Coronan a la reina del cielo en los jardines vaticanos. La virgen NEGRA de la caridad del cobre es la misma entidad demoníaca conocida como la diosa del amor en la santería Ochún, la gran MAGA, es la VENUS Lucifer, la Afrodita de los yorubas… la misma ISIS, Kali del hinduísmo, la misma virgen negra de Monserrat, de Polonia, la misma “virgencita de Guadalupe, en honor a quien se han estado rindiendo los sacrificios de Gaza desde el 7 de julio. Para eso fué la visita del papa Francisco en Corea, donde esta virgen tiene también su entramado de influjo espiritual.

Ha sido coronada el día de ayer en una ceremonia que inició a las 9 am y que según informó el mismo Vaticano estuvieron presentes los cardenales, Antonio Cañizares, prefecto de la Congregación para el Culto Divino; Giuseppe Bertello, presidente del Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano y Tarcisio Bertone, antiguo secretario de Estado.

También les ha acompañado Fernando Vérgez Alzaga, secretario general del Gobierno de la Ciudad del Vaticano. Además, han acudido el embajador de Cuba ante la Santa Sede y su esposa así como 10 obispos cubanos. En total, han acudido a la coronación unas 60 personas.

Durante el acto, se ha rezado una oración y el cardenal Bertone ha dado un discurso a los presentes.
El papa Francisco, lo anunció este miércoles en la audiencia general indicando que “mañana tendrá lugar en los jardines del Vaticano la colocación de una imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba“. Así, quiso saludar “con afecto a los obispos de Cuba, venidos a Roma para esta ocasión, a la vez que les pido hacer llegar mi cercanía y bendición a todos los fieles cubanos”

La pequeña imagen encierra una singular historia de fe y devoción mariana. Es una réplica de la imagen hecha en bronce, que fue colocada en una ermita en la Bahía de Nipe, en la zona nororiental cubana de la actual Diócesis de Holguín, a principios de los años 50 del siglo XX. La ermita marcaba el lugar donde en 1612, tres buscadores de sal hallaron la imagen de la Patrona de Cuba flotando sobre las aguas, sobre una tablilla en la que se leía: Yo soy la Virgen de la Caridad.

Estulin explica la complicidad del Vaticano en el golpe de Estado chileno

“En el Vaticano habrá gente muy unida a la política de EE.UU.”, comenta a RT el periodista Daniel Estulin respecto a los cables de WikiLeaks sobre EE.UU. que revelan la complicidad de la Santa Sede con Washington en el golpe de Estado en Chile.

RT: ¿Cuál es la parte más sensacional de lo que han revelado sobre el tema del golpe de Estado chileno y la implicación del Vaticano?

Estulin: En cuanto a la pregunta, yo creo, que ninguna, porque al fin y al cabo, la derecha siempre ha participado y ha colaborado siempre con los Gobiernos golpistas en América Latina o estamos hablando en este caso de Chile. Es obvio que la derecha aporta, soporta y apoya y apoyó, en este caso a Pinochet. Es lógico, no había ninguna exageración en estos cables.

RT: La Santa Sede, según sostiene uno de los cables filtrados, negaba las represiones denunciadas de la dictadura militar de Augusto Pinochet. ¿Qué reacción se puede esperar del actual Sumo Pontífice, Francisco, teniendo en cuenta las controversias que lo rodean en lo referente al último régimen militar en su Argentina natal?

Estulin: Yo creo que lo más sensato sería, como yo lo había comentado hace semanas antes de que tomó cargo como nuevo pontífice, cortar en seco con todo el pasado y crear o buscar una nueva era en el Vaticano. En este caso, yo creo que este papa podría tener esta posibilidad, porque los pasos que ha tomado hasta ahora en sus primeros meses de su reinado sin pasos, no sé si ‘positivos’ es la palabra, y llama la atención a nivel mediático de los medios de comunicación de masas que son los que mueven toda la opinión pública.

RT: Los documentos filtrados se centran en la mano derecha del Papa de entonces, Giovanni Benelli, conocido como el “Kissinger del Vaticano” por su gestión agresiva y autoritaria. Es posible que aparezca una figura así en el Vaticano de hoy que apruebe y apoye la polémica política exterior de la Casa Blanca?

Estulin: El objetivo del Vaticano es ser un gobierno y es una empresa financiera de las más grandes y poderosas [del ranking] de la ‘Fortuna 500’. Lo que pasa sus medios de propaganda también son buenos y han podido hacer creer a las masas, a toda la población mundial que son por encima de todo, hacen el labor de Dios en la Tierra. En el Vaticano hay personajes que están absolutamente volcados con la paz, gente buena, pero también, como en cualquier otro gobierno, hay personas, cuyo objetivo principal no tiene absolutamente nada que ver con Dios y con la ideología. Así que habrá gente muy unidas a la política estadounidense sea en América Latina, China o cualquier otra parte del mundo.

El complot en el Vaticano

En este episodio Daniel Estulin busca las explicaciones a la renuncia del papa Benedicto XVI y las causas que están detrás de su dimisión. Junto con el invitado al programa, el padre Paul Kramer, el presentador llega a la conclusión de que la renuncia fue el resultado de una conspiración.
FUENTE RT

Cónclaves: enigmas y conspiraciones

Giuseppe Siri, a la izquierda, en primera fila junto a Mario Luigi Ciappi y Antonio Samore./ E.C.

Fabiano fue Papa entre 236 y 250. Su llegada a la Cátedra de San Pedro tuvo lugar en circunstancias extraordinarias, según recoge Juan María Laboa en su libro ‘Historia de los Papas’, recuperando la crónica de Eusebio de Cesárea, primer historiador de la Iglesia. “Hallándose todos los hermanos reunidos para elegir al que había de recibir en sucesión el episcopado, a nadie se le ocurrió en pensar en Fabiano, allí presente. Sin embargo, de pronto, según cuentan, una paloma de lo alto se posó sobre su cabeza, imitando manifiestamente el descendimiento del Espíritu Santo en figura de paloma sobre el Salvador. Ante este hecho, todo el pueblo, como movido por un único espíritu divino, se puso a gritar con todo entusiasmo y unánimemente que éste era digno, y sin más tardar lo tomaron y lo colocaron sobre el trono del Episcopado”. En efecto, un hecho extraordinario. En la Capilla Sixtina, no hay palomas, y falta por ver si habrá unanimidad entre los 115 cardenales que deciden bajo el Juicio Final de Miguel Ángel.

Los cardenales tienen el monopolio de la elección del nuevo Papa, gracias a las bulas de Nicolás II (1059) y Alejandro III (1179), que decidieron acabar con las injerencias del poder laico. Recuerda Laboa que en 1216 los habitantes de Peruggia tomaron la iniciativa de encerrar bajo llave a los purpurados con el fin de acelerar la elección del sucesor de Inocencio III. Con más firmeza los habitantes de Viterbo (1271) encerraron a los cardenales y redujeron su alimento a pan y agua. Desde entonces han cambiado las modalidades, aunque no la decisión de encerrar a los cardenales. Tampoco han cambiado las tramas, las alianzas y las conspiraciones para elegir al Pontífice. Uno de los personajes más curiosos y más próximos en el tiempo, es Giuseppe Siri, arzobispo de Génova, que participó en cuatro cónclaves y en todos ellos como papable. Y con algunos misterios.

Hijo de un estibador, parecía predestinado para manejar el timón de la Barca de Pedro. Pronto se especializó en Teología Dogmática y Teología Fundamental, lo que le convertiría en un fiel guardián de las esencias y haría de él un icono del conservadurismo religioso. También destacó a la hora de moverse en conciliábulos. En el contexto de la Segunda Guerra Mundial negoció en secreto con los militares nazis un acuerdo de rendición lo que evitó que las tropas alemanas bombardearan Génova. Pío XII le hizo cardenal en 1953, siendo el miembro más joven del colegio cardenalicio. Voluntario en los comedores populares se le puso el apodo del ‘cardenal minestrone’ y la verdad es que se movía muy bien en todas las salsas. También urdiendo planes en la cocina. En 1957 visitó el País Vasco como legado papal en los actos del cuarto centenario de la muerte de San Ignacio de Loyola, en Azpeitia.

En el cónclave de 1958 Siri era el candidato del bloque conservador, frente a Montini, arzobispo de Milán. Pero el genovés solo tenía 52 años. Ante el bloqueo de las votaciones se buscó un tercer candidato, Angelo Giuseppe Roncalli, que se convertiría en Juan XIII. Dos días antes de la elección del ‘Papa bueno’, algunos sostienen que hubo unos minutos de humo blanco antes de que la fumata se convirtiera en negra. Los seguidores de la teoría de la conspiración mantienen que la persona que realmente fue elegida fue Siri, que habría dimitido por amenazas del Kremlin. La historia fue alimentada por el periodista Paul L. Williams, que dedicó un capítulo a la presunta trama en su libro ‘The Vatican Exposed’, en el que investigaba sobre las finanzas vaticanas. El escritor se basaba en supuestos informes desclasificados del FBI y de la CIA, de los que nunca se han sabido nada. La corriente religiosa integrista conocida como ‘sedevacantista’ siempre ha negado legitimidad a los últimos Papas.

Después, Siri siguió teniendo mala suerte, aunque su reputación como látigo del Concilio Vaticano II, junto a personajes como Marcel Lefebvre y Alfredo Ottaviani, también pesarían lo suyo. Tras la muerte de Juan XXIII, el cónclave de 1963, después de tres días de votaciones, escogió a Giovani Montini, que pasaría a llamarse Pablo VI. Según ha contado el vaticanista Marco Tosatti, el convento de los capuchinos de Frascati, fue escenario de una reunión secreta en la que participaron varios cardenales progresistas ­-Micara, Léger y König, entre otros- para decidir el candidato en un cónclave con un Concilio abierto: apostaron por Montini, que también había estado presente en aquella reunión.

Tras el fallecimiento de Pablo VI, el cardenal Siri creyó que si, que esa vez era la buena. Y en el cónclave de agosto 1978 que elegiría, finalmente, a Albino Luciani, estuvo a punto de conseguirlo, según algunas fuentes, que aseguran que lideró el primer recuento. Pero fue Juan Pablo I quien resultó elegido. Todavía le llegó otra oportunidad tras la inesperada y repentina muerte del Papa. En octubre de ese mismo año se celebró el nuevo cónclave, y de nuevo Siri era el candidato del bloque conservador frente a Benelli, apuesta del sector más progresista. Vio la tiara más cerca que nunca, pero le tendieron una trampa. El 14 de octubre, pocas horas antes de que se iniciara el cónclave, la ‘Gazzetta del Lunedi’, séptimo cuadernillo del ‘Corriere Mercantile de Génova’, publicó una entrevista con el papable en el que atacaba la colegialidad episcopal. La entrevista estaba embargada para que se diera a conocer cuando los electores estuvieran, bajo llave, en la Capilla Sixtina. Ganó Karol Wojtyla. A Siri se la jugaron. Fue el final de su carrera.

Fuente:http://www.elcorreo.com

CONSPIRACIONES VATICANAS; LAS CARTAS SECRETAS DE BENEDICTO XVI

La publicación de una serie de cartas confidenciales del papa Benedicto XVI sobre temas candentes, como las intrigas del Vaticano o los escándalos sexuales del cura mexicano Marcial Maciel, en un libro escándalo genera desconcierto en Italia frente a la inédita filtración. La filtración podría deberse a una fuerte interna que se vive e la Santa Sede entre la vieja guardia de Juan Pablo II y el actual papa benedicto XVI.

Un resumen del libro, que salió a la venta este sábado en toda Italia con el título ‘Su santidad, las cartas secretas de Benedicto XVI’, escrito por Gianluigi Nuzzi, autor del exitoso libro ‘Vaticano SA’ (‘Vaticano sociedad anónima’), sobre las finanzas de la Santa Sede, fue publicado este viernes por el diario Il Corriere della Sera.

Basado en cartas confidenciales dirigidas a Benedicto XVI y a su secretario personal, Georg Gaenswein, el libro describe maniobras y confabulaciones dentro del Vaticano e incluye informes internos enviados al Papa sobre políticos italianos, como Silvio Berlusconi y el presidente de la República, Giorgio Napolitano.

Igualmente trata los enfrentamientos con la canciller alemana, Angela Merkel, sobre los que niegan el Holocausto, y las confesiones del secretario histórico del fundador de la Congregación Mexicana Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, acusado de abuso de menores de edad y de tener una doble vida con dos esposas e hijos.

Nuzzi tuvo acceso, posiblemente a través de funcionarios de la Secretaría de Estado, a cientos de documentos, incluyendo algunos que llevan el sello “Reservado” o que fueron elaborados por la misma secretaría.

Se trata de la peor filtración de documentos vaticanos en la historia reciente del Vaticano, que por ahora no se ha pronunciado oficialmente sobre el tema.

Entre ellos figuran las directivas específicas con los temas a tratar con el Estado italiano con ocasión de la visita presidencial en 2009.

“Se debe evitar toda equivalencia entre la familia fundada en el matrimonio y otros tipo de uniones”, reza el texto.

Según los fragmentos publicados por Il Corriere della Sera en el suplemento especial ‘Sette’, el secretario del Papa recibió por fax todos los detalles del llamado ‘escándalo Boffo’, la operación de descrédito del director del diario Avvenire, el periódico de la conferencia episcopal italiana, mediante acusaciones de acoso homosexual y homosexualidad que resultaron luego ser falsas contra el periodista Dino Boffo.

Dichas cartas resumen el reciente clima de guerra oculta por el poder dentro del gobierno central del Vaticano, la influyente Curia Romana, que afectaron a la credibilidad de la Iglesia.

El nombre del actual secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, mano derecha del Papa y número dos de la Santa Sede, figura en buena parte de los documentos y sale afectado negativamente, por lo que no se descarta que el libro sea una operación mediática para atacarlo.

El diario italiano Libero también publicó adelantos, así como los comentarios de Nuzzi sobre el difícil año vivido con los “cuervos” del Vaticano, que le pasaron los documentos entre “silencios, largas esperas y precauciones maniacales”.

El periodista confesó que no mantiene más contactos con ese “grupo informal”de informantes desde que el Papa designó una comisión de investigación  para indagar sobre las filtraciones, conocidas como ‘Vatileaks’.

En ese marco de revelaciones escabrosas se encuentra un video que circula en Internet y que sostiene que el mismísimo Papa Benedicto XVI estaría de acuerdo en negar a Jesus como el Mesías. La situación es bastante confusa por el momento y por lo pronto, las conspiraciones vaticanas parecen seguir en funcionamiento.

http://urgente24.com/areax/2013/02/conspiraciones-vaticanas-las-car…

Conspiraciones del Vaticano, Extraterrestres y los EEUU…

Un representante del Vaticano acudió al encuentro secreto entre la Delegación Extraterrestre y el Presidente Eisenhower en 1954.
A la izquierda el Obispo de Los Angeles, James Francis Mc Intyre, y a la derecha, el Obispo de Detroit, Edward Mooney. Ambos fueron, por comisión del Papa Pío XII, los organizadores del S.I.V. Servicio de Inteligencia Vaticana, para coordinar los asuntos extraterrestres con las Comisiones Secretas del Gobierno de los Estados Unidos.
El Vaticano colaboró estrechamente con el Gobierno de Estados Unidos para mantener en el Máximo Secreto toda la información de tipo extraterrestre, ocultando la verdad a todos los países de la Comunidad Internacional.
La Oficina Secreta Vaticana para los asuntos extraterrestres cooperó en la manipulación de la información a los medios de comunicación, siendo co-responsables en la divulgación de mentiras a la población de Estados Unidos y de todo el mundo. Cómplices necesarios en el pacto de silencio ante los crímenes cometidos por las agencias secretas gubernamentales hacia testigos ovni y personas que poseían información reservada o privilegiada. Mataban a personas, y la cúpula del Vaticano callaba como si no supiera nada.
El Cardenal James Francis Mc Intyre, Obispo de Los Ángeles desde 1948 hasta 1978, asistió a la reunión secreta del 16 de abril de 1954, que tuvo lugar en California, en Muroc Airfeild, el mismo lugar que más tarde se convertiría en la Base de las Fuerzas Aéreas de Edwards. Al encuentro acudió el entonces Presidente de Estados Unidos, Dwight Eisenhower, y una serie de personas relacionadas con la Agenda Secreta del grupo Majestic-12 y personajes colaboradores del secreto gubernamental.
Entre ellos, y además del Obispo Mc Intyre como representante secreto del Vaticano, así como oficiales del Gobierno del más alto nivel, se encontraban también asistentes especiales como Gerald Light, Presidente de la Asociación de Estudios Paranormales, el periodista Franklin Allen, y el economista Edwin Nourse, todos ellos al servicio del Gobierno.
La reunión secreta coincide con una desaparición misteriosa del Presidente, ausentándose durante varios días de la Casa Blanca, que llegó a preocupar a los funcionarios. Oficialmente se informó que el Presidente había ido al dentista en Palm Springs. El sitio, por cierto, quedaba cerca de la Base de Muroc. Los militares habían cerrado y blindado la Base de Muroc durante 3 días.
En esta Base militar secreta tuvo lugar un primer encuentro entre una delegación extraterrestre y el Presidente Eisenhower. La reunión fue filmada por los militares con tres cámaras de 16 mm, colocadas en diversos puntos, cargados con películas de color. En total se filmaron 20 minutos, en 7 rollos de 30 metros de longitud cada uno, que se encuentran a buen recaudo.
Dos días más tarde, el Papa Pío XII recibió al Obispo Mc Intyre. El Papa decidió entonces crear un Departamento Secreto de información, con una estructura similar a los departamentos de la inteligencia militar, llamado S.I.V. Servicio de Inteligencia (o Información) Vaticana.
En la confirmación de todo ello, a la vuelta a los Estados Unidos de McIntyre, él junto con el Arzobispo Edward Mooney de Detroit, por encargo y orden directa del Papa, fueron los primeros coordinadores del S.I.V., para toda la operación de intercambio de información secreta extraterrestre entre el Vaticano y el Gobierno estadounidense.
Pocas personas saben que precisamente de aquél hecho, el encuentro secreto entre la delegación extraterrestres y la delegación del Presidente Eisenhower en la Base de Muroc en 1954, está basada la película que dirigió Steven Spielberg, titulada: “Encuentros en la Tercera Fase”

N del CIO: Desde aquella historia narrada por el secretario personal del Papa Juan XXIII donde su Santidad tuvo un encuentro en los jardines de la residencia de verano con un ser extraterrestre que descendió de una nave, para luego dialogar con el Papa por unos minutos, el Vaticano a estado siempre involucrado con historias de extraterrestres como lo demuestra este articulo recientemente publicado en el cual se denuncian graves hechos de complicidad entre la iglesia y el gobierno de EE.UU.
Creo que es hora de aceptar que no estamos solos…que nunca lo estuvimos.
Fuente:http://www.eltiempo.com/blogs/alternativa_extraterrestre/2010/11/el-vaticano-participo-en-la-co.php

Para la sección teorías de conspiraciones: Benedicto XVI renunció a raíz de escándalo de cardenales

Esta es una (otra y otra más) teoría sorbe conspiración sobre repentina renuncia del Papa Benedicto XVI de que no ha surgido recientemente: la renuncia del sumo pontífice de la iglesia católica está vinculado a una red de sacerdotes gay en el Vaticano que habían sido chantajeados por laicos.

Esa es la premisa de una nota publicada en el diario italiano La Repubblica y reseñada por John Hooper en The Guardian.

Sostiene que la decisión de Benedicto XVI de renunciar se hizo el 17 de diciembre, el mismo día que le dieron los resultados de investigación de las fugas, o “Vatileaks”,  en relación con el mayordomo papal, Paolo Gabriele, quien fue arrestado y acusado de robar y filtrar documentos.

El expediente, entregado por tres cardenales a Benedicto XVI, supuestamente describe una facción de cardenales “unidos por la orientación sexual” que estaban siendo chantajeados por laicos con quienes habían tenido tuvieron contactos de una “naturaleza mundana”, según la crónica de La Repubblica.

“Si todo esto suena un poco extraño, vale la pena señalar que el portavoz del Papa optó por no confirmar ni negar la información”, señala el blog Daily Intel que señala que la trayectoria de La Repubblica es sólida.

Desde que anunció su renuncia el papa, en dos ocasiones se ha referido a la intriga vaticana, diciendo que las divisiones “dañan el rostro de la iglesia” y advirtiendo en contra de “las tentaciones del poder”.

Dice The Guardian que mientras que la iglesia no denuncia al homosexualismo, dice que el sexo homosexual es “intrinsicamente desordenado” y ha prohibido a los hombres abiertamente homosexuales estudiar para ser sacerdotes.

Artículo en inglés

CONSPIRACIONES VATICANAS, EL OPUS Y EL CONTROL DE LA IGLESIA

Benedicto XVI sorprendió al mundo entero con su renuncia y de ello se habla sin parar en todos los foros de comunicación en las últimas 24 horas. Pero hay una vertiente del ‘notición’ que conviene destacar: el anuncio por sorpresa del Papa en un consejo vaticano ordinario deja poco más de un mes para las luchas internas de poder, las alianzas y las conspiraciones. El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Rouco Varela, afirmó en rueda de prensa  que los papados son “lineales” y que nadie espere “movimientos bruscos” en la fumata de finales de marzo. Para empezar ya ha habido un sorpresón mayúsculo: la renuncia de Benedicto XVI, y también hay algún detalle inquietante, como la sorprendente cara de felicidad que tenía ayer Rouco Varela en su comparecencia ante los medios.
Cuatro semanas de infarto
El 28 de febrero, a las ocho de la tarde, la renuncia del Papa será real y oficial. En un plazo máximo de 20 días debe haber un nuevo Papa, por tanto en Semana Santa ya habrá un nuevo líder espiritual en la Iglesia católica. Son cuatro semanas. Cuatro semanas de infarto para la jerarquía católica.

¿Cuál es la diferencia con otros relevos papales? La fundamental es que no había que elegir Papa por sorpresa: o bien la avanzada edad o la delicada salud daban años de margen para alianzas y contra alianzas o bien los movimientos políticos y las guerras en siglos anteriores marcaban la elección. Hay una excepción: la repentina muerte de Juan Pablo I apenas un mes después de ser elegido Papa. No se saben las causas de su fallecimiento porque a los Papas no se les practica la autopsia, pero ríos de tinta y especulaciones han corrido sobre aquel breve Papa.
La hegemonía del Opus en juego
El fallecimiento de Juan Pablo I y la llegada del carismático Juan Pablo II supuso una revolución -o mejor dicho contra revolución- en la Iglesia Católica. Juan Pablo II silenciosamente, pero con un apoyo mediático y propagandístico como nunca se vio en el Vaticano, no solo utilizó su carisma y su olfato político para sacar al Vaticano en los informativos de todo el mundo, sino que supuso un hecho fundamental: El Opus Dei se hizo con el control total y absoluto de la Iglesia Católica.
Cabe recordar que Juan Pablo II laminó a la “teología de la Liberación” de la que no queda ni rastro en América Latina y metió en cintura a los Jesuitas. El poder de esta orden religiosa era tal que al superior de los jesuitas se le conocía como “el papa negro”. Juan pablo II los arrinconó.
Laminados o reducidos a la mínima expresión los grupos de ‘disidencia’ interna, Juan Pablo II no ocultó su cercanía (pertenencia) a la ‘Obra’, canonizó a su fundador y concedió al Opus Dei un estatus dentro de la Iglesia Católica de absoluta prevalencia.
La agonía de Juan Pablo II fue lenta y dolorosa y durante esos años de agonía se pergeñó la sucesión. El cardenal Ratzinger había sido su mano derecha y prefecto para la Congregación de la Doctrina de la Fe (antigua Inquisición) desde donde se puso en marcha la estrategia para acabar con la Teología de la Liberación que amenazaba con hacerse demasiado popular en América Latina, y desde donde se metió en cintura a los Jesuitas. Todo estuvo atado y bien atado… hasta su dimisión sorpresa.
La curia italiana quiere el trono
Lo cierto y verdad es que, hasta el momento, no hay ni una pista clara y certera de quien puede ser el nuevo Papa dentro de un mes. La historia demuestra que la mayoría de los Papas han sido italianos, los dos últimos han venido del Este europeo (Polonia y Alemania) y la poderosa curia italiana considera que se debe volver a la tradición. Pero entre ellos están divididos y en el resto del mundo no se les reconoce más puntos por el mero hecho de ser italianos. Esos tiempos han pasado, lo que no quiere decir que no elijan a un italiano. El Vaticano es así.
Los dilemas
La jerarquía católica se mueve en un dilema global: la Iglesia no puede centrarse en Europa. La religión católica puede parecer demasiado europea y demasiado blanca, mientras en América Latina y África avanzan con fuerza otras religiones, como la evangélica. Y en un dilema moral: adaptar su credo a los nuevos tiempos o no, aceptar los avances científicos o no, apertura o ultra ortodoxia. Esto último es fundamental para el Opus Dei, movimiento ultra conservador , defensor de las posturas más duras y radicales.
Conclusión, en marzo puede que cambie todo o que no cambie nada. O como gusta en el Vaticano, un poco de las dos cosas. No hay experto vaticanista, estudioso papal o adivino que sepa, a día, de hoy que ocurrirá. Dentro de un par de semanas puede haber alguna pista. Artículos relacionados

Sociedad Ignacio González recomienda al obispo de Getafe que “se dedique a lo que se tiene que dedicar” El sorprendente caso de las hermanas francesas de San Juan y Santo Domingo y el papelón de los prelados Demetrio Fernández y José Ignacio Munilla Elección de Papa: el Opus se juega el control del Vaticano El secretario de Ratzinger, ante la agonía de Juan Pablo II: “El que no se rinda pese a su enfermedad, le da aún más credibilidad”   Rouco califica de “sorprendente” la noticia y asegura que a los obispos españoles “nos llena de pena” Publicado por

La renuncia de Benedicto XVI y las conspiraciones en el Vaticano

El cardenal colombiano Darío Castrillón, advirtió al Papa, sobre un complot para asesinarlo.

En el libro “Benedicto XVI: una mirada cercana” de Peter Seewald, publicado hace dos años, el sumo pontífice de la Iglesia Católica dice que cuando un Papa “alcanza la clara conciencia de no estar bien física y espiritualmente para llevar adelante el encargo confiado, entonces tiene el derecho y en algunas circunstancias también el deber de dimitir”.

En febrero del año pasado, el diario italiano “Il Fato Quotidiano” publicó una polémica nota en la que dice que el cardenal colombiano Darío Castrillón había hecho llegar al Papa, en enero, un documento confidencial en que le advertía sobre un complot para asesinarlo antes de un año.

El periódico no revela los nombres de quienes estarían fraguando la muerte de Benedicto XVI, pero asegura que se enmarca en la lucha de poder entre el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone y su antecesor Angelo Sodano.

Incluso fue más allá, al afirmar que el propio Papa estaba pensando en el cardenal que lo sucedería.

Il Fato Quotidiano también revela que el documento de monseñor Castrillón al Papa, que tenía el sello de “muy confidencial”, estaba escrito en alemán y analizaba las consecuencias de la lucha por el poder en el Vaticano entre cardenales que representan a los poderosos movimientos cristianos Opus Dei y Comunión y Liberación. Benedicto XVI, según el diario, no le tenía mucha simpatía al cardenal Bertone y quería reemplazarlo por el cardenal Angelo Scola.

Continúa el periódico italiano comentando la versión de que el Papa estaba trabajando en su sucesión y que se inclinaba por el mencionado cardenal Scola desde antes, y por eso lo nombró arzobispo de Milán en 2011.

El vocero de prensa del Vaticano, el jesuita Federico Lombardi -sucesor del mítico miembro del Opus Dei, Joaquín Navarro Valls-, calificó la versión del diario como una “cosa totalmente fuera de la realidad que no merece ser tenida en consideración. Me parece increíble y no voy a hacer ningún comentario”, según publicó Il Fato Quotidiano.

Tras reproducirla como un hecho curioso, que se sumaba a la larga cadena de versiones conspirativas en la historia contemporánea del Vaticano, la prensa mundial olvido muy pronto esta noticia.

Otra conspiración

Cuando en 1973 el papa Pablo VI lo nombró cardenal, el arzobispo de Veneca Albino Luciani, un entusiasta partidario del Concilio Vaticano II de Juan XXIII, publicó una serie de artículos en forma de cartas a los católicos, sobre temas de la moral cristiana, que lo retrataron como un crítico amable de los manejos financieros del Vaticano, que reprochaba la venta de las acciones que tenía la Santa Sede en el Banco Católico del Beneto al Banco Ambrosiano del financista Roberto Calvi.

El 27 de agosto de 1978 el cardenal Albino Luciani fue elegido papa en reemplazo de Paulo VI y adoptó como nombre la combinación del de sus dos antecesores: Juan Pablo I.

De inmediato se propuso poner en práctica muchas de las ideas del Concilio Vaticano II y revisar lo dictaminado en la encíclica “Humanae Vitae” en las relaciones del catolicismo con el sistema financiero.

Les comentó en secreto a sus colaboradores cercanos su intención de investigar las operaciones económicas del Instituto por Opere Di Religione (Instituto para las Obras de la Religión, IOR), y a los pocos meses de su investidura, algunos periódicos italianos le reclamaban en público esa limpieza.

Se rumoraba que el Vaticano tenía sospechosas operaciones conjuntas con la logia masónica P2 y con la mafia italiana, para lavar dinero sucio.

Mino Pecorelli, un periodista y antiguo masón que se enfrentó con el P2, escribió un artículo en que daba una lista de los masones infiltrados en el Vaticano, cardenales, obispos, y prelados de alto rango, entre ellos Jean Villot, secretario de Estado; Paul Marcinkus, jefe del Banco del Vaticano; y Pasquale Macchi, secretario personal del Papa.

El 28 de septiembre, Juan Pablo I habla con su secretario de Estado, Jean Villot, sobre el Banco del Vaticano, discuten sobre un informe que Villot le había presentado y el Papa ordena que Marcinkus rinda cuentas sobre el manejo del banco.

En el lapso entre las 9:30 de la noche de ese día y las 4:30 de la mañana del 29 de septiembre, moría Juan Pablo I, 33 días de haber sido elegido papa.

La versión del Vaticano habla de un infarto agudo, pero numerosos periodistas, escritores e incluso prelados dudan de esta explicación y hablan de asesinato, urdido presuntamente por la mafia italiana, la logia P2 y la cúpula cardenalicia cómplice de operaciones financieras ilegales.

Cuatro años después, el Banco Ambrosiano quebraba estrepitosamente, llevándose consigo al abismo a su presidente Roberto Calvi, al cardenal Marcinkus, y a Michel Sindona, financista que fue en enlace entre el P2, la mafia italiana y el Vaticano.

Esta conspiración contra Juan Pablo I parece de película, y de hecho le sirvió a Francis Ford Coppola para nutrir el argumento de “El Padrino III”

La pugna no termina

Los amantes de las conspiraciones en el Vaticano, algunos terriblemente rencorosos y dispuestos a mentir para sustentar sus críticas a la Santa Sede, dicen que con la elección del polaco Karol Wojtyla como el papa Juan Pablo II, la pugna de poder en el Vaticano no terminó, y es entonces cuando se habla de la caída en desgracia de los jesuitas y el auge del movimiento Opus Dei, una agremiación de mucho componente laico, con santo propio y que Juan Pablo II llevó a las alturas.

Se ha dicho que el Opus Dei diseñó la estrategia para la elección de Karol Wojtyla, con el apoyo del entonces arzobispo de Munich y hoy papa, Joseph Ratzinger, y los cardenales estadounidenses J. Joseph Krol y J. Patrick Cody.

En los casi 27 años de pontificado, Juan Pablo II llevó a la Iglesia por caminos muy similares a las concepciones del Opus Dei, y fue más allá, desactivando todos los vestigios del Concilio Vaticano II en sus derivaciones sociales como la Teología de la Liberación.

Dentro de las versiones nunca probadas tajantemente, se decía que los fondos vaticanos iban esta vez a manos de los ejércitos contraguerrilleros de América Latina y servían para mantener dictadores y derrocar gobiernos progresistas, todo en nombre de la lucha contra el comunismo.

Otra vez finanzas y corrupción

La teoría de la conspiración que salió a relucir al conocerse la renuncia de Benedicto XVI no se debió solo a la frase anticipatoria del pontífice a Peter Seewald, ni a la publicación del periódico Il Fato Quotidiano hace un año, diciendo que existía una versión muy creíble de un complot para asesinar al Papa dentro de 12 meses.

También está el caso “Vatileaks”, el descubrimiento de filtraciones de documentos confidenciales del Vaticano y de Benedicto XVI que llevó a la cárcel por un tiempo a su mayordomo particular.

La conmoción por el espionaje y las filtraciones, manifestada por el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, vuelven a poner sobre el tapete la corrupción financiera y las luchas internas de poder.

Dicen que las filtraciones fueron una especie de ataque contra Bertone, secretario de Estado, y que detrás de ellas está Angelo Sodano, mano derecha de Juan Pablo II.

El pasado 10 de febrero, apareció en L’Osservatore Romano un artículo de Giovanni Maria Vian tratando de quitar peso a los argumentos conspirativos y la corrupción financiera en el Vaticano, al considerar que se trata de ingredientes apetitosos de una presunta exclusiva para cualquier diario sensacionalista.

Sin embargo, hay una vieja cita en latín que dice “a fronte praecipitium a tergo lupi”, lo que significa “al frente un precipicio y los lobos a la espalda”, es decir, “contra la espada y la pared”, que le cal
aría perfectamente a Benedicto XVI.

 

Fuente:http://www.eluniversal.com