No tienes que convencer a nadie de que tú serás su mejor decisión

mujer-con-flores

Si bien es cierto que todo en esta vida se resume en un proceso transaccional, también lo es que una vez que hemos establecido nuestra oferta, que nos hemos mostrado, que hemos asomado o expuesto abiertamente lo que estamos dispuestos a dar, no tenemos que seguir en una campaña promocional que intente convencer al otro de que nos escoja.

Una cosa es sembrar afecto, sembrar respeto, cuidar, inclusive prometer, pero tomarnos la tarea de interferir en una decisión que no fluye de manera natural del otro, no nos dejará otra cosa más que frustración y cansancio emocional.

Inclusive cuando el resultado es aquel por el cual hemos trabajado, quizás el no obtenerlo de manera espontánea, sino quizás forzada, alimente en nosotros una especie de insatisfacción, en donde nuestro ego, que no nos permitió retirarnos en un momento dado, ahora nos habla de su insatisfacción al tener al lado a alguien a quien tuvimos que convencer de que éramos su mejor decisión.

Decisiones

Todos tenemos el derecho de elegir libremente a la persona con la queremos estar y la misma libertad para decidir el momento en el cual queremos que eso ocurra, cuando hablamos de nuestros derechos, lo vemos muy lógico y justo, pero cuando hablamos en los derechos del otro, se vuelve todo un tanto más relativo, subjetivo y el argumento puede dejar de ser tan válido.

El punto es que ciertamente, así como nosotros tenemos derecho a escoger en quien queremos invertir nuestro tiempo y nuestras energías, pues la otra persona también lo tiene y eso significa que quizás nosotros no estemos dentro de sus primeras opciones.

Y si bien es válido el jugársela por quien nos interesa, de entrada tenemos que saber que el convencer a alguien de escogernos o de permanecer en nuestras vidas como queremos, puede resultar un proceso muy arduo e inclusive doloroso.

mujer-pensando-en-su-reponsabilidad-con-una-mariposa-azul-en-la-cabeza-1

A veces no nos damos cuenta de que hay mientras nos aferramos a algo o alguien, perdemos la capacidad de apreciar un universo de opciones, entre las cuales de seguro está una que nos genere tranquilidad, seguridad, afecto, sin demandarlo, sino por iniciativa propia.

Alguno dirá, pero ésa no es la opción que me gusta, pero si no nos damos la oportunidad, eso jamás lo podremos afirmar, de hecho quienes han decidido soltar esas situaciones de apego en donde intentan constantemente venderse ante el otro, mostrando lo mejor de sí, en su gran mayoría se sorprenden gratamente, cuando se dan espacio para amarse a sí mismos y evaluar lo que atraen desde ese punto.

No tienes que convencer a nadie, eres adorable, amable, respetable tal y como eres y justo así vendrá alguien a apreciarlo, solo debes permitírselo y permitírtelo.

Por: Sara Espejo

En los peores momentos, la fe es lo que te mantendrá a flote

caballito-1

Todos tenemos una tabla de salvación que va con nosotros a todas partes, que podemos usar en cualquier momento y si de verdad estamos muy predispuestos en determinados trayectos podemos decidir usarla de forma indefinida, este salvavidas se llama fe.

La fe tiene características comunes con el miedo, en ambos nuestra mente se enfoca en un resultado, a través de la fe, nos enfocamos en el mejor resultado posible, en lo que mayor beneficio nos reportará, en lo que será mejor para nuestras vidas. Mientras que el miedo nos empuja a pensar en los peores resultados posibles, a generar en nuestras mentes escenarios en donde las cosas no se dan como queremos o nos traen consecuencias nefastas a nuestras vidas.

miedo-

Mientras nos alimentamos de temor, la vida nos dará motivos para temer, nos dará la razón y se encargará de demostrarnos que hay siempre que temer. Si nos alimentamos de fe, nos mostrará la otra cara, en donde podemos recibir, aquello que optimistamente esperamos.

Lo que debemos rescatar es que la vida siempre nos complace, si creemos que estará a nuestro favor, lo estará, si creemos que estará en nuestra contra, lo estará. ¿No resulta súper valiosa esta información?

Si supieras que todo está siempre bien realmente, y que siempre tiene un final feliz, entonces no te sintieses miedo de tu futuro.

¡Todo está realmente tan bien!

Si pudieses creerlo y confiar que así es, inmediatamente todo estaría bien automáticamente.

– Abraham Hicks

Baja la guardia, permite el bienestar en tu vida, deja de temer y sustituye tus miedos por fe y comienza a crear desde allí, desde la confianza en que todo tiene un final feliz y desde ese punto de partida crearás la realidad que coincida con ello y allí está “el secreto”.

Amor-vence-miedo

El universo responde a tu vibración, tú eres un ser vibratorio, así que procura vibrar en una frecuencia diferente. Puedes pensar en muchas cosas, decide escoger un canal diferente para enfocarte, quédate con lo que te haga sentir seguro, tranquilo. Distráete de esos pensamientos cargados de miedo y mueve tu punto de atracción.

Tienes un caudal a tu disposición. El universo te está ofreciendo en todo momento, no bloquees lo que sí quieres con tus pensamientos saboteadores, con tus miedos, porque te ofrecerá más de eso que te hace sentir temeroso. Los temas que más te preocupan son los que menos te permitirán estar en bienestar, enfócate en los que te dan sosiego, llena tu mente y tu corazón de fe y mira como todo cambia.

Hay días en los que te costará sonreír y eso está bien

abuso-emocional-500x342

La vida está llena de altibajos, una simple muestra de ello lo refleja un electrocardiograma con esas subidas y bajadas constantes, donde todo parece ser necesario, mientras la vida fluye. Un día podemos estar bien y tranquilos, al día siguiente nos puede arropar la tristeza o el pesimismo.

Ciertamente somos nosotros quienes decidimos cómo nos sentimos y es válido sentir emociones que no nos agradan, el detalle está en no quedarnos enganchados en ellas, solo darles su espacio, observarlas y dejarlas pasar, hace su tránsito menos dañino.

Si nos quedamos anclados a emociones que no nos permiten sentir bienestar comenzaremos a maxificar sus efectos negativos, en especial el de crear desde un punto de vibración a baja frecuencia, y desde allí la vida recogerá muchas experiencias para que nosotros nos sigamos sintiendo así.

respiración-profunda-

Pero no debemos exagerar, ni forzarnos, todo en nosotros debe ser fluido, mientras le hacemos resistencia a una emoción o la negamos, más se puede agudizar, si dejamos que pase, sin prestarle mayor atención, antes de que nos demos cuenta ya no nos molestará.

Es como un niño cuando se le presenta una pataleta, si nos irritamos, le reprendemos, le castigamos, estamos dándole más fuerza a esa conducta, por el contrario, si no prestamos mucha atención, inclusive si amorosamente nos acercamos, muy probablemente la pataleta se disuelva en sí misma… Lo mismo ocurre con nuestras emociones.

Escalera-en-espiral (1)

¿Estamos molestos? ¿Estamos tristes? ¿Estamos temerosos?… ¿Eso nos roba momentos de felicidad? Pues la respuesta es sí, estas emociones nacen por contraste, nos cortan el torrente de bienestar y nos impiden sonreír de manera espontánea… Pero no pasa nada, podemos pasar por esas casillas, el truco es no quedarnos allí durante muchos turnos, en la primera oportunidad debemos lanzar el dado y avanzar.

Permítete sentir, pero no abuses de los lapsos de tiempo y obviamente no se trata de tener un cronómetro emocional: “ya pasé 30 minutos en esta emoción, debo dirigirme a otra…”, se trata de observarnos y tomar medidas que nos ayuden a movernos, sin brusquedad, sin aspaviento, somos si nos fuésemos flotando desde la parte más honda de la piscina a la más llana, sin levantar mucha agua, sin chapotear, sin cambiar bruscamente de posición… solo aplicando el impulso necesario para desplazarnos sobre el agua y en menos de lo que pensamos, ya nuestros pies podrán sentir el fondo, de preferirlo así.

Observa tus emociones, vívelas, pero recuerda que creas desde allí, así que en las que no te hagan sentir bien, no permanezcas demasiado.

Por: Sara Espejo

¡Te reto a no quejarte durante 24 horas!

quejarse

¿Qué piensas ante este reto? ¿Te imaginas que podrás tomarlo sin mayor complicación? Sea cual sea tu respuesta, la invitación es para que te des el permiso de permanecer un día completo, sin emitir una sola queja.

 

Estamos programados para quejarnos casi de forma automática. Tenemos un radar especial para detectar con mucha facilidad lo que no nos agrada o con lo que no estamos de acuerdo. Algunas veces lo disfrazamos con cosas como:

-Es que yo soy muy detallista.

-Me encantan las cosas bien hechas.

-Yo soy muy perfeccionista.

-Es una crítica constructiva.

-Es solo por ayudar.

-Hay mejores maneras de hacer eso.

vida juego

Y algunas veces tenemos la impresión de estar siendo justos, colaboradores, objetivos, realistas, cuando la verdad es que estamos siendo críticos. Y la crítica, la queja, el juicio no va de la mano con el agradecimiento, ni con la capacidad de disfrutar de cualquier escenario o situación.

Siempre podremos encontrar a nuestro alrededor un sinfín de cosas por las cuales podríamos quejarnos, pero de seguro, podremos encontrar una cantidad igual o mayor de cosas que podemos apreciar, que nos agraden, que merezcan nuestra atención y nuestra admiración.

Puede ser más sencillo distraerse con lo que no nos agrada, además existe mayor empatía al respecto, debido a que el no sentirse  a gusto por algún motivo, parece un mal común.

Si esto no coincide con tu conducta habitual, me permito felicitarte e invitarte a seguir por ese camino que te conecta con la gratitud, que te permite disfrutar de la vida, que te permite apreciar y mirar los milagros a tu paso.

Si perteneces al otro grupo que se distrae con facilidad destacando lo que considera podría estar mejor, pues te reto a que permanezcas 24 horas sin quejarte. Primero esto te va a ayudar a estar consciente de la frecuencia puedes quejarte en un solo día, quizás te sorprendas con esa cantidad. Segundo, vas a verte forzado a apreciar otras cosas, que no ameriten quejas. Tercero, vas a practicar el contrastar. Cuarto, te vas a sentir muchísimo mejor que cualquier otro día.

recuerda-que-no-puedes-hacer-feliz-a-todo-el-mundo-500x362

Si asumes el reto durante 24 horas, querrás extenderlo durante 24 horas más, bien sea porque te fue imposible llevarlo a cabo o porque te sientas mucho mejor que tu estado anímico habitual y cualquiera de las dos cosas, representa una mejor versión de ti…

No caigas en la tentación y ve creando en ti una nueva perspectiva de vida… A medida que avances, te darás cuenta de lo determinante que resulta apreciar la vida con cristales coloridos, cargados de luz, de admiración, de valoración, de agradecimiento… En lugar de hacer con esos cristales, que hasta lo más bello, lo pueden volver turbio.

Señales de que estás experimentando un despertar espiritual

En un entorno dominado por el consumismo, el egocentrismo y el postureo puede parecer absurdo hablar de «despertar espiritual». Sin embargo, cada vez más personas se están enfrentando a él. Muchas de ellas se resisten, porque sienten que no encajan. Pero experimentar, tal vez sufrir, un despertar espiritual no te hace diferente, sino especial. Y no estás solo.

Muchas cosas están cambiando en el mundo. Vivimos un tiempo de despertar y de deseo de cambiar nunca antes visto. Una gran cantidad de gente se vuelve más consciente de los problemas y de que determinadas prácticas que han durado demasiado tiempo deben cambiar.

Son muchos los que quieren tomar sus vidas en sus propias manos y escapar del modelo impuesto por la sociedad con el fin de conocer realmente la felicidad y vivir la vida que realmente quieren vivir, y no la dictada por la televisión, las revistas, las películas, las identificaciones sociales y todos esos clichés sin sentido que nos rodean.

Mujer con un búho sintiendo el despertar espiritual

La conciencia sobre los grandes problemas humanos y sociales a los que nos enfrentamos crece. Cada vez más personas están dispuestas a escuchar esas verdades y son lo suficientemente valientes como para llevar el cambio a ellos mismos y a sus familias, porque saben que el cambio que el mundo necesita pasa por su propio cambio.

Las personas que experimentan este despertar espiritual ven que su conciencia crece, que sus intereses evolucionan, que el sentido de la vida cambia para ellos y que tienen nuevas aspiraciones e inspiraciones. A todo esto le acompaña el deseo de cambiarse a sí mismos como principio para cambiar el mundo.

¿Te reconoces en algo de esto? ¿Han despertado estas palabras una pequeña llama en tu interior? Si has llegado hasta aquí, sé valiente y sigue leyendo.

Síntomas de un despertar espiritual

Los siguientes síntomas son claras señales de que estás sufriendo un despertar espiritual. Si eres consciente de que algo de esto te está pasando a ti o te sientes de algún modo identificado con ello no tengas miedo.

1. Deseas menos cosas y buscas más simplicidad en tu vida 

Te has dado cuenta de que cuanto menos posees más aliviado te sientes. Buscas adquirir menos riqueza material en favor de buscar tu riqueza interior.

2. Te atraen las lecturas que expanden tu mente

Los libros que simplemente te entretienen cada vez te interesan menos, en favor de otros que te ayudan a convertirte en la mejor versión de sí mismo.

Mujer leyendo3. Tienes un profundo anhelo de significado

Empiezas a comprender que vivir una vida «normal» está vacía de significado y propósito, por lo que tratas de crear tu propio camino.

4. Expones tu verdadero yo al mundo

Te has quitado la máscara social con la que cargabas por «hacer lo correcto» y ahora estás abierto a comunicar tus pensamientos y sentimientos más íntimos con los demás sin sentirte culpable o avergonzado.

5. Cada vez pasas más tiempo a solas y en silencio

Disfrutas de pasar tiempo en silencia y de los paseos solitarios en la naturaleza con el fin de volver a conectar y hacer las paces contigo mismo. Cada vez necesitas menos ruido a tu alrededor para estar a gusto. No te sientes solo cuando hay silencio y tranquilidad a tu alrededor.

6. Te sientes más conectado con la naturaleza y los seres vivos

Reconoces la interconexión e interdependencia de todos los seres. Entiendes que tienen una sensación de unidad con todos y con todo.

7. Comes más sano y cuidas mejor de tu cuerpo y tu mente

Mujer meditando

Cada vez te preocupas más por lo que comes, no solo por el alimento en sí, sino por su procedencia, por el modo en el que se produce y por el impacto medioambiental que supone.Además, has adquirido hábitos de vida más saludables para tu cuerpo, no por una cuestión estética, sino porque sientes que tu cuerpo es como templo para tu espíritu, al cual también mimas y proteges.

8. Tomas la responsabilidad de tu destino en tus manos y eres consciente de tus acciones

Te has dado cuenta de que no hay razón para tener una mentalidad de víctima y culpar a otros por lo que va mal en tu vida, lo que te hace actuar conscientemente para dar forma a tu destino. Has descubierto el gran poder que tienen tus acciones para ello y actúas de forma que no afecten negativamente ni a ti ni a los demás.

9. El pasado y el futuro ya no controlan tu vida

Entiendes que lo que realmente importa es el presente, que el pasado tuvo su momento y que el futuro es algo que todavía no existe. Vives el momento presente sin dejar que el pasado domine tus acciones y construyendo el futuro desde el ahora real.

10. Has perdido el interés en la competición

Te has dado que cuenta de que la competencia trae conflictos y sufrimiento, y que la única manera de vivir en armonía con los demás es con una actitud amorosa y compasiva con ellos.

11. Has descubierto que estás en el mundo para alumbrar, no para deslumbrar

Ser luz te llena mucho más que impresionar a los demás. Alumbrar el camino de los demás le da significado a tu existencia.

Ten paciencia contigo mismo, todos nos recuperamos a diferentes tiempos

Mujer abrazandose

Cada uno de nosotros de seguro tiene una historia que contar de su vida, en la cual haya tenido que recuperarse a nivel emocional, algunos habrán atravesado duelos, otros decepciones, otros habrán tenido que afrontar cambios que no deseaban y para los cuales no estaban preparados, entre otras múltiples causas… Y la manera en la cual cada quien asume su proceso, sin duda resulta en algo muy personal.

 

Algunas veces podemos ser muy severos con nosotros mismos, al ver que nos enganchamos a una situación que nos genera dolor, incomodidad, angustia… Tratamos por todas las vías de evitar sentirnos así y en muchas ocasiones invertimos mucha energía en tratar de evitar sentir malestar.

dolor-ART-LOVE

Mientras mayor sea la resistencia que le ponemos a una situación, mientras más la neguemos, mientras más peleemos con ella, más persistirá… Lo que evitamos, lo atraemos. Y en ese proceso de lucha con nosotros mismos, estamos a su vez socavando parte de nuestro amor propio, nos estamos maltratando, nos estamos culpando por algo que en este preciso momento quizás no podemos afrontar de una manera diferente.

Lo más conveniente en todo caso es ser amorosos con nosotros mismos, ser pacientes, ser nobles. SI alguien ha superado una situación similar en menos tiempo, no significa que nosotros estemos haciendo mal las cosas, ¿que podemos reorientar nuestros esfuerzos? Es verdad, pero debemos hacerlo desde el amor propio.

Si ya tenemos una herida encima, no es necesario hacernos otra. Debemos entender que debemos cuidarnos a nosotros mismos, como si se tratase del ser más importante de nuestras vidas, porque a fin de cuenta, eso somos, aunque la mayoría de las veces no podamos reconocerlo. Nos debemos respeto, consideración, paciencia… Nos debemos el tratarnos sin juzgarnos, sin menospreciarnos, sin culparnos.

corazón-amor-propio

Entendamos que debemos enfocarnos en donde queremos estar, en lugar de centrar nuestra atención en la situación de la cual queremos salir. Esto nos conecta con otra creación y nos ayuda a cambiar nuestra realidad. Esa es la forma de acelerar los procesos, de inyectarnos energía. En lugar de inyectarnos más dolor, en lugar de buscar mil formas de sanar y revivir una y otra vez el dolor, debemos intentar una nueva creación desde el bienestar.

Cuando nos tratamos con consideración y  respeto, evidentemente sin darle cabida a la víctima que todos llevamos dentro por mucho tiempo, podemos ir recuperándonos de cualquier situación, sin dañarnos más en el proceso.

El amarnos de forma incondicional siempre sumará a nuestras vidas nuevas perspectivas, que resultarán de gran importancia para avanzar por los caminos que vamos creando… Nunca te dejes de lado, no te atropelles, ni te empujes, que tu guía siempre provenga del amor, porque es eso lo que determina el ritmo perfecto para ti.

Por: Sara Espejo

Huye de las certezas, acepta lo imprevisto

Sabemos que cuesta, sabemos que no es fácil aceptar que la vida es cambiante, que quien te quiere hoy puede que ya no te necesite mañana, que quien ahora te apoya puede que dentro de una hora no piense lo mismo. ¿Cómo afrontar tantas incertezas cotidianas?

 

amndaaa

 

Manteniendo el equilibrio y siendo el mástil de tu propia vida, porque eres tú esa persona en la que siempre debes confiar en primer lugar, tú quien debes resolver tus propios miedos y llenar tus vacíos. No amarres a nadie a esa obligación, a tener que solucionar tus cosas o a ser el esclavo de tus expectativas por miedo a decepcionarte en algún momento.

Deja que te quieran en libertad y sin sometimientos, permite que hagan cosas por ti si así lo desean, y si no lo hacen, no los sanciones ni te hundas, déjales ser como quieran que sean. Sé tu como quieres ser, aprende  andar por el mundo con seguridad y con madurez, construyendo tu propia felicidad con respeto a los demás. Espéralo todo de ti y vive en armonía con los demás.