La sombra de la vejez llega cuando apagamos la luz de la curiosidad

La sombra de la vejez llega cuando apagamos la luz de la curiosidad

La auténtica vejez entra en escena cuando nos adelanta una sombra muy concreta: la del desánimo y la obsesión por el paso del tiempo. Quizá, por ello, llega un momento en que nos damos cuenta de que cumplir años es inevitable, pero envejecer de corazón es opcional, algo para lo que no deseamos estar preparados.

Ahora bien, más allá de nuestra buena actitud ante el paso del tiempo, todos sabemos que envejecer físicamente no es lo más agrdable del proceso de maduración. Los años duelen en los huesos, en las articulaciones y a veces hasta en el alma cuando la persona mayor debe asumir la pérdida de un cónyuge u otro familiar. Llegar al otoño de nuestro ciclo vital supone sin duda tener que aunar otro tipo de fortalezas para las que hemos de prepararnos poco a poco.

Helen Kivnick, psicóloga social de la Universidad de Michigan y experta en promover un envejecimiento saludable, nos indica que la vejez de ahora ya no es como la de antes. Vivimos en una sociedad donde el sector de la tercera edad ha adquirido ya una gran relevancia dentro de nuestra pirámide poblacional. Ahora bien, estos “jóvenes de edades maduras” son muy activos, tienen un papel relevante en nuestros entornos y viven esta etapa de un modo muy fructífero.

 

A menudo, suele decirse aquello de envejecer es la obra maestra de la vida, y aunque muchos lo hagan del mejor modo y nos sirvan de maravillosa inspiración, hay quien se niega aún a aceptar el paso del tiempo. De hecho, y esto es posible que no todos lo sepan, nada nos envejece más que pensar obsesivamente en que nos hacemos viejos.

Te proponemos reflexionar sobre ello.

vejez personas mayores

 

 

 

Claves para mantener un corazón siempre joven

Según nos explica la Organización Mundial de la Salud (OMS) las estimaciones de envejecimiento de la población nos sugieren ya un auténtico desafío. Se estima que para el 2050 nuestro planeta tenga cerca de 2000 millones de personas adultas. La esperanza de vida es mucho mayor y, por tanto, uno de los propósitos para todo el sector sanitario, asistencial, cultural y de servicios es garantizar una vejez digna y satisfactoria.

vejez personas mayores

Ahora bien, más allá de los organismos sociales de nuestros entornos, afrontar el paso del tiempo es un aspecto muy personal. Somos nosotros, quienes con adecuados recursos psicológicos y emocionales hemos de afrontar esta nueva etapa de nuestra vida. Estas serían algunas claves sencillas.

  • Entiende que la sombra de la vejez llega cuando uno deja de aprender, cuando apaga su curiosidad y vive más de recuerdos que de sueños. No es lo adecuado.
  • Nunca abras los ojos al nuevo día sin un proyecto que cumplir, sin un objetivo que asumir o sin una tarea gratificante en la que invertir tu tiempo. 
  • No te quedes en casa: participa de la vida social, de las amistades, de los paseos, los viajes, las risas, los bailes…

Vive el presente con la intensidad que te deje tu cuerpo, pero no olvides nunca atenderlo, mimarlo, seguir el ritmo que él te permita, pero al compás de esa música que nunca falta en los corazones jóvenes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s