Si no puedes sumar a mi vida, al menos no restes

00a6ace0cbb82444ff782fe66cd26a7a (1)

Hay quienes llegan a nuestras vida y nos aportan cosas maravillosas, nos hacen sentir especiales, crecer, conocernos, mientras otras a quienes le damos cabida, no hacen más que restarnos, robarnos energía, hacernos sentir mal o colocarnos en situaciones incómodas.

Lo ideal es que aprendamos a filtrar a las personas que se hacen parte de nuestra vida o al menos que logremos limitar el alcance que tienen en nuestras vidas. Efectivamente nadie está en la obligación de sumarle a la vida de otra persona, pero sí es una demostración de calidad humana no contribuir con la infelicidad del otro, respetando su vida, sus alegrías, sus espacios, sin pretender ser una carga moral, económica o emocional.

mujer-con-faro (4)

Hay quienes tienden a complicarlo todo, a inyectar altas dosis de negatividad a nuestras vidas, personas que no se sienten satisfechos con ellos mismos y buscan a alguien con quien compartir su dilema y en el proceso logran apagar la vida de quienes han decidido interactuar de una u otra manera con ellas.

Debemos conservar a las personas que traen a nuestra vida luz, vitalidad, amor, afecto, atenciones, presencia. Con las que hagan lo contrario, no se trata de que las descartemos o las ignoremos, de igual manera cada uno de nosotros en algún momento de su vida o en muchos de ellos seguramente ha representado el sustraendo de una relación. Se trata de darles el alcance justo de afectación en nuestra vida, de no permitir que nos dañen, de limitar sus intenciones cuando percibamos que no nos favorecen.

Cuando-ser-independiente-te-hace-sentir-solo (1)

Algunas veces resulta que con estas personas también logramos importantes adquisiciones a nuestra vida, logramos aprender quienes merecen cabida en nuestras vidas, aprendemos a valorarnos, a aprender a ignorar, a perdonar o cualquier otra lección que nos haya resultado necesaria aprender.

Siempre habrá cosas positivas que podamos rescatar, así sea de manera exclusiva la lección. Siempre podremos ver el lado más amable y lo más importante: nadie nos robará aquello que nosotros no le permitamos.

Seamos parte de la solución de las cosas en la medida de nuestras posibilidades, a veces aquellos que se caracterizan por restar, lo hacen porque no saben hacerlo de una manera diferente, tratemos de ser lo suficientemente comprensivos y empáticos, así como tratemos de mostrarle un mundo de colores diferentes, donde aportarle a la vida de los demás resulta siempre un privilegio.

mundo

Finalmente en los casos extremos, donde ya hemos sacado toda la artillería para defender nuestra integridad y hacerle ver que existen mejores maneras de hacer las cosas, podemos utilizar las herramientas de supervivencia, bloqueando acceso a nuestra vidas en la medida en la que las posibilidades lo permitan.

Mientras más luz demos al mundo, más luz recibiremos. Mientras evaluamos al otro, aprovechemos la oportunidad para hacer una revisión personal y consideremos qué es lo que estamos nosotros ofreciendo o qué papel estamos jugando en la vida de los demás.

Por que se acaba el amor entre las personas

Porque se cometen errores, como pensar que una vez que la relación ha adquirido cierta solidez por cierto tiempo, ya se es dueño de la otra persona.

Porque el hombre se aburre de la mujer cuando esta comienza a ponerse reiterativa y la vida en el hogar se convierte en un infierno. Ahí ya se ha roto la comunicación.

Porque la mujer se aburre del hombre cuando este la mira como el reemplazo de su madre, la niñera de sus hijos, la cocinera, la lavandera y el ama de llave, y para completar la quiere dispuesta en la cama y trayendo dinero al hogar igual que el.

Porque al conocerse se muestran falsos comportamientos, como tolerancia excesiva y verdades a medias.

Porque cuando hay problemas ninguno quiere dar el brazo a torcer, al principio de la relación nos preocupamos por mostrarnos bellos, interesados y adecuados, escondiendo los aspectos no tan agradables de nosotros.

Porque a las parejas les da miedo desinhibirse en la intimidad, expresar lo que les gusta por temor a lo que piense el otro, y prefieren cumplir fantasías sexuales con terceras personas.

Porque no se respetan los espacios, ni se respeta la individualidad profesional y personal del otro, por que las parejas se apegan y en su inseguridad sufren y hacen sufrir al otro con sus celos.

Porque se dejan de expresar las cosas que gustan del otro asumiendo que ya lo saben.

Porque se cree en el mito que la otra persona viene a nuestra vida a hacernos felices y que todo será un jardín de rosas, cuando lo cierto es que en toda relación hay desavenencias y disgustos.

Porque se asume que la pareja tiene que, sentir y actuar como el otro, robándole su propia personalidad.

Porque uno le da poder al otro para dañarlo, cuando decide dejar que le afecten las decisiones, actos y palabras de ese ser que tanto ama.

Porque se tienen tantas carencias afectivas que se cree que al llegar la media naranja, esta las va a suplir, cuando la verdad es que cada uno tiene la responsabilidad de llenar su vida de amor.

Porque los seres humanos están convencidos que es normal que con los años las reacciones de pareja se deterioran, cuando es todo lo contrario, con el tiempo si se toman sabias acciones, el amor crece, y al hacer el amor, este se hace con más conciencia y plenitud.

Porque se daña la comunicación y cada vez que se expresa algo es para ofender y hacer sentir culpable al otro.

La infidelidad es una de las mayores quejas entre hombres y mujeres, cuando se llega a este punto es porque la comunicación se daño hace mucho tiempo.

Porque las parejas se vuelven irrespetuosas con las palabras y los actos.

Porque las parejas cuando se vuelven posesivas impiden que el otro mantenga relaciones con amigos y familiares para dominar al otro de manera dañina

Porque la pareja se convierte en una proveedora de bienes y servicios, y dejan en segundo plano lo verdaderamente importante, el amor que los unió.

Porque las parejas pierden sensualidad, al descubrir sus cuerpos desnudos en la cotidianeidad, tener conductas de mal gusto, dejar de coquetear como lo hacían en el noviazgo. La mujer empieza a sentir apatía al hacer el amor y el hombre se siente rechazado y ninguno de los dos habla sobre el tema.
En algunas ocasiones la mujer empieza a sentir esta apatía por que físicamente está desconforme con su cuerpo y no es capaz de expresárselo al hombre, o porque este la incentiva tan poco y cuando el pide la acción a ella, esta la toma por sorpresa haciéndola sentir como un objeto.

Porque se da rienda suelta a la cólera y se dicen palabras que hieren, dejando una huella imborrable en el corazón del otro.

Porque la pareja asume que los problemas son síntomas de que la relación va mal, cuando las desavenencias son las mejores oportunidades para saber que se puede mejorar y volver la relación mas fuerte.

Porque las parejas no expresan lo que les molesta y esperan que se llene la taza para reventar, ocasionando a veces hasta daños irreparables, como violencia física y verbal.

Porque las parejas le invierten dinero a una casa, un carro, la ropa, pero rara vez invierten dinero en talleres de superación personal, talleres de pareja, pedir ayuda terapéutica, por que se creen capaces de arreglar el problema solos.
Es tiempo de recuperar el amor en la pareja, con detalle, con actos de honestidad, de respeto, solidaridad, comprensión y apoyo.

Porque la pareja se duerme en la pasividad, buscando afuera cuando deben solucionar el problema adentro, ya que las relaciones se construyen con el dialogo, el respeto y la constancia

Muchas parejas rompen su relación cuando los problemas que tenían solamente eran de forma, y buscan nuevas parejas, para descubrir que la primera era mucho mejor. Por eso hoy hay que intentar revivir el amor el respeto y la confianza antes de caminar a una separación.

Las parejas proyectan en el otro sus problemas de la infancia no resueltos

La mujer se descuida en su apariencia física creyendo que ya pescó a su hombre, y que no necesita conquistarlo más, que así como es la acepta. El hombre también se descuida en su apariencia física y presume que ella lo adora aun con esos kilos de más.

Conquistar es fácil, lo difícil es conservar la conquista, ahí está el verdadero merito.

Llegar a la vejez con una buena pareja, no es cuestión de suerte, es cuestión de elegir a alguien con quien nos agrade conversar, ser mas observadores en las relaciones del otro y ponerle un poco de corazón y otro poco de razón a la etapa del enamoramiento, para que cuando esta termine quede el verdadero amor, el real.