VARIOS MITOS sobre la SEXUALIDAD FEMENINA

 La sexualidad de una mujer termina con la llegada de la menopausia.

No es cierto. El sexo durante la menopausia es muy gratificante y aún después de ésta, se puede seguir viviendo a plenitud.
Cuanto más grande sea el pene, mayor pacer sentirá la mujer.

El tamaño no importa. De hecho un pene muy grande puede ser molesto y no estimula el primer tercio de la vagina que es el más sensitivo y donde se encuentra el Punto G.

No es correcto que ella sea quien tome la iniciativa sexual.

Hace muchos años hubiera sido visto como una falta de dignidad por parte de la mujer, hoy en día se sabe que tanto ella como él, pueden tomar la iniciativa sin que se vea una mala connotación de por medio.

 

El orgasmo debe llegar con la penetración del pene.

No siempre ocurre. Algunas tienen orgasmos cuando son penetradas, otras necesitan de estimulación directa en el clítoris.

Tener relaciones sexuales durante la menstruación no es saludable, es sucio y peligroso.

Mentira no hay estudios que den por cierto este mito. El sexo durante la menstruación puede ser igual de placentero que si la mujer no estuviera menstruando.

 

Durante la menstruación la mujer no debe practicar deporte ni bañarse.

Es obvio que no es cierto, si lo haces nada malo te pasará.

Anuncios