Resentimiento

Tenemos resentimiento cuando experimentamos dolor, en el presente, por una experiencia pasada.

El recuerdo de esta experiencia pasada (re-sentir) se hace presente una y otra vez, ya que persisten los sentimientos que dicha experiencia nos provocó; en otras palabras, al resentimiento lo asociamos con experiencias dolorosas que no hemos superado

Literalmente, el resentimiento nos impide vivir el presente de tal manera que no estamos siendo conscientes de lo que nos está sucediendo aquí y ahora.

El resentimiento nos impide disfrutar de las situaciones o actividades que estemos realizando; una película, una comida, un paseo, la compañía de alguien no tienen, sobre nosotros, los efectos normales sino que los vivimos como en segundo plano.

La falta de atención, nos hace difícil recordar lo que hemos hecho o lo que nos han dicho; tenemos una percepción irreal del tiempo y no sabemos lo que hemos hecho realmente.

Al hacer presente, la situación dolorosa vivida, es como una especie de autocastigo, dado que estamos reviviéndola, una y otra vez. A través del resentimiento vivimos una situación irreal, ya que la realidad es otra bien diferente.

El resentimiento nos impide superar ese conflicto pasado doloroso, no nos da descanso, no nos permite obtener la sanidad ni el espacio para digerirlo.

Emocionalmente, el resentimiento, nos lleva a un inmovilismo emocional. Las emociones no distinguen fantasías de realidades, de tal manera que recordar una y otra vez, es tanto postergar la cicatrización de la herida y hacerla cada vez más profunda. Al dejarnos arrastrar por las emociones, y no digerir la frustración, nos impide ver las salidas para nuestra situación.

Cuando experimentamos hechos frustrantes, dolorosos, angustiosos, es importante que poco a poco, y con el tiempo, vayamos asumiendo lo que nos ha ocurrido; que no podemos volver al pasado y cambiarlo.

Superar nuestro resentimiento, también pasa por desechar pensamientos estériles como reproches al pasado, pues no nos conducen a nada bueno. Decidir salir del estancamiento emocional, nos permite vivir nuevas experiencias que ayudarán a sanar la herida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: