Misteriosos trastornos mentales que pueden estar en nuestro cerebro

1. Síndrome de Cuasimodo

14957760-2017-03-2813-1490697576-650-e93a2329e3-1491840320

 

El síndrome de Cuasimodo (o dismorfofobia, como se llamaba antiguamente), es un trastorno mental muy peligroso conocido por aquellos pensamientos intrusivos sobre un defecto físico muy sobrevalorado por el individuo e incluso imaginario. Los pacientes se ven constantemente en el espejo, tratando de encontrar una perspectiva en la que el supuesto defecto no sea visible; negándose a ser fotografiado con el único fin de que no salga ese desperfecto en la imagen; cuidan en exceso su apariencia; tienen problemas en su vida personal a causa de este defecto; tienen una baja autoestima; se sienten incómodos en sociedad porque sospechan que otros notan ese “defecto“ y se ríen de él. ¿Te resulta familiar?

Lo absurdo de este síndrome se revela en el cortometraje mudo ”Contracuerpo”.

2. Erotomanía

14957810-book-perfumer-07-1490696358-650-dafe560920-1491840320

 

Los que sufren de erotomanía están convencidos de que alguien está enamorado de ellos y, con frecuencia, alguien con un estatus social más elevado (por ejemplo, una celebridad). El sujeto cree que su admirador imaginario muestra su actitud hacia él por medio de señales especiales, secretas, telepatía, mensajes cifrados en medios de comunicación. Superar este trastorno es muy difícil; incluso si el supuesto enamorado dice claramente “no“, la persona que sufre erotomanía lo interpretará como parte de una estrategia secreta para ocultar sus relaciones clandestinas al público.

Este síndrome se menciona en la película ”Mal de pierres (Mal de piedras)”, que cuenta con la interpretación estelar de Marion Cotillard.

3. Síndrome de Capgras

14957860-the-double-1490691969-650-a9f6b7e29e-1491840320

 

En este síndrome, el afectado cree que alguien de su familia o él mismo ha sido sustituido por un doble. El paciente puede afirmar que las malas acciones, cuya autoría se atribuyen a él, no las hizo él y sí su doble, que es exactamente igual físicamente. Este trastorno viene acompañado a menudo por la esquizofrenia.

La película “El doble”, basada en la novela de Fiódor Dostoyevski, revela la esencia de este trastorno.

4. Síndrome de Frégoli

14957910-2-43-1490692513-650-68e0a1a73a-1491840320

 

Con este síndrome, el paciente piensa exactamente lo contrario: bajo la apariencia de los demás, desconocidos para él realmente, se esconde algún familiar o conocido que se maquilla y cambia de apariencia con el fin de perseguirlo.

El síndrome fue descrito por primera vez en 1927: una chica joven aseguraba que la perseguían dos actores del teatro a donde iba a menudo, tomando la apariencia de personas que ya conocía o había visto alguna vez.

Este tema se trata parcialmente en la película animada “Anomalisa”.

5. Síndrome de Adele

14957960-0627ISABELLEADJANI-1490692791-650-e505c917cf-1491840320

El síndrome de Adele responde a un estado compulsivo en el que una persona experimenta un trastorno mental grave que se acompaña de una fuerte atracción irresistible del amor. Los médicos han reconocido recientemente el síndrome como trastorno mental, que pone en serio peligro la salud y la vida; similar a la ludopatía, el alcoholismo y la cleptomanía.

Los síntomas de la enfermedad se parecen a una depresión profunda, pero pueden ser mucho más peligrosos: perseguir a otra persona, autoengaño, esperanzas ilusorias, sacrificios voluntarios de sí mismo en un plano de victimismo, haciendo caso omiso de los consejos de amigos y familiares, comportamientos imprudentes y la consecuente pérdida de interés en otros temas y actividades.
.
Este síndrome, y la chica por la cual recibe este nombre, se puede ver en la película “El diario íntimo de Adela H.”.

6. Criptomnesia

14958010-660x446_21_ab2da51e85f332f674c4b7bacf01e6ef720x486_0xc0a8393c_3808965741370476446-1490696167-650-99786bea0f-1491840320

 

La criptomnesia es una especie de trastorno de la memoria, cuando la persona no puede recordar cuándo fue uno u otro acontecimiento, si fue en un sueño o en realidad, si escribió un poema, o simplemente lo memorizó una vez lo leyó. En otras palabras, se olvida la fuente de cualquier información y la persona no puede determinar si la idea le pertenece a ella o a otro.

Con este síndrome a menudo se produce el fenómeno de “jamais vu“, lo contrario de ”déjà vu“, cuando de repente viene la sensación de que algún lugar o persona bien conocido parecen completamente nuevos, raros o poco comunes, como si fueran vistos en este momento por primera vez.

En la foto, un fragmento de la película “La ciencia de los sueños”.

7. Síndrome de Alicia en el país de las maravillas

14958060-2000x1122_mtqxu9-1490687997-650-42504cb0dc-1491840320

 

Con este síndrome, el paciente cambia su percepción de los objetos y el espacio que lo rodea: puede percibirlos tanto en dimesiones pequeñas como mayores de su tamaño original, percibir que están lejos pero de un modo extraño también cerca. El caso más grave se produce cuando la persona percibe su propio cuerpo de modo incorrecto, sin entender su forma y tamaño. Sin embargo, ni sus ojos u otros sentidos están dañados, los cambios vienen derivados de la presencia de este síndrome en la mente.

8. Trastorno obsesivo-compulsivo

14958110-El-Aviador-pelicula-1490687013-650-35c9d423d6-1491840320

 

Con el TOC, trastorno obsesivo-compulsivo en términos científicos, los pacientes albergarán pensamientos obsesivos con ansiedad que no pueden quitarse de su mente, o “rituales“ entendidos como acciones especiales, que según la versión de la persona, se ve obligada a llevarlas a cabo. Llama la atención que aquel que lo padece es consciente de lo absurdo de sus acciones, pero su incumplimiento lo lleva a una ansiedad elevada y, finalmente, termina en un cumplimiento rutinario de estos rituales.

Un buen ejemplo de una persona que sufre de este trastorno es el héroe Leonardo di Caprio en ”El aviador”.

9. Síndrome parafrénico

14958160-14C-1490700362-650-acb65d0fe0-1491840320

 

El síndrome parafrénico es una mezcla de un delirio fantástico combinado con aires de grandeza. Las ideas delirantes del paciente vienen acompañadas constantemente con seudoalucinaciones y “falsos recuerdos”. Los pacientes se consideran los señores del mundo, se atribuyen a sí mismos la inmortalidad, el origen divino, afirman que escribieron (bajo pseudónimos) libros de grandes escritores, y otras cosas de este tipo. Las personas con este diagnóstico, aparentemente, se vuelven muy arrogantes y misteriosas.

10. Trastorno de identidad disociativo

14958210-d26eea8ce2704f3c5fbbd48f82584292-1490687790-650-0ab437f243-1491840320

El trastorno de personalidad múltiple, llamado así al principio, es un trastorno mental muy raro en el que se divide la identidad de una persona, se multiplica su personalidad y se alcanza la impresión de que en una sola conviven varias muy distintas. Estas personalidades pueden tener diferente sexo, edad, nacionalidad, temperamento, inteligencia, filosofía e, incluso, enfermedades. Las causas de este trastorno son graves traumas emocionales en la infancia: con el fin de protegerse psicológicamente, el niño empieza a percibir lo que está sucediendo con él como si estuviera sucediendo con un ajeno.

La historia más sorprendente con personalidades múltiples se produjo en los EE.UU. a finales de 1970. Cuando fue detenido el violador Billy Milligan, entonces se descubrió que en su cabeza vivían al menos 24 personas. Puedes leer más sobre esta historia en el libro de Daniel Keyes.

El protagonista de la película “Fragmentado” también sufre de estos trastornos.