, todas las señales que sintamos necesarias para elegir el camino que esté alineado a lo que queremos y buscamos.
Date la oportunidad de escucharte, de atender tus deseos, de entender tu propósito. No le dediques la mayor parte de tu vida a atender los deseos de los demás, no dejes de perseguir tus sueños, por mirar o apoyar a otros a conseguir los suyos. Tu vida es solo tuya, al final nadie será feliz por ti, ni aprenderá por ti, ni sanará por ti… Por más satisfacciones que podamos encontrar en nuestros afectos, nuestra prioridad, aunque suene egoísta, debemos ser nosotros mismos.
Universo 2
Cuando nos damos permiso de ir por lo que queremos, todo resulta más sencillo, todo parece conspirar para que obtengamos más y más de lo que queremos, de lo que nos gusta, de lo que nos hace felices… Y es en este punto donde vemos con claridad las señales que nos da la vida, ya no dudamos, porque en el fondo ya sabemos qué camino tomar y las señales solo refuerzan lo que presentimos.

Imbolc

El 2 de febrero se celebra la festividad de Imbolc en el calendario Celta, el día de la diosa Brigid o Santa Brígida (La Virgen de la Candelaria) según la tradición cristiana.

El Imbolc, uno de los cuatro festivales principales o Sabbats mayores del calendario celta, asociado con el ritual de la Fertilidad y Fuego. En Escocia el festival es también conocido como Latha Fhèill Brìghde, en Irlanda como Lá Fhéile Bríde y en Gales como Gwyl Ffraed.

Es en esta época cuando la Diosa se recupera, tras haber dado a luz al Dios en Yule. La fortaleza del joven Dios se siente en los días, ahora son más largos y la luz de su sol comienza a calentar con más fuerza y a hacer fértil la Tierra. Los hielos comienzan a descongelarse, y la flora y fauna vuelven a la vida, después de haber estado dormidos durante el invierno.

Este Sabbat, el primero mayor del año, se corresponde con el despertar de la naturaleza. Es una celebración de purificación, una celebración de luz y fertilidad, por ese motivo se le conoce como la Fiesta de las Luces o Candelaria.Antiguamente en Europa era celebrada con enormes llamaradas, antorchas y cualquier otra forma de fuego, en representación de la propia iluminación e inspiración de cada ser humano.

Imbolc es la mejor época para iniciar nuevos proyectos, comprometernos con nosotros mismos, alentados por la fuerza del fuego del renacimiento.

Un sencillo y muy efectivo RITUAL de Imbolc consiste en quemar incienso Copal (recordad que el carbón, así como el resto de elementos, debe encenderse siempre con cerillas de madera) sobre un carbón. El Copal purificará el área circundante, alejando las vibraciones perturbadoras y negativas ayuda a tener un estado positivo y encenderá nuestra Luz Interior.

Una vez prendido, debéis pasar sobre el humo que desprende el velón blanco ritualizado, para así purificarlo y cargarlo con las energías del ritual. También debéis pasar por el humo el frasco de aceite de sándalo ritualizado.

A continuación, se debe ungir el velón blanco con unas gotas de aceite de sándalo (lo suficiente para que toda la superficie quede bien cubierta) y dejar la vela sobre una superficie metálica o que no pueda arder (por ejemplo, una bandeja, seguridad ante todo!). A sus pies, dejamos la cruz de Brigid.

Prendemos el velón con cerillas de madera y recitamos la siguiente oración:

Dioses de la Muerte y la Resurrección,
Diosas de la Vida y Fecundida,

Fortaleced nuestros corazones,
Que la Luz se cristalice en nuestra sangre,
Llenándonos de Resurrección,
Pues no hay parte de nosotros que no sea de los dioses.

Fuego de la Tierra, llama del Sol,
Cúbreme con tu luz ardiente.
Tu resplandor me inunda, y renazco Purificado.

Una vez se consuman las velas, debéis llevar siempre con vosotros la Cruz de Brigid (o dejarla en algún lugar de vuestra casa u oficina cercana a vosotros), para que nos proteja y guarde.

Disciplina japonesa: 8 Consejos para que tus hijos sean obedientes y responsables

Cuando se trata de la crianza de los niños, los japoneses tienen muchísimo qué enseñarnos y es que solo basta con ver a un niño japonés en la calle para saber la gran formación que tiene y lo independiente que es. No por nada, estos niños caminan solos hasta su escuela desde temprana edad. ¿No es eso sorprendente?

Pero otros grandes rasgos que tienen estos pequeños, es que son completamente respetuosos y obedientes con sus padres y maestros. Si alguna vez te has preguntado cuál es el secreto de los padres japoneses, descuida, aquí te los revelaremos para que tus hijos sean el sueño de todo padre…

¡Sigue desplazándote para saber más al respecto!

Si no conocías estas técnicas de crianza, entonces COMPARTE esta nota con tus amigos, ellos también deben saberlas. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

Desde temprana edad, los niños pueden irse acostumbrando a evadir las responsabilidades

Algo que está absolutamente mal, ya que a futuro les traerá serios problemas no solo académicos, sino también personales y profesionales, porque serán incapaces de asumir responsabilidades y de cumplir las metas planteadas. ¡Y nadie quiere eso para su hijo!

pequeño jugando con tablet

A muchos padres les cuesta hacer que sus hijos obedezcan y cumplan con sus deberes

De hecho, les resulta casi imposible levantarlos temprano para que vayan a la escuela, que acomoden su cama, recojan los juguetes, hagan las tareas del colegio o que ayuden con algunos de los quehaceres del hogar.

niño haciendo rabieta

De hecho, muchos padres terminan desesperándose y prefieren simplemente rendirse ante la disciplina de sus hijos

Sin embargo, es necesario que los padres no se rindan y continúen estimulando a sus hijos para que asuman más responsabilidades a medida que vayan creciendo.

niña sacando la lengua a su madre

Especialistas en la materia comentan que cuando un niño no se acostumbra a cumplir con sus obligaciones a temprana edad, es muy probable que crezca siendo un irresponsable

Pero descuida, eso no significa que vaya a ocurrir eso con tu hijo, ya que es allí donde la disciplina japonesa puede ayudarnos.

niño bravo

Para los japoneses, la forma en que los niños se comportan es mucho más importante que su formación académica

Y es por ese motivo que la disciplina de los niños japoneses es reconocida mundialmente. A continuación, te dejamos algunos consejos que siguen los padres japoneses para tener hijos obedientes, respetuosos y responsables:

niño

1. Un tiempo determinado para todo

Para los japoneses la rutina es muy importante. Por lo que no es suficiente que el niño sepa que debe atender la cama, sino que además es indispensable que lo haga a la hora que se tenga que hacer y no más tarde.

niño estudiando

De esta manera, el niño aprende a crear su propia rutina y con el tiempo hará todas las tareas por sí solo, sin que lo obligues

Para eso, los japoneses le piden a sus hijos que haga una misma tarea durante un minuto, todos los días a la misma hora. A medida que pasan los días, comienzan aumentar la actividad y el tiempo. Ya después de un mes o dos, el niño hará la actividad asignada por sí solo.

niña comiendo

2. Evitar las frases negativas

Según Martha Cuadros, maestra de cursos profilácticos, las frases negativas afectan negativamente el comportamiento de los niños. Por lo que debes evitar frases como: “eres un bueno para nada”, “no sabes hacer las cosas bien”, “eres tonto”, etc.

padre e hijo

Puesto que esas frases pueden dejarlos marcados y hacerles creer que realmente no pueden hacer nada bien

Algo que a futuro afectará el desarrollo de su personalidad y el concepto que tienen de sí mismos. Por esa razón, los japoneses nunca gritan cuando se dirigen a sus hijos o a otras personas, tampoco reprenden físicamente ni dan sermones. Ellos muestran su inconformidad con la mirada y la entonación de la voz.

padre e hijo

3. Asignar tareas

Una gran manera de estimular la responsabilidad de los niños es asignando tareas diarias de autocuidado, e ir agregando tareas más difíciles a medida van creciendo.

niña cepillándose los dientes

Por ejemplo, es necesario que los niños a temprana edad sepan lavarse los dientes, tender la cama, recoger los juguetes, entre otros

Y a medida que crecen, puedes exigirles que ayuden con los quehaceres del hogar, como lavando los platos, tendiendo la ropa o sacando la basura.

pequeños ayudando con los platos

4. Explicarles por qué es importante que realicen sus tareas

Los especialistas recomiendan que los padres conversen con sus hijos sobre la importancia de las tareas que se les asigna. Para que así puedan comprender por qué es importante el autocuidado o la ayuda en el hogar.

madre e hijas

De esa manera, no discutirán a la hora de hacer sus tareas y no la hará por solo obediencia, sino porque saben que es importante que la hagan

pequeña ayudando en el hogar

5. Pasar tiempo con los hijos

Algo muy característico de la crianza de los niño en Japón, es que las madres están acostumbrada a estar con sus pequeños hasta los 3 años. Involucrándose en cada tarea que hacen y hablan sobre lo que les ha acontecido en el día.

padre e hijos

Mientras que los padres también acompañan a sus hijos en algunas labores y hablan con ellos para desarrollar un gran vínculo familiar

padre e hijos

6. Reconocimiento

Es sumamente importante que los niños sepan cuándo están haciendo las cosas bien y que a sus padres les gusta que cumpla con la tarea. Con esto no te decimos que debes darle un premio, porque si no siempre buscará una recompensa por cada cosa que haga.

niña

Pero los padres deben aplaudir sus esfuerzos y decir frases como las siguientes cuando hacen las cosas bien:

“Gracias”, “esta vez te quedó mejor que la vez pasada” o “lo hiciste muy bien”.

madre con sus hijos

7. Dar ejemplo

La mejor manera de enseñarle algo a un niño es a través del ejemplo. Hay padres que suelen quejarse a menudo de las tareas que deben hacer y eso ocasiona que los niños piensen que los deberes son agobiantes.

abuelos con su nieta

Así como también hay padres que le piden a sus hijos que sean ordenados, cuando ni ellos mismos lo son

Por lo tanto, cuando vayas a enseñarle algo a tu hijo, ayúdalo al principio y muéstrale tu ejemplo.

pequeños

8. Constancia

Es muy importante que los padres no solo exijan a sus hijos que hagan la tarea y que la misma se realice a la misma hora, sino que además sea algo constante.

niños en el colegio

Que todos los días se laven los dientes, tiendan la cama, laven su plato, etc

Esto es con el fin de afianzar la rutina.

niña estudiando

Familiares tóxicos también deben salir de tu vida y no debes sentirte culpable

Siempre se habla de las relaciones toxicas sentimentales o con amigos, olvidando que existe algo peor, los familiares tóxicos de quienes también es mejor aleja

Familiares tóxicos también deben salir de tu vida y no debes sentirte culpable

La sociedad nos enseña que los lazos familiares deben mantenerse para siempre, sobre todo cuando se trata de mamá, papá o hermanos, en estos casos es casi una obligación amarlos, respetarlos y dejarlos para siempre en tu vida. Sin embargo, esto no tiene porque ser así, ya que estos sentimientos se ganan.

Cabe destacar que es importante valor la vida de todas las personas y olvidarnos de volvernos jueces de otros, ya que eso solo nos hace daño. En el caso de sentir rencor porque una persona no ha cumplido con nuestras expectativas es algo que más bien deberíamos trabajar.

Que nadie destruya tu equilibrio menta

Pero si alguien de tu familia, te hace daño, rompe tu equilibrio mental y hasta llega a ser violento de manera física o emocional, lo mejor es alejarse sin ningún problema. Recuerda que los títulos familiares y los lazos sanguíneos no pueden borrar las heridas en los corazones de las personas.
Además no todas las familias, son lo que deberían ser, mucho menos la imagen que nos venden, existen personas toxicas incluso dentro del plano familiar, que definitivamente podrían hacerte daño.
No hemos venido al mundo a sufrir, mucho menos por otras personas, aunque lleven nuestra sangre.

La familia siempre debe estar ahí para protegerte, más cuando se trata del padre, madre o los hermanos, cuando esto se sale de control, lo mejor es romper lazos y no sentirte culpable, cada quien tiene sus razones y es algo completamente valido.

Eso sí, ten presente que como toda perdida es necesario trabajarla, tratar con el dolor, no esconderlo y sobretodo aprender a perdonar. No es tu culpa que esa persona se comportará de manera negativa, así que no te sientas culpable por sacarla de tu vida.

No dejes ir a quien toca más tu alma que tu cuerpo

La vida nos trae a diferentes clases de personas a nuestra puerta, así como nos arrastra a los brazos de otras. Toda persona que se cruza en nuestro camino tiene una misión para cumplir con nosotros y nosotros con ella. Sin embargo, hay algunas a las que jamás deberíamos dejar ir.

En un mundo de inmediateces y de conductas tan materialistas, es posible confundirnos y llegar a creer que quien más contacto físico tiene con nosotros es quien más nos ama, pero no necesariamente es así.

Hay personas que pueden pasarse su vida a nuestro lado, pero nos pasan desapercibidas. ¿Por qué? Porque se dedican a acariciar nuestra alma, y las sensaciones que provocan no son tan intensas como las físicas.

Descubre quién te está tocando el alma y no lo dejes ir.

Señales que indican que alguien te toca el alma

Te hace sonreír: haz un recuento de cada vez que sonríes. Ahora identifica a la persona que logró este efecto en ti. Ya sabes quién es, así que puedes empezar a tomar acciones para que siempre esté a tu lado.

Te hace ver lo mejor de ti: cuando te miras al espejo y encuentras una arruga, esa persona ve lo radiante que eres y te lo dice. Es alguien que halaga tu comida (o lo acertado que te has mostrado al elegir el restaurante); que le gusta tu ropa y que te recuerda que tienes una mirada muy hermosa. Hay veces que su imagen se desdibuja ante ti, ya que das por sentado sus halagos y su apoyo, pero piensa cómo serían las cosas si no contaras con ellos. Si ya comienzas a sentir el vacío, es que esa persona te acaricia el alma.

Te ayuda a corregir tus defectos con sutileza: mientras otra persona te espeta sin el más mínimo tacto: “¡Eres un torpe!” Esta persona te pide que lleves el plato con cuidado parque que no se te caiga. Un día te levantas y te das cuenta que eres alguien mejor. Mira hacia el otro lado de la cama, si es gracias a él o ella, no lo dejes partir.

Confía en ti: no tienes que jurarle lo que le dices ni prometerle lo que le propones, se trata de alguien que confía plenamente en ti y que sabe que harás lo mejor de tu parte para que todo salga lo mejor posible. Si las cosas no se dan como las planeaste, nunca se le ocurre acusarte de nada, porque sabe que tu intención fue siempre la mejor.

Está presente en los momentos más difíciles: es alguien a quien no tienes que llamar para que transite contigo esos momentos por los que nadie quiere pasar. Esta persona está a tu lado del mismo modo que lo está el aire que respiras.

Te ama, pero no necesariamente lo repite como un disco rayado: su amor está tan presente, que no es necesario que te lo diga. Sin embargo, puede ser que dudes que te ama, ya que hoy necesitamos que todo sea dicho de forma explícita.

Recuerda que la persona que te toca el alma, es sutil, reservada y vela por tu bienestar. ¿Es necesario que te diga lo que te demuestra con cada latido de su corazón?

La felicidad es la certeza de no sentirse perdido

¿Cuántas vences nos hemos preguntado si realmente somos felices? ¿Por qué a veces nos sentimos tan perdidos que no sabemos exactamente cuál debe ser el rumbo que debemos tomar? Encontrar el sentido de nuestra vida es descubrir, al menos en parte, la llave de la felicidad.

La vieja discusión del mundo de la filosofía y de la psicología sobre qué significa ser feliz en la vida cotidiana se ha llegado a plantear en términos de si existe o no, si es tan solo algo transitorio o si de verdad se puede ser feliz. La discusión, como siempre, tiene mucho que ver con la pregunta de a qué llamamos felicidad.

Dependiendo de ello, nuestro bienestar se volverá algo imposible, algo transitorio o algo capaz de ser alcanzado. En los últimos años, alrededor del concepto de felicidad se han realizado diferentes estudios alcanzando distintas conclusiones.

También se han intentado establecer líneas de separación y relación con otros conceptos muy relacionados, como la alegría. En cualquier caso, en lo que la mayoría de los autores coinciden es que en la definición de felicidad existe una parte subjetiva que tiene que descubrir y definir cada uno, de ahí quizás que sea tan fascinante.

«Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas»

-Pablo Neruda-

Llave con palabra felicidad en inglés

La felicidad es un estado personal interno

Podemos estar alegres y ser infelices; podemos estar tristes y ser felices. Así lo recoge un estudio longitudinal basado en la felicidad de personas de más de 148 países, donde se extrae la conclusión de que este concepto es un estado interior y que no tiene tanto que ver con lo que nos pasa de piel hacia fuera como de piel hacia dentro.

Según revela este estudio sobre la felicidad, los españoles viven una media de 58,8 años felices. Este dato sitúa al país en los primeros puestos de una lista formada por un total 148 naciones, lo que supone una gran representación (concretamente más del 95% de la población mundial).

Las conclusiones de otro macro-estudio longitudinal de Harvard defienden: que la felicidad es un estado interno duradero y que no es producto un evento casual y transitorio que depende de lo bien que vayan las cosas. Pensado así, nuestro bienestar podría estar relacionado con la tranquilidad interior, con la paz espiritual, una sensación interna de serenidad, de tranquilidad y de certeza que nos llena y nos inunda de una agradable satisfacción con respecto a la vida.

«La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos»

-Henry Van Dyke-

Mujer feliz con globos de colores

La felicidad está íntimamente ligada con encontrar nuestro rumbo

Como bien dijo Jorge Bucay, la felicidad también puede ser definida como la certeza de no sentirse perdido. Este autor, en la línea de las nuevas investigaciones sobre el bienestar personal, afirma que ser feliz tiene mucho que ver con conocer nuestro rumbo.

La felicidad no se relaciona con llegar a ningún lugar, sino con ir en una dirección adecuada. No se refiere a la alegría vanidosa que pueda nacer de haber conseguido, o ser capaz de conseguir, lo que otros no consiguieron. Esto no hace feliz a muy pocos o a nadie. Es mentira que la felicidad tenga que ver con estos logros tan tontos que hacen que, una vez que se consiguen, necesites buscarte uno nuevo porque el finalizado ya caducó.

Mujer disfrutando de su felicidad en bicicleta

La felicidad participa y se nutre de la mente clara que te dirige en una dirección. Disfruta de los desafíos cuando la senda que hemos elegido está en sintonía con los valores que apoyamos, cuando tiene la confianza de que pase lo que pase siempre puede mirar la brújula y seguir avanzando, creciendo y viviendo aventuras. Precisamente, en esa emoción, la felicidad se recrea, crece y nos inunda.

«Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo»

-Leon Tolstoi-

Carta a mi yo del pasado

Dedicarle una carta a la persona que fuiste en un momento delicado, es decir, a una versión de ti mismo durante una mala época de tu vida puede resultar reconfortante y producir un efecto sanador.

«Mi yo del pasado», la persona que fui, te dedico estas líneas. Me doy la oportunidad de escribirte, ya que desde hace bastante tiempo he querido hacerlo y no he encontrado el momento.

En este sentido, quizás un gran número de personas desearían volver al pasado y hablar con esa niña que fueron, con ese adolescente que dejamos de ser, con esa joven adulta que pasaba por una mala época. Es probable que quien esté leyendo estas líneas se le ocurra algún momento concreto de su vida, una versión de sí mismo a quién le dedicaría unas palabras.

Las versiones de uno mismo se forman en las distintas etapas que vamos viviendo a lo largo de nuestro crecimiento evolutivo. Son etapas de las cuales no se puede retroceder, no podemos volver a ser aquella niña que fuimos ni esa chica adolescente, es decir, no podemos modificar el pasado, volver atrás en el tiempo no es una posibilidad. No obstante, el pasado es una forma de aprender, de adquirir cierta sabiduría que nos ayudará en el presente.

Cabe destacar que todas las versiones de uno mismo forman parte de nosotros, de nuestra identidad, de quienes somos actualmente.

«Mi yo del pasado» forma parte de mi «yo del presente» y de «mi yo del futuro». Tal y como afirmó el escritor Carlos Fuentes, “el pasado está escrito en la memoria», por lo que el pasado está integrado en lo que somos en el presente.

Soy quien soy gracias a la niña, a la adolescente y a la joven que algún día fui.

Mujer en una ventana pensando en cuando todo nos da igual

Querida yo del pasado

Querida yo del pasado, sé que no es buena época para ti, que sientes que todo te queda grande, que no serías capaz de conseguir ninguna meta, ningún objetivo y que no puedes con todo. Te ves pequeña, incapaz, inútil, pero no lo eres. Aunque no lo creas, es cierto. Lo que ocurre es que aún no te has descubierto, no has conseguido verte.

En efecto, en este preciso instante piensas que no puedes confiar en ti, en todo aquello que eres capaz de conseguir. Pero no te preocupes, llegará ese momento, ese instante en el que empieces a percibir el potencial que tienes. Tranquila, llegará tu momento, solo tienes que darle tiempo al tiempo.

Quiero decirte que tengas en cuenta que potencial no consiste en ser la mejor ni en tener enormes metas cumplidas, sino en ser la mejor versión de ti misma, en disfrutar de lo que hagas; confiando en ti, en que puedes, que tú también tienes cualidades, también puedes alcanzar tu propio bienestar personal.

No podemos mirar el presente y el futuro obviando el pasado, pues ambos están formados y condicionados por el mismo.

Exprime cada momento

Ni te imaginas aún cómo va a cambiar tu historia y las cosas tan geniales que tienen que pasarte. No quiero adelantarte nada, quiero que vivas cada día y disfrutes de cada sensación que cada momento pueda darte, incluso de todo aquello que traiga a relucir lo peor de ti.

Tal y como afirma Eckhart Tolle, escritor, «debemos concentrarnos en el presente, en lo que estamos realizando en este momento. Eso hará que nuestros pensamientos no gobiernen nuestra vida y que todo fluya con suavidad». Por lo tanto, vive, experimenta, equivócate, pues aquello que experimentas, aunque erres, te aportará una valiosa enseñanza.

«Aprende a disfrutar cada minuto de tu vida. Sé feliz ahora».

-Earl Nightingale-

Mujer mirándose al espejo

Solo es una mala época

A «mi yo del pasado» a día de hoy te diría: tranquila, toma aire, respira. Estás pasando por una mala época, lo sé, soy consciente de la angustia que estás sintiendo. Recuerda que es una mala época, no es una mala vida y que saldrás de esta, te lo aseguro. Puedes y podrás con todo aquello que te parece un mundo en este momento.

Para terminar, quiero darte las gracias. Gracias porque a través de ti he aprendido a ser la mejor versión de mí misma, a quererme y a valorar lo realmente importante. Me has enseñado todo lo que necesitaba saber, me has allanado el camino.

«De ti he aprendido grandes lecciones. Y me he hecho mayor contigo. Por todo esto y mucho más, «mi yo del pasado», gracias».

-Tu yo futuro-