Un laboratorio confirma que la vacuna del papiloma está contaminada con ADN viral

La asociación internacional de afectadas por la vacuna del papiloma SaneVax ha ofrecido nuevos datos sobre la confirmación, por un laboratorio independiente, de que una de las dos marcas de la vacuna del papiloma, Gardasil, está contaminada con restos de ADN del virus del papiloma.

Hace un par de años ya que SaneVax informó que habían descubierto fragmentos de ADN (el ácido desoxirribonucleico, abreviado como ADN, es un ácido nucleico que contiene instrucciones genéticas usadas en el desarrollo y funcionamiento de todos los organismos vivos conocidos y algunos virus, y es responsable de su transmisión hereditaria) en el 100% de las muestras analizadas.

Dichos residuos están firmemente unidos al adyuvante de aluminio o potenciador de los efectos inmunológicos que lleva la vacuna.

La agencia de medicamentos estadounidense, la FDA, reconoció dicha contaminación pero argumentó que dichos fragmentos “no representan un riesgo para la salud”.

Pero con posterioridad, el doctor Sin Hang Lee, que es quien está haciendo las investigaciones científicas, ha descubierto que dicha contaminación ha provocado que se cree un nuevo compuesto químico de toxicidad desconocida.

La nueva conformación de ADN formada está relacionada con mutaciones genéticas que pueden provocar más de 70 diferentes enfermedades graves. Las autoridades sanitarias optaron por minimizar el descubrimiento de Lee sin investigar el asunto. Es más se han hecho audiencias públicas en las que se ha explicado que los hallazgos son irrelevantes y que nadie ha replicado o contrastado los datos del científico independiente.

A finales de marzo, en el Congreso Internacional de Autoinmunidad celebrado en Niza (Francia), tres científicos franceses han confirmado que se han producido partículas similares a los virus del papiloma incluidos en la vacuna. Este equipo de investigación ha documentado la presencia de ADN contaminante HPV L1 en todos los lotes de Gardasil distribuidos en Francia con los que han trabajado. Esto verifica el hallazgo de Lee.

Es evidente que se necesitan más investigaciones sobre la seguridad de la vacuna. Ahora es más legítima si cabe la petición de las familias afectadas por la vacuna del papiloma de una moratoria en su aplicación pues su seguridad está en entredicho.

97% de la quimioterapia no funciona y solo se utiliza por una sola razón…


Extracto del artículo original de la revista médica Prevent Disease escrito por DAVE MIHALOVIC

¿Cuál es la razón por la que se sigue utilizando la Quimioterapia?, pues que los médicos y las compañías farmacéuticas hacen dinero con ello. No reduce la mortalidad o disminuye las tasas de cáncer, por el contrario, las aumenta.

La mayoría de los pacientes mueren o se ven nuevamente afectados por el cáncer a los 10 ó 15 años después del tratamiento con quimio, Destruye el sistema inmunológico, aumenta la caída del sistema neurocognitivo, interrumpe el funcionamiento endocrino y es causa de intoxicaciones metabólicas en órganos. Los pacientes, básicamente, viven en un permanente estado de la enfermedad hasta su muerte. La industria del cáncer margina curas seguras y efectivas, mientras que promociona de sus remedios patentados, caros y tóxicos cuyos riesgos superan con creces cualquier beneficio. Esto es lo que mejor saben hacer, y lo hacen, ya que con ello hace que el dinero, así de simple.

Es un negocio de proporciones gigantescas.

La quimioterapia no se dirige a las células cancerosas, y debido a esto, con la quimioterapia:

1) Mueren muchas más células normales que células cancerosas.
2) las células normales que sobreviven sufren daños tóxicos.

Asimismo, el artículo añade que ciertas sustancias que aparentemente resultaron más efectivas, fueron desechadas como sustituto a la quimioterapia por que no ofrecían margen de negocio debido a su bajo coste.
Cómo la Quimioterapia aumenta realmente el crecimiento del Cáncer
Los investigadores probaron los efectos de un tipo de quimioterapia en el tejido recogido de los hombres con cáncer de próstata, y se encontró “evidencia de daño en el ADN” en las células sanas después del tratamiento, escribieron los científicos en la revista Nature Medicine
La quimioterapia actúa inhibiendo la reproducción de las células de rápida división, como las que se encuentran en los tumores.

Los científicos descubrieron que las células sanas dañadas por la quimioterapia secretan más de una proteína llamada WNT16B que aumenta la supervivencia de células cancerígenas.

“El aumento en WNT16B fue totalmente inesperado”, el coautor del estudio Peter Nelson, del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle dijo a la AFP.
La proteína fue captada por las células tumorales vecinas a las células dañadas.
“WNT16B, cuando secretada, podría interactuar con las células tumorales vecinas y hacer que la invasión crezca y esto es importante, pues se resisten a la terapia posterior”, dijo Nelson.
En el tratamiento del cáncer en los tumores suelen responder bien al principio, seguido de un rápido rebrote y resistencia a la quimioterapia suministrada posteriormente.
Los médicos hablar sobre la industria del cáncer
Dr. Robert Atkins, mundialmente conocido por la llamada dieta Atkins, una vez anunció que hay varias curas para el cáncer, no se gana dinero con ellas. Son naturales, eficaces y de bajo costo, los medicamentos de alto costo no están involucrados, pero requieren mucha labor de  autodisciplina de los pacientes. Cuesta millones financiar la investigación y los ensayos clínicos necesarios para producir un nuevo medicamento patentable y comerciable contra el cáncer. A menudo, estos medicamentos crean más enfermedades.
Según el Dr. John Diamond, MD, “Un estudio de más de 10.000 pacientes muestra claramente que la quimioterapia con la enfermedad de Hodgkin (linfoma) es en realidad una mentira. Los pacientes que se sometieron a quimioterapia eran 14 veces más propensos a desarrollar leucemia y tenían 6 veces más probabilidades de desarrollar cáncer de huesos, en las articulaciones y en los tejidos blandos que los pacientes que no se sometieron a la quimioterapia”
El Dr. Allen Levin dijo: “La mayoría de los pacientes de cáncer en este país (EE.UU.) muere de la quimioterapia. La quimioterapia no elimina los cánceres de mama, colon o pulmón. Este hecho ha sido documentado durante más de una década, sin embargo, los médicos todavía utilizan la quimioterapia para estos tumores”

97% de la quimioterapia no funciona y solo se utiliza por una sola razón…


Extracto del artículo original de la revista médica Prevent Disease escrito por DAVE MIHALOVIC

¿Cuál es la razón por la que se sigue utilizando la Quimioterapia?, pues que los médicos y las compañías farmacéuticas hacen dinero con ello. No reduce la mortalidad o disminuye las tasas de cáncer, por el contrario, las aumenta.

La mayoría de los pacientes mueren o se ven nuevamente afectados por el cáncer a los 10 ó 15 años después del tratamiento con quimio, Destruye el sistema inmunológico, aumenta la caída del sistema neurocognitivo, interrumpe el funcionamiento endocrino y es causa de intoxicaciones metabólicas en órganos. Los pacientes, básicamente, viven en un permanente estado de la enfermedad hasta su muerte. La industria del cáncer margina curas seguras y efectivas, mientras que promociona de sus remedios patentados, caros y tóxicos cuyos riesgos superan con creces cualquier beneficio. Esto es lo que mejor saben hacer, y lo hacen, ya que con ello hace que el dinero, así de simple.

Es un negocio de proporciones gigantescas.

La quimioterapia no se dirige a las células cancerosas, y debido a esto, con la quimioterapia:

1) Mueren muchas más células normales que células cancerosas.
2) las células normales que sobreviven sufren daños tóxicos.

Asimismo, el artículo añade que ciertas sustancias que aparentemente resultaron más efectivas, fueron desechadas como sustituto a la quimioterapia por que no ofrecían margen de negocio debido a su bajo coste.
Cómo la Quimioterapia aumenta realmente el crecimiento del Cáncer
Los investigadores probaron los efectos de un tipo de quimioterapia en el tejido recogido de los hombres con cáncer de próstata, y se encontró “evidencia de daño en el ADN” en las células sanas después del tratamiento, escribieron los científicos en la revista Nature Medicine
La quimioterapia actúa inhibiendo la reproducción de las células de rápida división, como las que se encuentran en los tumores.

Los científicos descubrieron que las células sanas dañadas por la quimioterapia secretan más de una proteína llamada WNT16B que aumenta la supervivencia de células cancerígenas.

“El aumento en WNT16B fue totalmente inesperado”, el coautor del estudio Peter Nelson, del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle dijo a la AFP.
La proteína fue captada por las células tumorales vecinas a las células dañadas.
“WNT16B, cuando secretada, podría interactuar con las células tumorales vecinas y hacer que la invasión crezca y esto es importante, pues se resisten a la terapia posterior”, dijo Nelson.
En el tratamiento del cáncer en los tumores suelen responder bien al principio, seguido de un rápido rebrote y resistencia a la quimioterapia suministrada posteriormente.
Los médicos hablar sobre la industria del cáncer
Dr. Robert Atkins, mundialmente conocido por la llamada dieta Atkins, una vez anunció que hay varias curas para el cáncer, no se gana dinero con ellas. Son naturales, eficaces y de bajo costo, los medicamentos de alto costo no están involucrados, pero requieren mucha labor de  autodisciplina de los pacientes. Cuesta millones financiar la investigación y los ensayos clínicos necesarios para producir un nuevo medicamento patentable y comerciable contra el cáncer. A menudo, estos medicamentos crean más enfermedades.
Según el Dr. John Diamond, MD, “Un estudio de más de 10.000 pacientes muestra claramente que la quimioterapia con la enfermedad de Hodgkin (linfoma) es en realidad una mentira. Los pacientes que se sometieron a quimioterapia eran 14 veces más propensos a desarrollar leucemia y tenían 6 veces más probabilidades de desarrollar cáncer de huesos, en las articulaciones y en los tejidos blandos que los pacientes que no se sometieron a la quimioterapia”
El Dr. Allen Levin dijo: “La mayoría de los pacientes de cáncer en este país (EE.UU.) muere de la quimioterapia. La quimioterapia no elimina los cánceres de mama, colon o pulmón. Este hecho ha sido documentado durante más de una década, sin embargo, los médicos todavía utilizan la quimioterapia para estos tumores”

La conspiración del Prozac (un asunto dudoso en ambos sentidos)


El conocido medicamento

Las conspiraciones sobre esta clase de medicamentos son muy comunes y los investigadores serios, o lso que nos gustaría serlo, tenemos la tendencia a contemplarlas con una dosis extra de escpeticismo. En este caso, sin embargo, puede haber algo más que manías persecutorias e4 invenciones literarias.

El producto en sí se llama HIDROCLORATO DE FLUOXETINA y el problema real deriva de que los resultados de las pruebas con este medicamento, que según algunas fuentes podría provocar tendencias suicidas, fueron eliminados en su momento, sin que sea posible recuperarlos ni está muy claro por qué se destruyeron. Esto es un hecho objetivo.

Entre los nombres registrados como marcas comerciales del hidroclora­to de fluoxetina se incluye el Prozac, un medicamento que a lo largo de los años noventa fue un tratamiento lucrativo, pero polémico, para com­batir la depresión y estados asociados a ella. En 1998, la compañía farmacéutica Eli Lilly ganó 2.800 millones de dólares con las ventas de Prozac.

En 1999, el psiquiatra David Healey criticó este medicamento en el curso de una conferencia pronunciada en la Universidad de Toronto: «Estas drogas pueden haber sido responsables de una muerte por cada día que el Prozac ha estado en el mercado». El doctor Healey de­bía hacerse cargo de una cátedra en dicha universidad al año siguien­te, pero en diciembre de 1999 recibió un correo electrónico en el que se retiraba la oferta: «No creemos que su enfoque sea compatible con los objetivos para el desarrollo de los recursos académicos y clínicos que tenemos en esta universidad». Se reveló que Eli Lilly aportaba fondos a la universidad. Healey presentó una demanda, llegó a un arreglo sin que el caso llegase a juicio, y continuó criticando el medicamento.

Cuando otros expertos en medicina comenzaron a expresar su preocupación en este sentido, las compañías farmacéuticas debieron ha­cer frente a demandas jurídicas presentadas por los familiares de perso­nas que se habían suicidado y a las que habían recetado fluoxetina. Las compañías farmacéuticas también comenzaron a tener problemas con la FDA, la agencia responsable de la regulación de sus productos, cuyas autoridades votaron la puesta en práctica de una resolución que exigía que los envases de fluoxetina debían llevar una advertencia de «caja ne­gra», acerca del riesgo de suicidio entre quienes tomasen el producto.

En 2004, el fiscal general de Nueva York presentó una demanda contra la compañía GlaxoSmithKline ante las acusaciones de que ha­bían eliminado pruebas que demostraban que los usuarios de fluo­xetina desarrollaban tendencias suicidas. La compañía farmacéutica llegó a un acuerdo extrajudicial por 2,5 millones de dólares y accedió a hacer públicos los resultados de pruebas futuras.

Conclusión:

cuando se destruyen los resultados de las pruebas de un medicamento como este, todos tendemos a pensar que se intenta ocultar algo. No es necesariamente así, pues también puede tratarse de una negligencia, pero el asunto suena cuando menos, sospechosos. La facilidad con que la compañía llego al acuerdo extrajudicial para que no se profundizase en el asunto, tampoco resulta tranquilizadora.

No obstante, y para ser serios, debemos tener en cuenta también el estado de indefensión de las farmacéuticas, ya que una investigación larga y publicitada sobre el asunto les causar´`ia gigantescas pérdidas, fuera cual fuese el resultado de esta. Las industrias, por tanto, se encuentran ante una alternativa penosa: o negociar, dando a entender que ocultan algo, o no negociar, asumiendo las pérdidas que la simple controversia les causaría.

En nuestra opinión, y entre tanto no xse publiquen los nuevos resultados (y puede que no se publiquen nunca) se trata de un tema DUDOSO.

Fuente:http://www.conspiracion.org/

Estudio accidental descubre que la quimioterapia hace que el cáncer sea mucho peor


Un equipo de investigadores que buscaban por qué las células cancerosas son tan resistentes, tropezaron accidentalmente con un descubrimiento mucho más importante. Mientras realizaban sus investigaciones, el equipo descubrió que la quimioterapia realmente daña a las células mas saludables y posteriormente libera una proteína que sostiene y estimula el crecimiento tumoral. Más allá de eso, incluso hace que el tumor sea más resistente a los tratamientos futuros.

Reportaron sus hallazgos en la revista Nature Medicine, donde los científicos informan que los resultados fueron “completamente inesperados”. Encontrar evidencia significativa del daño en el DNA al examinar los efectos de la quimioterapia sobre el tejido derivado de hombres con cáncer de próstata, es una bofetada en la cara para las principales organizaciones médicas que han estado presionando con la quimioterapia como la única opción para pacientes de cáncer durante años.

La noticia llega después de que fuera previamente proscrita de manera similar que la investigación suspendida ya que los medicamentos caros contra el cáncer no sólo no funciona en el tratamiento de tumores, pero en realidad los empeora muchísimo. Se encontró que las drogas contra el cáncer hacían “metástasis” en los tumores y crecían enormemente en tamaño después de su consumo. Como resultado, los fármacos matan a los pacientes más rápidamente.

Conocido como WNT16B, los científicos que realizaron la investigación dicen que esta proteína creada a partir de un tratamiento de quimioterapia aumenta la supervivencia de las células cancerosas y es la razón por la cual la quimioterapia en realidad acaba con las vidas más rápidamente. El Co-autor Peter Nelson, del Fred Hutchinson Cancer

Research Center de Seattle, explica:

“El WNT16B, cuando secreta, interactúan con las células tumorales cercanas y hacer que crezcan, invadan, y lo más importante, resistan a la posterior terapia”.

Posteriormente, el equipo felicitó la declaración con sus propias palabras:

“Nuestros resultados indican que los daños responden en las células benignas… puede contribuir directamente a una cinética potenciada al crecimiento tumoral.”

Mientras tanto, en sustancias muy baratas como la cúrcuma y el jengibre se ha encontrado consistentemente que reducen eficazmente los tumores y combaten la propagación del cáncer. En una revisión de 11 estudios, se encontró que el uso de la cúrcuma reduce el tamaño del tumor cerebral en un sorprendente 81%. La investigación también ha demostrado que la cúrcuma es capaz de detener el crecimiento de las células cancerosas por completo. Una mujer recientemente llegó a los titulares mediante la revelación de su victoria contra el cáncer utilizando la cúrcuma como condimento principal.

Este accidental hallazgo alcanzado por los científicos muestra, además, la falta de verdadera ciencia detrás de muchos tratamientos del “viejo paradigma”, a pesar de lo que a muchos funcionarios de la salud les gustaría que usted creyera. La verdad del asunto es que las alternativas naturales ni siquiera reciben financiación como los fármacos y las intervenciones médicas porque simplemente no hay espacio para el beneficio. Si todo el mundo estuviera usando la cúrcuma y la vitamina D para el cáncer (mejor aún para prevenir el cáncer), las principales compañías farmacéuticas perderían.

ncbi, NYDailyNews, naturalSociety, Fred Hutchinson Cancer Research Center


¿Porqué la mayoría de los médicos que sufren un cáncer no quieren someterse a quimoterapia? Preguntesenlo. Pero la quimoterapia es un gran negocio para las empresas farmaceuticas

Premio Nóbel de medicina: Las farmacéuticas bloquean las medicinas que curan

El premio Nóbel de Medicinaelevó su voz y denunció que la industria farmacéutica bloquea las medicinas que curan porque no son rentables, además impiden su distribución.

El ganador del Premio Nobel de Medicina Richard J. Roberts denuncia la forma en la que operan las grandes farmacéuticas dentro del sistema capitalista, anteponiendo los beneficios económicos a la salud y deteniendo el avance científico en la cura de enfermedades porque curar no es tan rentable como la cronicidad.

Hace unos días se publicó una nota sobre datos revelados que muestran que las grandes compañías farmacéuticas en Estados Unidos gastan cientos de millones de dólares al año pagando a doctores para que éstos promuevan sus medicamentos. Para complementar reproducimos esta entrevista con el Premio Nobel de Medicina Richard J. Roberts quien señala que los fármacos que curan no son rentables y por eso no son desarrollados por las farmacéuticas que en cambio sí desarrollan medicamentos cronificadores que sean consumidos de forma serializada. Esto, señala Roberts, también hace que algunos fármacos que podrían curar del todo una enfermedad no sean investigados. Y se pregunta hasta qué punto es válido y ético que la industria de la salud se rija por los mismos valores y principios que el mercado capitalista, los cuales llegan a parecerse mucho a los de la mafia.

La entrevista originalmente fue publicada por el diario español La Vanguardia:

¿La investigación se puede planificar?
– Si yo fuera ministro de Sanidad o el responsable de Ciencia y Tecnología, buscaría a gente entusiasta con proyectos interesantes; les daría el dinero justo para que no pudieran hacer nada más que investigar y les dejaría trabajar diez años para sorprendernos.
– Parece una buena política.
– Se suele creer que, para llegar muy lejos, tienes que apoyar la investigación básica; pero si quieres resultados más inmediatos y rentables, debes apostar por la aplicada…
– ¿Y no es así?
– A menudo, los descubrimientos más rentables se han hecho a partir de preguntas muy básicas. Así nació la gigantesca y billonaria industria biotech estadounidense para la que trabajo.
– ¿Cómo nació?
– La biotecnología surgió cuando gente apasionada se empezó a preguntar si podría clonar genes y empezó a estudiarlos y a intentar purificarlos.
– Toda una aventura.
– Sí, pero nadie esperaba hacerse rico con esas preguntas. Era difícil obtener fondos para investigar las respuestas hasta que Nixon lanzó la guerra contra el cáncer en 1971.
– ¿Fue científicamente productiva?
– Permitió, con una enorme cantidad de fondos públicos, mucha investigación, como la mía, que no servía directamente contra el cáncer, pero fue útil para entender los mecanismos que permiten la vida.
– ¿Qué descubrió usted?
– Phillip Allen Sharp y yo fuimos premiados por el descubrimiento de los intrones en el ADN eucariótico y el mecanismo de gen splicing (empalme de genes).
– ¿Para qué sirvió?
– Ese descubrimiento permitió entender cómo funciona el ADN y, sin embargo, sólo tiene una relación indirecta con el cáncer.
– ¿Qué modelo de investigación le parece más eficaz, el estadounidense o el europeo?
– Es obvio que el estadounidense, en el que toma parte activa el capital privado, es mucho más eficiente. Tómese por ejemplo el espectacular avance de la industria informática, donde es el dinero privado el que financia la investigación básica y aplicada, pero respecto a la industria de la salud… Tengo mis reservas.
– Le escucho.
– La investigación en la salud humana no puede depender tan sólo de su rentabilidad económica. Lo que es bueno para los dividendos de las empresas no siempre es bueno para las personas.
– Explíquese.
– La industria farmacéutica quiere servir a los mercados de capital…
– Como cualquier otra industria.
– Es que no es cualquier otra industria: estamos hablando de nuestra salud y nuestras vidas y las de nuestros hijos y millones de seres humanos.
– Pero si son rentables, investigarán mejor.
– Si sólo piensas en los beneficios, dejas de preocuparte por servir a los seres humanos.
– Por ejemplo…
– He comprobado como en algunos casos los investigadores dependientes de fondos privados hubieran descubierto medicinas muy eficaces que hubieran acabado por completo con una enfermedad…
– ¿Y por qué dejan de investigar?
– Porque las farmacéuticas a menudo no están tan interesadas en curarle a usted como en sacarle dinero, así que esa investigación, de repente, es desviada hacia el descubrimiento de medicinas que no curan del todo, sino que hacen crónica la enfermedad y le hacen experimentar una mejoría que desaparece cuando deja de tomar el medicamento.
– Es una grave acusación.
– Pues es habitual que las farmacéuticas estén interesadas en líneas de investigación no para curar sino sólo para convertir en crónicas dolencias con medicamentos cronificadores mucho más rentables que los que curan del todo y de una vez para siempre. Y no tiene más que seguir el análisis financiero de la industria farmacológica y comprobará lo que le digo.
– Hay dividendos que matan.
– Por eso le decía que la salud no puede ser un mercado más ni puede entenderse tan sólo como un medio para ganar dinero. Y por eso creo que el modelo europeo mixto de capital público y privado es menos fácil que propicie ese tipo de abusos.
– ¿Un ejemplo de esos abusos?
– Se han dejado de investigar antibióticos porque son demasiado efectivos y curaban del todo. Como no se han desarrollado nuevos antibióticos, los microorganismos infecciosos se han vuelto resistentes y hoy la tuberculosis, que en mi niñez había sido derrotada, está resurgiendo y ha matado este año pasado a un millón de personas.
– ¿No me habla usted del Tercer Mundo?
– Ése es otro triste capítulo: apenas se investigan las enfermedades tercermundistas, porque los medicamentos que las combatirían no serían rentables. Pero yo le estoy hablando de nuestro Primer Mundo: la medicina que cura del todo no es rentable y por eso no investigan en ella.
– ¿Los políticos no intervienen?
– No se haga ilusiones: en nuestro sistema, los políticos son meros empleados de los grandes capitales, que invierten lo necesario para que salgan elegidos sus chicos, y si no salen, compran a los que son elegidos.
– De todo habrá.
– Al capital sólo le interesa multiplicarse. Casi todos los políticos – y sé de lo que hablo- dependen descaradamente de esas multinacionales farmacéuticas que financian sus campañas. Lo demás son palabras…

Fuente:http://conspiracionesysociedadessecretas.blogspot.com.es

Rabino judío admite que han ocultado la curación del cáncer a los no judíos

Ha tenido que llegar el último mes del año para conocer la noticia más importante. A estas alturas, todos debéis conocer al doctor Hamer, el radiólogo alemán que descubrió las cinco leyes del cáncer, con un 95% de curacion, perseguido por la Unión Europea que denunció que su medicina era, sin embargo, utilizada en Israel. Bien, pues en el link de free news (en español) veréis a un importante Rabino que firma ante un abogado una carta en la que reconoce que el Sumo Rabino (Gran Sanedrín) les ha obligado a ocultar esta información a los no judíos y que los judíos se tratan con esta medicina desde hace años.
Esto es, ni más ni menos, que la confirmación de un genocidio de los no judíos, pues en estos últimos veinte años han muerto 2.000 millones de persona en el Planeta que se podrían haber salvado si se hubiera divulgado esta información.
Con esta carta, los Humanos no judíos ponemos en marcha una campaña Planetaria de denuncia en comisaría y ante los Ministerios de Salud de cada uno de los países de este genocidio planificado.
Más abajo, la prueba de que en Argentina, las ecoaldeas sionistas utilizan la medicina del doctor Hamer desde hace tiempo.
Os copio unos parrafos pero vedlo vosotros mismos porque no daréis crédito a semejante noticia.
Los participantes han constatado que :

1.La Germánica Nueva Medicina ® fue descubierta hace 27 años e inmediatamente divulgada. Desde entonces, y mediante un articulo redactado por el Sumo Rabino Menachem Mendel Schneerson e incluido en el Talmud, todos los rabinos del mundo deben hacer que los pacientes hebreos sean tratados con la Nueva Medicina (así denominada al inicio), ahora denominada Germánica Nueva Medicina ®. La terapia de la Germánica Nueva Medicina ® permite un 98 % de superviviencia.
2.Lo peor fue, como el propio Gran Rabino Dr. Esra Iwan Götz testifica, que en dicho artículo se añadió que deben utilizar los medios necesarios para impedir que los pacientes no judíos practiquen la terapia que ofrece la Germánica Nueva Medicina ®. Según el Gran Rabino Dr. Esra Iwan Götz, lo más aberrante es, no sólo que todos los rabinos conocen que la Germánica Nueva Medicina ® es verdadera y han cumplido la orden de que ningún paciente judío sea torturado con quimio y morfina, sino que todos los doctores judíos, y especialmente todos los oncólogos, mayoritariamente judíos, efectúan a sabiendas dos tipos de tratamiento, una verdadera terapia o un tratamiento de tortura (según la religión).
3.El boicot a la Germánica Nueva Medicina ®, como ha sido confirmado por el Gran Rabino Dr. Esra Iwan Götz, no es una cuestión de ignorancia, de error o de falta de información, sino un genocidio dirigido, planificado.

Con esta noticia ya os vais a quedar de piedra. Resulta que en Argentina hay una red de “ecoaldeas sionistas” donde admiten, sin ambages, que utilizan la medicina del doctor Hamer.
En Nueva Jerusalén todas las necesidades básicas de salud estarían cubiertas, y ninguna persona tiene carencia de prestaciones. Los mejores profesionales de cada ramo estan disponibles las 24 horas del dia sin costo alguno para el ciudadano, y en caso de no contar con prestaciones dentro del territorio, todo el tratamiento y/o asistencia médica y sus costos serán cubiertos en su totalidad por la comunidad.

¿Qué significa todo esto? Que toda la cobertura médica es totalmente gratuita, sin importar la complejidad de los tratamientos.

“Toda enfermedad surge por la insatisfacción de una demanda psicobiológica. Su razón de ser es la satisfacción de esa necesidad”. Este es uno de los postulados de la Nueva Medicina, un enfoque que va más allá de las cuestiones meramente orgánicas, que están desarrollados en el libro recientemente presentado en la ciudad de LaPlata por el doctor Fernando Callejón. La obra, titulada “La lupa de la nueva medicina (Hamer)” no habla de un nuevo medicamento, ni acerca de una terapia alternativa, sino sobre las bases de la teoría creada en la década del 80 por el médico alemán Ryke Geerd Hamer, por medio de la cual se busca el origen de las enfermedades en las emociones y en la conformación biológica del individuo. A partir de estos conocimientos se diseñan estrategias de tratamiento.

http://nuevajerusalen.galeon.com/inicio.htm

http://nuevajerusalen.galeon.com/salud5.htm

http://www.rafapal.com/?page_id=1498