Cuando existe la duda, mejor no dar nada por sentado…

resize-img.php

Las relaciones humanas suelen ser bastante complejas, las personas suelen sufrir tergiversaciones en su comunicación, desde las más sutiles hasta las más complicadas. Generalmente solemos escuchar diversas opiniones y nos hacemos distintos panoramas sobre un mismo tema, de manera que es casi inevitable que ante ciertos aspectos de la vida siempre quepa la du

El problema en sí no está en dar paso a la duda, sino en dar las cosas por sentado cuando no nos hemos dedicado a clarar aquellas incógnitas que aparecen en ciertos aspectos de nuestra vida, especialmente en las relaciones de pareja, cuando se nos suelen presentar muchas preguntas, en muchas situaciones en las cuales nos quedamos con las dudas, en lugar de recurrir a nuestro compañero o compañera para aclarar los acontecimientos.

mirada

Lo mismo ocurre con los hijos, en las relaciones laborales, con los amigos y con nuestro entorno en general, de allí que el ir y venir de comentarios negativos, destructivos e  inciertos, sea el día a día del ser humano.

Ante la presencia de la duda siempre es mejor recurrir a la fuente directa y tratar de aclarar nuestras preguntas sin necesidad de estar levantando falsas expectativas, de seguro siempre encontraremos la orientación correcta si hablamos con la persona indicada y ésta, es aquella de la cual nos proviene la incógnita

Alimentar las dudas y los comentarios inciertos lo único que trae son complicaciones a nuestra vida, dificulta las relaciones con nuestros amigos y la manera en la cual nos comunicamos, se presta a malos entendidos y siempre da paso a tragos amargos.

No te quedes con la duda ante las situaciones que no comprendes,  ante aquellas cosas que te sorprendan, simplemente si realmente es un tema de interés y sientes que te está afectando, recurre la fuente directa para aclarar la situación antes de que sea demasiado tarde para remediarla.

Aunque pueda parecer lo mas fácil, dar las cosas por sentado no suele ser una actitud sana,  especialmente cuando no se tienen los argumentos ni la información necesaria para tener una justificación sensata y certera, sino simplemente nos hemos ido formando juicios a partir de opiniones y comentarios, que pueden ser tan veraces como falsos.

028 - copia

De cualquier manera, la sabiduría nos enseña que los comentarios que se hacen en relación a otras personas y a nosotros mismos, a su vidas privadas, las críticas destructivas, nunca son buenas consejeras, especialmente cuando no tenemos la confianza y la certeza de que son ciertos, menos aún tenemos el derecho de repetirlos y propagarlos irresponsablemente sin saber a quien dañamos.

images - copia

De manera que aclarar las dudas en el momento propicio y oportuno, suele ser una de las salidas más sensatas ante aquellas cosas que no comprendemos, en lugar de dar por sentado cosas de las cuales no tenemos seguridad.

Tomarte un instante de aclarar los aspectos de tu vida en los cuales no tienes certeza jamás será tiempo perdido, por el contrario, los resultados pueden ser muy satisfactorios para tu vida y la manera en cómo te relacionas con los demás.

Tómate este tiempo y date la oportunidad de no dar nada por sentado, sino de aclarar aquellas cosas en las cuales no confías.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s