Deja de esperar que los demás cambien

chica-con-ballena-disfrutando-de-lo-bueno-de-la-vida

Lo cierto es que cada quien tiene una esencia y una manera de ser particular, una personalidad que se ha ido formando a lo largo del tiempo y que es el resultado de sus vivencias, de su infancia, de sus creencias, en fin… Es un compendio de factores que dan como resultado un individuo de características muy propias que se enfrenta al mundo y a sí mismo y que normalmente se ve forzado a cambiar o adaptarse para encajar o ser aceptado.

Nuestro principal error es ver a nuestro alrededor con la intención de adaptarlo todo a nuestra conveniencia o a lo que nos gustaría que fuese nuestro entorno, las personas con las que nos vinculamos, etc. Sin embargo no somos capaces de ver un poco más allá de lo evidente y entender que nadie en nuestra vida está en ella por casualidad y no es a ellas a las que debemos pretender cambiar, es a nosotros mismos por las pistas que nos dan esas personas.

buenas noticias

Nuestra vida es el resultado de nuestras decisiones, de nuestros pensamientos, de lo que elegimos consciente e inconscientemente para crecer y evolucionar.

Por eso cuando queramos que alguien a nuestro alrededor cambie algo que nos perturba, tomemos un espejo y veamos en nosotros qué tanto de eso que nos molesta llevamos, seremos nosotros así, quizás no con esa persona, pero sí con otros o con nosotros mismos?

mujer-con-tetera-de-colores-disfrutando-de-lo-bueno-de-la-vida

Los demás no van a cambiar a menos que ellos internalicen esa necesidad, no porque nosotros queramos. Los cambios se dan de adentro hacia afuera, así que esperar que otros se adapten a nuestras preferencias por complacernos, siempre dará resultados poco sostenibles en el tiempo y con ello solo nos sentiremos frustrados y engañados.

Comencemos por ser nosotros mismos, esa persona con la cual nos gustaría encontrarnos, dar aquello que nos gustaría recibir, estar atentos a la voz de nuestro corazón que nos aleja del ego y nos acerca a lo que somos en esencia. Todos somos seres que merecemos respeto, que merecemos que nos amen por lo que somos, que atraeremos a nuestras vidas aquello que damos de nosotros mismos.

Buenas personas

Por lo tanto, antes de pretender o esperar que los demás cambien, seamos nosotros lo que queremos ver, sin esperar mucho de la gente, solo comprometernos a dar lo mejor y a ser mejores cada día, no por que otros lo desean, no para satisfacer caprichos, sino para construir paciente y amorosamente nuestra mejor versión.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s