Prefiero saberlo todo aunque duela, a imaginarme cosas peores

mujer-con-paloma-torcaz-en-el-oído

Nuestra mente es especialista en rellenar espacios en blanco, se resiste a no estar creando continuamente pensamientos que no necesariamente tendrán que ver con la realidad, por eso, muchas veces resulta inclusive menos tormentoso el enterarnos de una verdad dolorosa, que darle rienda suelta a la imaginación con suposiciones, escenarios catastróficos o angustias innecesarias.

La honestidad de otro muchas veces puede protegernos de nosotros mismos, más cuando tenemos indicios de que una situación va por un camino determinado. Ciertamente habrá muchas cosas que no querremos escuchar, cosas que nos gustaría que fueran diferentes y verdades que se clavarán en nuestro corazón como dagas… Pero una vez que la información está en puesta en el tapete nos es posible asumirla y manejarla como es.

personas-complicadas

Sin embargo, no tenemos poder de acción sobre las tragedias que nuestra mente es capaz de imaginar. Nada de lo que nos termina pasando, resulta tan grave como lo que aconteció en nuestra mente y bajo las muchas terribles hipótesis no podemos resolver realmente nada, solo podemos seguir imaginando caminos y posibles salidas a esa pesadilla, pero como no es lo que ocurre, tampoco resulta de utilidad.

Muchas veces no tendremos posibilidades de saberlo todo, de apaciguar nuestra mente con la información que necesitamos, así sea con una dolorosa verdad, sino que tenemos que aprender a calmarnos a través de nuestros propios recursos, intentando no darle rienda suelta a nuestra imaginación, más cuando nos está perjudicando nuestra estabilidad emocional.

emociones

Cuando los pensamientos que generamos se tornan en nuestra contra y todas las sensaciones que manifestamos son negativas, es necesario buscar la paz adentro, más que distraernos y evadir lo que nos preocupa, debemos aceptar que no manejamos toda la información que nos gustaría y que en función de lo que realmente ocurre debemos trabajar, sin empeorar los escenarios a través de supuestos.

La meditación siempre resulta un buen aliado cuando necesitamos calmar nuestra mente, a ella puede acudirse como práctica tradicional, buscando un lugar tranquilo, donde podamos sentarnos y sencillamente concentrarnos en nuestra respiración por unos minutos, dejando pasar cualquier pensamiento, sin resistirnos o engancharnos, solo viéndolo pasar; o bien practicando la meditación en movimiento, donde nos concentramos de manera exclusiva en lo que está ocurriéndonos en el momento presente.

 

El poder conectar con nosotros mismos, nos permite no solo dejar la mente por momentos fuera de juego, lo cual nos llena de energía y nos hace sentirnos descasados y mejor preparados para afrontar cualquier circunstancia, sino que nos permite escuchar esa voz interior, que aunque no nos muestra el mapa, nos dice qué camino debemos tomar, para ubicarnos justo donde debemos estar.

No permitamos que nuestra paz y tranquilidad dependan de factores externos, de personas o situaciones de las que no podemos tener control. Aceptemos que aunque prefiramos un escenario, no siempre podremos acceder a él, y esto no debe robarnos la paz. Controlemos nuestra mente a fin de que nos favorezca y sobre todo prestemos atención a lo que nos da la información más relevante, la única que realmente necesitamos, ésa que sale de nuestro interior y asociamos al corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s