3 lecciones de vida que aprendemos de los animales

3 lecciones de vida que aprendemos de los animales

 

.

¿Cuando fue la última vez que conectaste con la naturaleza?

Nuestros sentidos se desconectan de la voz de la naturaleza mientras avanzamos en nuestras vidas, hasta que nos olvidamos de que hay un mundo entero delante de nuestros ojos esperando para poder interactuar con nosotros.

Muchos hemos pasado por un importante cambio de vida donde empezamos a “despertar”, a conectar de nuevo con un mundo que habíamos dejado de percibir.

Afortunadamente, la naturaleza siempre ha estado ahí, esperando pacientemente por nosotros.

Los animales son maravillosos comunicadores y mensajeros que están más que dispuestos a interactuar con aquellos que están abiertos a la posibilidad. Aquí están 3 de las lecciones más profundas que estos maravillosos seres nos transmiten.

. Lección # 1: “Acepta tus manchas”

Esta lección bien podría provenir de un leopardo. Por lo general, no sólo somos muy críticos con nosotros mismos, sino que tendemos a esconder parte de nuestra personalidad, pensamientos o deseos a los demás. Nos escondemos pensando que no nos aceptarán, o que no somos lo suficientemente buenos como para decir o hacer tal cosa. Tenemos demasiado miedo de revelar nuestros pensamientos más internos.

 

Acéptate como eres, ese es el mensaje. Para hacerlo, para libérate del miedo de compartir con el mundo quién realmente eres, lo primero que debes hacer es aceptarte tal y como eres. ¿Y cuál es el camino para conseguirlo? Deja de juzgarte. La naturaleza no se juzga ni juzga a sus habitantes, simplemente es. Lo mejor de ser exactamente quién eres, sin miedo, es que aquellos a los que les gustes, aquellos que se acerquen a ti, sabrás, sin lugar a dudas, que están contigo por tu verdadero ser, por como eres realmente. Es una sensación maravillosa y liberadora.

Lección # 2: “Tu percepción es muy limitada”

Para y respira, este podría ser el principio.  Si te das cuenta (que, en realidad, de eso es de lo que se trata) los animales perciben su entorno de un modo que a nosotros se nos escapa. Estamos tan centrados en nosotros mismos, en lo que sucedió antes, en lo que sucederá después, que apenas somos conscientes de donde estamos ni de lo que hacemos, y mucho menos de todo lo que nos rodea.

A diferencia de un gato, un perro o cualquier otro animal, nosotros apenas percibimos nuestro entorno. Ellos son capaces de, sin necesidad de concentrarse, apreciar los sonidos que los rodean, detectando aquellos otros animales que se les acercan. Podemos estar rascando a nuestro gato, que si un pájaro aletea en la ventana lo oirá, no se ha “distraído” por estar con nosotros.

La experiencia del mundo de los animales es mucho más amplia y comprometida que la nuestra, pero la buena noticia es que puede ser así también para nosotros si lo deseamos. Así que, para y respira, hazlo tantas veces como sea necesario. Sal de tu cabeza y adéntrate en el mundo. Conecta con él. ¿La forma más fácil de hacerlo? Para y respira, nada más.

Conecta con tu entorno, imprégnate. Siente la unidad de toda la vida a medida que nos expandimos hacia esta conciencia y abrimos nuestras percepciones a lo que realmente existe.

.Lección # 3: “Para la conversación tóxica interna”

Imagina tener una urraca graznando todo el día en tu oído, no es precisamente el canto mas hermosos de la naturaleza. Ese ruido, no solo puede resultar molesto, sino que si se repite sin cesar, te desconecta de cualquier otra cosa y ya no eres capaz de oír nada más que su graznido.

¿No te resulta familiar esta situación? Esto es lo que haces tu en tu mente cada día a todas horas. Hablas y hablas sin cesar, opinas sobre todo: sobre lo que deberías hacer o haber hecho, acerca de los demás, como van vestidos, qué pensarán de mí. Juzgas, criticas, oprimes.. pero lo peor que haces es cortarte las alas: “seguro que no me queda bien esa ropa”, “yo no puedo hacer eso”, “ni loco ese chico se ha fijado en mi, y menos con las pintas que llevo”, “que mala cara haces hoy”, “que barriga más fofa”.. podría continuar expresando los pensamientos tóxicos a los que nosotros mismos nos sometemos.

Deja de hablarte así, en realidad, lo ideal sería que dejases de tener esos monólogos por completo. Pero es difícil un cambio tan radical, así que en lugar de acallarlas, ¡que hablen de otra cosa! De lo bien que lo estas haciendo hoy, del pelo tan bonito que llevas, de las ganas que tienes de abrazar a tu pareja, de las nubes.. ¡de lo que sea! Pero eso sí, en positivo. Nunca fue más literal lo de tener al enemigo en casa, o en este caso, en la cabeza. Deja de torturarte.

Somos el único ser del planeta que emite juicios, y es fácil darse cuenta de que eso no nos ha convertido en un ser mejor, ni nos ha hecho mas felices. Por el contrario, nos genera infelicidad y miedos. Aprendamos del reino animal, son un ejemplo de cómo sin juzgar la felicidad está nuestro alcance.

.Tienen aún mucho más que enseñarnos

 Estas tres lecciones no son las únicas. Los animales, a diferencia de los seres humanos no sienten envidia, ni rencor, ni odio. Emociones que pueden parecer propias de nuestra especie, pero ¿y si te dijera que no son una característica sino una enfermedad?

Un animal si lo hieres, lo recordará, tal vez desconfiará de ti, pero no te guardará rencor ni te odiará. Son emociones tóxicas que nos consumen, que nos desconectan del mundo y nos sumen en la oscuridad.

Si hieres a un perro puede que desconfíe de ti, o que no se te acerque en un tiempo, pero si te vuelves a ganar su confianza te aceptará de nuevo. Compartirá su alegría contigo sin dudarlo. Sin rencor, sin suspicacias. Así de simple.

¿Y si pudiéramos todos sentirnos tan abiertos a compartir y perdonar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s