No tienes que convencer a nadie de que tú serás su mejor decisión

mujer-con-flores

Si bien es cierto que todo en esta vida se resume en un proceso transaccional, también lo es que una vez que hemos establecido nuestra oferta, que nos hemos mostrado, que hemos asomado o expuesto abiertamente lo que estamos dispuestos a dar, no tenemos que seguir en una campaña promocional que intente convencer al otro de que nos escoja.

Una cosa es sembrar afecto, sembrar respeto, cuidar, inclusive prometer, pero tomarnos la tarea de interferir en una decisión que no fluye de manera natural del otro, no nos dejará otra cosa más que frustración y cansancio emocional.

Inclusive cuando el resultado es aquel por el cual hemos trabajado, quizás el no obtenerlo de manera espontánea, sino quizás forzada, alimente en nosotros una especie de insatisfacción, en donde nuestro ego, que no nos permitió retirarnos en un momento dado, ahora nos habla de su insatisfacción al tener al lado a alguien a quien tuvimos que convencer de que éramos su mejor decisión.

Decisiones

Todos tenemos el derecho de elegir libremente a la persona con la queremos estar y la misma libertad para decidir el momento en el cual queremos que eso ocurra, cuando hablamos de nuestros derechos, lo vemos muy lógico y justo, pero cuando hablamos en los derechos del otro, se vuelve todo un tanto más relativo, subjetivo y el argumento puede dejar de ser tan válido.

El punto es que ciertamente, así como nosotros tenemos derecho a escoger en quien queremos invertir nuestro tiempo y nuestras energías, pues la otra persona también lo tiene y eso significa que quizás nosotros no estemos dentro de sus primeras opciones.

Y si bien es válido el jugársela por quien nos interesa, de entrada tenemos que saber que el convencer a alguien de escogernos o de permanecer en nuestras vidas como queremos, puede resultar un proceso muy arduo e inclusive doloroso.

mujer-pensando-en-su-reponsabilidad-con-una-mariposa-azul-en-la-cabeza-1

A veces no nos damos cuenta de que hay mientras nos aferramos a algo o alguien, perdemos la capacidad de apreciar un universo de opciones, entre las cuales de seguro está una que nos genere tranquilidad, seguridad, afecto, sin demandarlo, sino por iniciativa propia.

Alguno dirá, pero ésa no es la opción que me gusta, pero si no nos damos la oportunidad, eso jamás lo podremos afirmar, de hecho quienes han decidido soltar esas situaciones de apego en donde intentan constantemente venderse ante el otro, mostrando lo mejor de sí, en su gran mayoría se sorprenden gratamente, cuando se dan espacio para amarse a sí mismos y evaluar lo que atraen desde ese punto.

No tienes que convencer a nadie, eres adorable, amable, respetable tal y como eres y justo así vendrá alguien a apreciarlo, solo debes permitírselo y permitírtelo.

Por: Sara Espejo

Cuando llegas a la estación correcta, entiendes por qué perdiste tantos trenes

Mujer-mirando-el-tren-pasar

Y es que algunas cosas no pueden suceder en simultáneo…

Cada una de nuestras vivencias, determina de alguna manera algo en nuestro futuro. Por lo que no será tan complicado entender por ejemplo, que si al día de hoy me va excelentemente bien en mi trabajo actual, no pudiese tener el mismo escenario, de haber permanecido cómodamente en el anterior.

Ciertamente no tendremos manera de comprobar nuestro bienestar en los infinitos escenarios posibles, sin embargo, cuando llegamos a donde sentimos pertenecer, algo sentimos, un algo vinculado a la tranquilidad de estar en el sitio que nos corresponde y de alguna manera, logramos entender por qué los tropiezos en experiencias del pasado.

Esto nos invita a sentir mayor ligereza en cuanto al tránsito por las diferentes experiencias de vida y un tanto de confianza en que llegaremos a donde debemos estar, pero para ello iremos experimentando, viviendo, sintiendo, para prepararnos si se quiere, de alguna manera, para esa estación correcta, luego de haber visto tantos trenes cerrar sus puertas, sin tener posibilidades de abordarlos.

tren

De cualquier manera, nuestra actitud siempre resulta determinante en nuestras creaciones, no importa si lo sabemos o no, si lo entendemos o no, si lo queremos o no, siempre, entiéndase SIEMPRE, estamos creando nuestras experiencias vitales.

Así que sin importar si tenemos un plan determinado, si hay puntos por donde debemos pasar, si estamos creando nuestro camino de manera aleatoria, debemos tener en consideración, que mi creación tendrá mucho que ver con cómo me sienta, si me siento mal, la vida se encargará de darme más experiencias que entren en sintonía con ello, si por el contrario, me siento bien, también la vida, como un grandioso SÍ, recogerá las experiencias que me mantengan en ese estado.

Crea desde el estado más conveniente para ti, enfócate en lo que quieres, proyéctate viviendo lo que te gustaría, réstale atención a aquello que de cualquier manera te perturba y poco a poco irá desapareciendo de tu vida… Todo esto, reconociendo tu vida en el momento actual, que a fin de cuentas es lo único que todos tenemos, este pequeño instante.

tren-vida

No te des mala vida con lo que sientas que no es para ti, pasarán muchos trenes y eso no está bien o mal, solo es parte de un proceso, saca el mayor provecho de cada estación de cada tren, de cada oportunidad, ya llegará la que sientas tuya y cuando estés allí sonreirás al ver los trenes pasar, incluso aquellos que al dejarte, te hicieron llorar.

Por: Sara Espejo

En los peores momentos, la fe es lo que te mantendrá a flote

caballito-1

Todos tenemos una tabla de salvación que va con nosotros a todas partes, que podemos usar en cualquier momento y si de verdad estamos muy predispuestos en determinados trayectos podemos decidir usarla de forma indefinida, este salvavidas se llama fe.

La fe tiene características comunes con el miedo, en ambos nuestra mente se enfoca en un resultado, a través de la fe, nos enfocamos en el mejor resultado posible, en lo que mayor beneficio nos reportará, en lo que será mejor para nuestras vidas. Mientras que el miedo nos empuja a pensar en los peores resultados posibles, a generar en nuestras mentes escenarios en donde las cosas no se dan como queremos o nos traen consecuencias nefastas a nuestras vidas.

miedo-

Mientras nos alimentamos de temor, la vida nos dará motivos para temer, nos dará la razón y se encargará de demostrarnos que hay siempre que temer. Si nos alimentamos de fe, nos mostrará la otra cara, en donde podemos recibir, aquello que optimistamente esperamos.

Lo que debemos rescatar es que la vida siempre nos complace, si creemos que estará a nuestro favor, lo estará, si creemos que estará en nuestra contra, lo estará. ¿No resulta súper valiosa esta información?

Si supieras que todo está siempre bien realmente, y que siempre tiene un final feliz, entonces no te sintieses miedo de tu futuro.

¡Todo está realmente tan bien!

Si pudieses creerlo y confiar que así es, inmediatamente todo estaría bien automáticamente.

– Abraham Hicks

Baja la guardia, permite el bienestar en tu vida, deja de temer y sustituye tus miedos por fe y comienza a crear desde allí, desde la confianza en que todo tiene un final feliz y desde ese punto de partida crearás la realidad que coincida con ello y allí está “el secreto”.

Amor-vence-miedo

El universo responde a tu vibración, tú eres un ser vibratorio, así que procura vibrar en una frecuencia diferente. Puedes pensar en muchas cosas, decide escoger un canal diferente para enfocarte, quédate con lo que te haga sentir seguro, tranquilo. Distráete de esos pensamientos cargados de miedo y mueve tu punto de atracción.

Tienes un caudal a tu disposición. El universo te está ofreciendo en todo momento, no bloquees lo que sí quieres con tus pensamientos saboteadores, con tus miedos, porque te ofrecerá más de eso que te hace sentir temeroso. Los temas que más te preocupan son los que menos te permitirán estar en bienestar, enfócate en los que te dan sosiego, llena tu mente y tu corazón de fe y mira como todo cambia.

Hay días en los que te costará sonreír y eso está bien

abuso-emocional-500x342

La vida está llena de altibajos, una simple muestra de ello lo refleja un electrocardiograma con esas subidas y bajadas constantes, donde todo parece ser necesario, mientras la vida fluye. Un día podemos estar bien y tranquilos, al día siguiente nos puede arropar la tristeza o el pesimismo.

Ciertamente somos nosotros quienes decidimos cómo nos sentimos y es válido sentir emociones que no nos agradan, el detalle está en no quedarnos enganchados en ellas, solo darles su espacio, observarlas y dejarlas pasar, hace su tránsito menos dañino.

Si nos quedamos anclados a emociones que no nos permiten sentir bienestar comenzaremos a maxificar sus efectos negativos, en especial el de crear desde un punto de vibración a baja frecuencia, y desde allí la vida recogerá muchas experiencias para que nosotros nos sigamos sintiendo así.

respiración-profunda-

Pero no debemos exagerar, ni forzarnos, todo en nosotros debe ser fluido, mientras le hacemos resistencia a una emoción o la negamos, más se puede agudizar, si dejamos que pase, sin prestarle mayor atención, antes de que nos demos cuenta ya no nos molestará.

Es como un niño cuando se le presenta una pataleta, si nos irritamos, le reprendemos, le castigamos, estamos dándole más fuerza a esa conducta, por el contrario, si no prestamos mucha atención, inclusive si amorosamente nos acercamos, muy probablemente la pataleta se disuelva en sí misma… Lo mismo ocurre con nuestras emociones.

Escalera-en-espiral (1)

¿Estamos molestos? ¿Estamos tristes? ¿Estamos temerosos?… ¿Eso nos roba momentos de felicidad? Pues la respuesta es sí, estas emociones nacen por contraste, nos cortan el torrente de bienestar y nos impiden sonreír de manera espontánea… Pero no pasa nada, podemos pasar por esas casillas, el truco es no quedarnos allí durante muchos turnos, en la primera oportunidad debemos lanzar el dado y avanzar.

Permítete sentir, pero no abuses de los lapsos de tiempo y obviamente no se trata de tener un cronómetro emocional: “ya pasé 30 minutos en esta emoción, debo dirigirme a otra…”, se trata de observarnos y tomar medidas que nos ayuden a movernos, sin brusquedad, sin aspaviento, somos si nos fuésemos flotando desde la parte más honda de la piscina a la más llana, sin levantar mucha agua, sin chapotear, sin cambiar bruscamente de posición… solo aplicando el impulso necesario para desplazarnos sobre el agua y en menos de lo que pensamos, ya nuestros pies podrán sentir el fondo, de preferirlo así.

Observa tus emociones, vívelas, pero recuerda que creas desde allí, así que en las que no te hagan sentir bien, no permanezcas demasiado.

Por: Sara Espejo

5 rasgos en común que tienen los manipuladores

Resultado de imagen de 5 rasgos en común que tienen los manipuladores
Si aún no sabes cómo identificar a una persona manipuladora, estos tips te pueden ser de ayuda. Este tipo de personas suelen presentar algunas características que las ponen en evidencia, por lo que es necesario que conozcas cuáles son.

 Lo peligroso de las personas manipuladoras, es que no suelen tener ningún tipo de escrúpulos. Cuando detectan a una potencial víctima, buscan de inmediato sus vulnerabilidades para explotarlas y sacarles algún tipo de provecho mediante la manipulación emocional.
Esto lo hace de manera paulatina, envolviendo poco a poco a las personas con palabras y actos de pretendida empatía, que solo son herramientas de las que se valen para lograr sus nefastos propósitos.
Aunque estemos conscientes del daño que un manipulador puede traer a nuestras vidas, no es tarea sencilla identificarlos y detectar si nos encontramos frente alguno de ellos.
Afortunadamente, existen algunos indicios bastantes claros que los delata, y a los cuales hay que permanecer atentos; para evitar caer en sus redes y escapar a tiempo de sus malas influencias.
 ¿Quieres conocer un poco más de este tema? Te invitamos a que continúes con la lectura de este importante artículo, donde obtendrás toda la información que requieres  para ponerte a salvo de los manipuladores.

Rasgos que delatan a una persona manipuladora
Estos son los rasgos más comunes que presentan las personas manipuladoras:
1. Son hábiles oradores
Los manipuladores manejan con eficacia el don de la palabra.
Le dan vueltas a todo con suma habilidad y siempre a su conveniencia, logrando embaucar a su víctima a través de la distorsión de las ideas y de su explotación emotiva.
Toda su actividad se centra en dominar la situación y obtener beneficios o algún tipo de rendimiento; siempre a consta de sus víctimas.
Para ello, se dan  la tarea de crear adrede un desbalance de poder; que les permite explotar a la otra persona sin que este hecho se haga evidente para su víctima.
2. Nunca se da por satisfecho
La persona manipuladora no se sacia con facilidad y siempre está pidiendo y exprimiendo sin cesar.
Su conducta tiene que ver más con la satisfacción de su propio ego, a través del cual logra la total manipulación de su víctima.
Esto lo hace sentir que tiene absoluto control sobre ella y que puede explotarla a su antojo hasta llegar al límite, exigiendo cada vez más y más, hasta lograr el quiebre emocional.
3. Se hace pasar por víctima
Este es el papel preferido que suele interpretar de manera impecable el manipulador.
Es una especie de chantaje emocional en el cual el manipulador resulta ser la víctima y tú el victimario.
Pregonan que su situación obedece al mal proceder de otras personas y que son el blanco de sus injusticias.
Con esta conducta, logra despertar el sentido de lástima de las personas.
 4. Presenta una imagen de necesitado
Los manipuladores se presentan como una persona débil de espíritu, que requieren con urgencia de apoyo y dependen de manera absoluta de los demás.
Pero detrás de esa careta de cordero en realidad se oculta un lobo manipulador, que explota tus buenos sentimientos hasta que te sientas responsable de su persona; esto es sólo un táctica para conocer cómo actúas.
5. Miente con facilidad
Tiene una extraordinaria facilidad para mentir, sin que lo delate algún gesto o el tono de su voz. Es un mitómano con todas las letras.
El nivel es tal, que en algunos casos llega a convencerse de sus propias mentiras lo que las hace aun más creíbles.
Esa es la razón por la cual recurre a ella en todas las etapas del proceso manipulador, hasta que alcanza sus objetivos.
Al carecer de escrúpulos, pretende hacer creer que sus mentiras no tienen mayor importancia y que no fueron dichas con mala intención; cuando estas quedan en evidencia.
Detalles que no debes pasar por alto
Para que exista un manipulador, debe existir también una víctima manipulada. Si permites que  un manipulador recree en ti sus artimañas, tendrá el terreno abonado para lanzar sus redes.
Las personas manipuladoras desvalorizan por completo a sus víctimas, por lo que se debe evitar a toda costa, convivir con ellas.
Si el artículo ha sido de tu agrado, esperamos que lo compartas con amigos y familiares y debatan sus planteamientos. Siempre será de provecho conversar al respecto con los adolescentes para cultivar el criterio propio y el conocimiento.

Los niños que crecen con los abuelos son más seguros y felices

 

Los niños que crecen con sus abuelos son afortunados. Gracias a este vínculo se enriquecen de más dinámicas afectivas, de más refuerzos emocionales y de esos recuerdos que conformarán en ellos un legado de recuerdos excepcional que los acompañarán siempre.

Ahora bien, ello no quiere decir en absoluto que en el caso de que nuestros hijos crezcan sin la cercanía de sus abuelos, vayan a ser menos felices. Se trata solo de entender que la infancia, es esa oportunidad irrepetible en la que a mayor número de estímulos, de atenciones y vínculos basados en el amor incondicional, se traduce siempre en una mayor madurez emocional.

A su vez, otro aspecto interesante y de gran valor que a muchos de nuestros lectores le puede interesar, es que según un estudio los niños que quedan al cuidado de los abuelos en lugar de en una guardería, adquieren una mayor fluencia en el lenguaje y son emocionalmente más seguros.

Queda claro que a veces, no todas las parejas tienen cerca a sus padres para favorecer ese lazo «abuelo-nieto», sin embargo, si es tu caso, no lo dudes. Permite que día a día disfruten de esa relación, la niñez es una etapa que termina rápido, de ahí, y con el fin de consolidar una personalidad más fuerte y feliz en nuestros hijos de forma temprana, sea muy positivo aprovechar este tipo de vínculo del que también nosotros nos aprovechamos en su día.

Y como ya sabemos, los abuelos tienen cariño por toneladas, magia en los bolsillos y esa sonrisa siempre lista e incombustible que saca lo mejor de nuestros niños.

A partir de los 3 años los niños se benefician más de la cercanía de los abuelos

corto la luna niños

Desde los 0 a los 3 años lo que un niño necesita es la cercanía de su madre y de su padre. Es ese primer círculo social y afectivo de todo pequeño con el cual, consolidar su desarrollo cerebral y la relación de apego.

Una vez que nuestro hijo ya empieza a interaccionar con el entorno, manipulando objetos, caminando, tocando e iniciando ya ese proceso comunicativo, la presencia de los abuelos es todo un tesoro de beneficios.

El desarrollo comunicativo-emocional es superior en los niños que crecen con los abuelos

Admitámoslo, los abuelos tienen una energía increíble y ven en la llegada de los nietos, un modo de rejuvenecer al adquirir un nuevo papel que les encanta: el de proveedor de afectos, de historias, de dulces, de regalos que no se esperan y de largos paseos por el parque a velocidad de caracol.

  • Atrás quedó su etapa de crianza, de imponer normas y reglas. El papel del abuelo no es ese y no desea tenerlo tampoco.
  • No desea tener la autoridad de los padres. La suya es una crianza permisiva y envolvente con olor a vainilla, con el calor de las tardes de primavera y con el sabor de las comidas favoritas de los niños.
  • Todas estas dinámicas con refuerzos maravillosos, actúan estimulando el lenguaje de nuestros hijos, algo que como ya hemos señalado, no consiguen de igual modo acudiendo a una guardería.
  • Los abuelos interactúan con los pequeños de forma constante. Casi sin saberlo, se convierten en poderosos arquitectos de sus capacidades comunicativas.

Dejan una huella emocional permanente en los niños

En este mundo de prisas, caótico a instantes, y lleno de obligaciones para las mamás y los papás, los abuelos tienen una virtud excepcional: viven sin presiones y saben disfrutar del «aquí y ahora».

  • Algo que no podemos olvidar es que los abuelos de hoy en día son personas de espíritu joven, en buen estado físico y con ganas de experimentar, de vivir, de seguir acumulando experiencia.
  • Su aprendizaje de vida les ha enseñado qué es lo importante. Saben que el legado que les ofrezcan a sus nietos está por encima de los bienes materiales: lo más importante es dejar en ellos una maravillosa huella emocional positiva.
  • Los niños y los abuelos van al mismo ritmo: aprecian como nadie el momento, ese «aquí y ahora» donde ver cómo un insecto escala por una flor, cómo las gotas de la lluvia caen por la ventana o cómo ese trocito de chocolate se derrite sobre la taza de leche caliente.

Todo es magia, todo son momentos compartidos en maravillosa complicidad que confiere a los niños un aprendizaje único: el de la felicidad sencilla, sin artificios, sin falsedades.

Niños amados, niños más felices y seguros

Esa es la clave y el secreto de la ecuación: los niños que son amados, valorados y respetados se convierten en personas más felices porque desarrollan un buen autoconcepto y una mejor autoestima.

Los abuelos contribuirán de forma primordial en esta fórmula siempre y cuando, sean personas sólidas, optimistas y con esa sabiduría y aplomo capaz de encender los corazones de todos aquellos que les rodean.

Así que no lo dudes, si tus padres están hechos de este material: el del afecto inoxidable y el amor incombustible, permítelo, favorece ese vínculo, esa cotidianidad donde abuelo y nieto compartan momentos, detalles, anécdotas e historias que nunca olvidaréis.

El amor de tu vida llegará después del error más grande de tu vida

Resultado de imagen de El amor de tu vida llegará después del error más grande de tu vida

Conozco tu dolor, ese que te dejaron tan en el fondo y parece nunca querer salir. Sé cuánto duele tu alma. Los desamores no son fáciles de superar, si lo fueran todos serían felices. Un desamor es terrible, es una pérdida personal, como si desprendieran una parte de ti misma, esa que estaba cargada con todos los sentimientos que tenías hacia esa persona. A veces, un desamor nos lleva a un abismo emocional tan profundo que nos ciega, no sabemos cómo diferenciar la realidad.

Sé te que te ha pasado. Te enamoraste con todas tus fuerzas. El amor te hizo desnudar tu alma frente a él y le diste la clave de los secretos que tanto guardabas con recelo en tu corazón. Invertiste todo lo que tenías en la relación. Le entregaste el corazón con la esperanza de que él en algún momento te amara igual.

Sabías que la potencia de tu amor era más fuerte que la de él. Igual elegiste seguir creyendo que sería diferente, porque eres una persona que ve lo bueno y el potencial que tienen los demás. Pensaste que eventualmente él se daría cuenta de lo puro de tu amor y entonces empezaría a tratarte mejor.

Lamentablemente, estabas equivocada. Él no era la persona que pensabas que era. No fue el príncipe valeroso sobre un caballo blanco que te haría sentir especial siempre. Él no era digno de tu amor. Y no, no fue porque estaba muy ocupado, simplemente nunca se molestó en buscar tiempo para ti. Nunca le importaron tus sentimientos ni vio un futuro contigo a su lado.

El amor te mantuvo esperanzada y no notaste las señales de alarma que siempre te dio y entonces, caíste en su trampa.

Diste todo con la esperanza de que en el fondo realmente se preocupaba por ti. Te enamoraste y tristemente, terminaste pagando el precio por amar a alguien que no te ama de vuelta.

Pero escúchame con atención, el hecho de que te sientas perdida ahora, que no puedas ver una luz al final de ese túnel oscuro en que estás no significa que no haya una esperanza para ti. Por el contrario, te espera lo mejor de tu vida.

Amaste y perdiste. Sí, es una de las cosas más dolorosas que un ser humano jamás podrá experimentar, pero estás viva y eso significa algo. Significa que no importa qué tan mal estés, sin esperanza y desesperada, aun conservas una pequeña chispa dentro de tu corazón que te mantiene cálida. Es un pequeño atisbo de luz que te ayuda a perseverar, a salir a la superficie y mantenerte con vida.

Que te hayan roto no significa que no experimentarás más el amor. Para nada, no desesperes.  Ya sabes lo que dicen por allí, después de la tormenta viene el arcoíris. Así que el amor de tu vida, el verdadero, el que te amará con todas sus fuerzas y te recordará a cada instante lo importante que eres para él, llegará después del peor error de tu vida. Así es como es. Solo necesitas mantener la fe. El futro será increíble y muy brillante para ti. No puedes renunciar ahora.

Un día tendrás de frente al amor de tu vida y todas las preguntas que alguna vez te formulaste sobre esa persona serán respondidas por sí solas. Cuando esté finalmente contigo te darás cuenta que nunca habías amado realmente y entenderás por qué todos los intentos de relaciones anteriores fallaron. Ahora todo tendrá sentido y estará muy claro.

Esta persona te sanará. Hará todo en su poder para ayudarte a encontrarte de nuevo y ser quien realmente eres sin miedo. Será paciente contigo, te entenderá, y se enamorará de todas tus imperfecciones. Más importante aún, te mostrará que todo en la vida pasa por una razón.