El mito de la sobrepoblación

Otras de las mentiras que nos han vendido es el mito de la sobrepoblación, la cuál sería la causa del empeoramiento del entorno y estaría disminuyendo la calidad de vida, sin embargo en países de Europa como Mónaco,  en el año 2012 tendrán 17, 327 habitantes por kilómetro cuadrado; mientras que en el Perú tendremos 23 habitantes por kilómetro cuadrado; no es un exceso de población lo que nos mantiene en desventaja frente a Mónaco, ni las condiciones geográficas ya que somos un país inmensamente rico en recursos naturales comparado con ese pequeño principado europeo, pero el regalar nuestras riquezas a multinacionales que vienen a dañar nuestra biodiversidad y a explotar a la población que esclavizan trabajando para ellos, además de incluso no pagar los impuestos que deberían y estar apoyados por políticas proteccionista nos impide desarrollarnos con autonomía.


Y con el cuento de la sobrepoblación se han desarrollado programas masivos de esterilización, no sólo en el Perú, sino en países como el nuestro cuyas políticas internas poblacionales son dictadas desde el exterior.


Este término que se refiere a la condición en que la densidad de la población se amplia a un límite tal que provoca un empeoramiento del entorno y una disminución en la calidad de vida. Pero … ¿Es esto cierto?

La histeria contemporánea en torno a la “sobrepoblación” comenzó en 1968 con la publicación The Population Bomb (“La bomba de la población”), de Paul Ehrlich, mentor de Al Gore, ya que comparten ideas similares los propagandistas del control demográfico con sus socios ideológicos: los ambientalistas extremistas y calentólogos.

Ehrlich, predijo que “nos reproduciremos hasta caer en el olvido”, es decir, hasta la extinción. “Basados en esta suposición, los contribuyentes en Estados Unidos están gastando miles de millones de dólares en programas de control demográfico a través del mundo. La mayoría de esos programas se llevan a cabo en países del tercer mundo, que están poblados por gente de piel oscura, amarilla, cobriza o negra”

El origen de esta teoría está en “Ensayo sobre el Principio de la Población”, de Thomas R. Malthus, (1766-1834), quien expresó su teoría, diciendo que mientras que las poblaciones crecían en forma exponencial, los recursos naturales para su manutención aumentaban en forma aritmética.

La teoría malthusiana, habla de buscar el camino del equilibrio mediante la muerte, con sus diferentes formas de alcanzarla como son las epidemias, hambre y guerras.

Sin embargo, la humanidad está sufriendo actualmente una peligrosa implosión demográfica. Las estadísticas demuestran que población mundial está envejeciendo y disminuyendo.

Hoy, las 7 mil millones de personas que habitan el planeta, sólo ocuparían el 1% de la superficie firme del mismo. 

Las principales ciudades de Asia, Bangkok, Seúl, Singapur, Tokio y Hong Kong, están sobrepobladas, no obstante se cuentan entre las más ricas de Asia, lo que demuestra que la población numerosa no es la causa de la pobreza, sino la mala administración y la distribución no equitativa de los recursos. Además se necesita un cierto número elevado de población para que la economía pueda funcionar con eficiencia.

Los principales promotores del control demográfico mundial son el Departamento de Estado de Estados Unidos y la ONU. Las medidas que estas dos entidades toman para este propósito reciben gran parte de sus fondos de fundaciones como la Ford y la Rockefeller. Ted Turner, fundador de la CNN y Bill Gates, dueño de Microsoft, también han donado millones de dólares al control demográfico.

El Informe Kissinger (1974) afirmaba que los intereses económicos de USA exigían el control demográfico de los países menos desarrollados. Una de las razones aducidas era el temor al agotamiento de las materias primas a causa del aumento demográfico “descontrolado”, también que el crecimiento “desmedido” de la población en esos países podría constituirse en una tentación a la rebeldía contra los países ricos.

¿Por qué sigue la gente cooperando con organizaciones genocidas o permitiendo sin protestar que sus impuestos sean utilizados para esos fines? La respuesta es: la ignorancia, fruto de la complicidad cobarde e irresponsable de los medios de comunicación y la falta de sinceridad y esfuerzo en la búsqueda de la verdad por parte de dichos medios y también por parte del público en general.

 * Otro video que nos muestra qué dicen los organismos internacionales especializados sobre la disponibilidad de alimentos en el mundo, ¿existe una verdadera sobrepoblación humana?, ¿existe escasez de alimentos? o este está mal distribuido y llega sólo a unos pocos respecto al resto de la población mundial

 

Anuncios