Sigue adelante, si no diera miedo no valdría la pena

 

enfrentar

El miedo ha acompañado al ser humano desde siempre, no es un sentimiento o una emoción nueva ni desconocida, todos tenemos miedo a algo, por lógico o ilógico que parezca, en algunos casos tenemos temores fundados por alguna situación vivida, que hemos hecho consciente y en otros por cosas que ni siquiera recordamos y que de alguna manera nuestra mente ha bloqueado.

temores

De manera que todos tenemos algún o varios miedos, sin embargo para seguir adelante y superar las situaciones de la vida, es necesario que nos enfrentemos a esos miedos, para no vivir nuestra vida llenos de temor, incluso podemos llegar a sorprendernos de las causas que originan ese miedo que nos consume.

A nada en la vida se le debe temer. Solo se le debe comprender. Marie Curie

 

Solemos tener temor ante cosas cotidianas que aquejan a la humanidad y de las cuales, la mayoría de las personas sienten miedo, a la inseguridad, a los desastres naturales, al no tener los medios suficientes para subsistir, a padecer de salud, a no sufrir mayores pérdidas, sin embargo, existen otros miedos, como por ejemplo el temor a la oscuridad, el temor a estar solos, el temor a situaciones un tanto irreales e ilusorias.

vida de temores

Es aconsejable que tratemos de clasificar en principio cuáles son nuestros peores miedos, si son miedos que por lo general aquejan a muchas personas, sabremos manejarlos de una manera sensata, por su parte si estamos hablando de miedos, que generan un temor que incluso pueda llegar a paralizarnos ante una situación determinada, es necesario tomar ciertas precauciones y sabiamente, ahondar e investigar sobre el tema para determinar si es un miedo que podemos manejar solos o si necesitamos recibir ayuda profesional.

 De todos los miedos que podemos padecer el peor que pueden invadir nuestra vida es ese miedo que no logramos enfrentar, el que nos hace vivir con temor, con expectativa, influenciado por la negatividad, por el nerviosismo y por sentirnos incapaces de responder ante esa causa, que nos origina ese miedo.

miedos

Debemos enfrentar estas situaciones, debemos buscar la raíz profunda de este sentimiento en nuestro ser, bien sea a través de la indagación o sencillamente colocándonos en situaciones simuladas, que nos pudieran inducir a enfrentar ese miedo que nos genera profundo malestar.

No tengas miedo a temer, pero sobre todo, no tengas miedo a enfrentar tus miedos, ocurre igual cuando de alguna manera piensas, que por no decir o hablar de ciertas cosas, éstas no van a suceder, el miedo seguirá presente en ti, hasta que descubras la causa que lo origina y puedas entender que el miedo, es sencillamente un efecto de esa causa y al anular o aceptar la causa, el efecto que en este caso es el miedo, si no llega a desaparecer por completo, al menos habrás identificado que obedece a una causa que ya no está, por lo que depende de ti prolongar la vida de ese efecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: