Toda mujer debería…

 

serenidad-11541

TODA MUJER DEBERIA TENER:
Un viejo amor al que regresar en sus sueños… y otro que le permita darse cuenta de lo lejos que ha llegado.
El valor necesario para alejarse cuando no la aman.

Libertad económica suficiente para irse y alquilarse un lugar propio, incluso si nunca lo desea o necesita.

Una etapa de juventud que dejar atrás con gusto.

Un pasado suficientemente rico en experiencias, como para ser contado al llegar a una edad avanzada.

La certeza de que seguramente llegará a una edad avanzada y dinero guardado, suficiente para no depender de nadie.

Un equipo completo de destornilladores, taladro… y al menos un picardías negro de encaje.

La amistad de alguien que siempre la haga reír, y de alguien que le permita llorar.

Un hermoso mueble en casa, que no perteneció a nadie en la familia.

Un email, dónde recibir y enviar frases de aliento.

Un juego de vajilla para ocho personas, copas y la receta para una cena que haga sentir espléndidamente a sus invitados.

Una rutina de cuidado de la piel, un plan de ejercicios y un proyecto para enfrentar aquellas facetas de la vida que no mejoran después de los 30.

Un inicio sólido en una carrera que le guste, una relación satisfactoria y todas aquellas facetas de la vida…. que sí mejoran después de los 30.

TODA MUJER DEBERIA SABER:

Cómo enamorarse sin dejar de ser ella misma.

Lo que quiere con respecto a tener hijos, cómo renunciar a un trabajo, terminar con un novio y cómo afrontar a un amigo sin arruinar una amistad.

Cómo intentarlo todo y cuándo alejarse.

Cómo pasárselo de maravilla en una fiesta a la que no deseaba asistir.

Cómo pedir algo que realmente desea… de manera que casi seguramente lo consiga.

TAMBIÉN DEBERIA SABER:

Que no puede modificar el ancho de sus muslos o de sus caderas, o la forma de ser de sus padres.

Que su niñez pudo no ser perfecta… pero que ya terminó.

Lo que podría o no podría hacer por amor… o lo que debería o no.

Cómo vivir sola… aún si le desagrada.

En quién confiar y en quién no.

A dónde ir a sentarse con su mejor amiga, o a una agradable cabaña en la playa cuando su alma necesita alimentarse y tranquilizarse.

Lo que puede lograr en un día… un mes… y en un año.
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: