Cuando llegas a la estación correcta, entiendes por qué perdiste tantos trenes

Mujer-mirando-el-tren-pasar

Y es que algunas cosas no pueden suceder en simultáneo…

Cada una de nuestras vivencias, determina de alguna manera algo en nuestro futuro. Por lo que no será tan complicado entender por ejemplo, que si al día de hoy me va excelentemente bien en mi trabajo actual, no pudiese tener el mismo escenario, de haber permanecido cómodamente en el anterior.

Ciertamente no tendremos manera de comprobar nuestro bienestar en los infinitos escenarios posibles, sin embargo, cuando llegamos a donde sentimos pertenecer, algo sentimos, un algo vinculado a la tranquilidad de estar en el sitio que nos corresponde y de alguna manera, logramos entender por qué los tropiezos en experiencias del pasado.

Esto nos invita a sentir mayor ligereza en cuanto al tránsito por las diferentes experiencias de vida y un tanto de confianza en que llegaremos a donde debemos estar, pero para ello iremos experimentando, viviendo, sintiendo, para prepararnos si se quiere, de alguna manera, para esa estación correcta, luego de haber visto tantos trenes cerrar sus puertas, sin tener posibilidades de abordarlos.

tren

De cualquier manera, nuestra actitud siempre resulta determinante en nuestras creaciones, no importa si lo sabemos o no, si lo entendemos o no, si lo queremos o no, siempre, entiéndase SIEMPRE, estamos creando nuestras experiencias vitales.

Así que sin importar si tenemos un plan determinado, si hay puntos por donde debemos pasar, si estamos creando nuestro camino de manera aleatoria, debemos tener en consideración, que mi creación tendrá mucho que ver con cómo me sienta, si me siento mal, la vida se encargará de darme más experiencias que entren en sintonía con ello, si por el contrario, me siento bien, también la vida, como un grandioso SÍ, recogerá las experiencias que me mantengan en ese estado.

Crea desde el estado más conveniente para ti, enfócate en lo que quieres, proyéctate viviendo lo que te gustaría, réstale atención a aquello que de cualquier manera te perturba y poco a poco irá desapareciendo de tu vida… Todo esto, reconociendo tu vida en el momento actual, que a fin de cuentas es lo único que todos tenemos, este pequeño instante.

tren-vida

No te des mala vida con lo que sientas que no es para ti, pasarán muchos trenes y eso no está bien o mal, solo es parte de un proceso, saca el mayor provecho de cada estación de cada tren, de cada oportunidad, ya llegará la que sientas tuya y cuando estés allí sonreirás al ver los trenes pasar, incluso aquellos que al dejarte, te hicieron llorar.

Por: Sara Espejo