10 señales de que es tiempo de dejar ir

Aferrarse es ser valiente, pero dejar ir y continuar es generalmente lo que nos hace más fuertes y felices. Aquí van 10 señales de que es hora de de dejar ir. Dejar ir cosas, dejar ir personas, dejar ir sentimientos. Al dejarlos ir, damos cabida a lo nuevo que se va presentando en nuestras vidas. El pasado ya no está, el presente lo estás viviendo, el futuro lo estás construyendo.

  1. Alguien espera que seas quien no eres. No cambies por nadie. Es más sabio perder a alguien por ser quien eres que mantener a alguien siendo quien no eres. Es más fácil arreglar un corazón roto que rearmar una identidad rota. Es más fácil llenar un espacio vacío en tu vida donde había alguien más que llenar el espacio vacío dentro de ti donde estabas.
  2. Las acciones de una persona no corresponden con sus palabras. Todos merecen a alguien que les ayude a mirar hacia el futuro. Si alguien tiene el efecto contrario en ti, porque es consistentemente inconsistente y sus acciones no corresponden con sus palabras, entonces es tiempo de dejarlo ir. Es siempre mejor estar solo que mal acompañado. La verdadera amistad es una promesa hecha con el corazón – silenciosa, no escrita, irrompible por la distancia e inmutable por el tiempo. No escuches lo que de dicen, observa lo que hacen. Tus verdaderos amigos se revelarán poco a poco con el tiempo.
  3. Te encuentras forzando a alguien a amarte. Hay que pensar que no podemos forzar a nadie a amarnos. No debemos rogarle a nadie que se quede cuando se quieran ir. Eso es de lo que trata el amor: libertad. Sin embargo, el fin del amor no es el fin de la vida. Debiera ser el comienzo del entendimiento de que el amor algunas veces se va por una razón, pero nunca se va sin una lección. Si alguien te ama realmente, nunca te dará razón para dudarlo. Cualquier persona puede llegar a tu vida y decirte cuánto te ama, pero se necesita a alguien realmente especial para quedarse en tu vida y probarte cuánto te ama. Algunas veces toma un tiempo encontrar a la persona adecuada, pero esta persona vale la pena la espera.
  4. Una relación íntima está basada estrictamente en atracción física. El ser hermoso es más que lo que la gente pueda ver de ti, o cómo otros te perciban a primera vista. Es más bien para lo que vives. Es lo que te te define. Es lo que hay en tu corazón y lo que te hace único. Es el ser quien eres y el vivir tu vida honestamente. Es sobre esos detallitos que te hacen ser tú a ti. La gente que solo se te acerca porque tengas un rostro o cuerpo atractivo no estará contigo para siempre, pero la gente que pueda ver qué tan hermoso es tu corazón nunca te dejará.
  5. Alguien constantemente traiciona tu confianza. Amar significa darle a alguien oportunidad de herirte, pero confiando en que no lo harán. Cuando confías completamente en alguien, sin duda, automáticamente obtienes una de dos: un AMIGO para toda la vida o una LECCIÓN de vida. De cualquier modo es un resultado positivo. O confirmas que a esta persona le importas o tienes la oportunidad de podarla de tu vida y hacer espacio para los que les importas. Al final, descubrirás quién miente, quien es neta y quién arriesgaría todo por ti. Y, dalo por hecho, algunas personas realmente te sorprenderán.
  6. Alguien continuamente ignora lo que vales. ¡Valórate! Cuando te entregas a alguien que no te respeta, abandonas pedacitos de tu alma que nunca recuperarás. Llega el punto en el que debes dejar ir y ya no buscar a cierta gente. Si alguien te quiere en su vida, encontrarán la manera de ponete en ella. Algunas veces solo debes dejar ir y aceptar el hecho de que no les importabas tanto como ellos a ti. Déjalos salir de tu vida tranquilamente. Dejar ir es muchas veces más fácil que aferrarse. Siempre creemos que es muy difícil dejar ir, hasta que lo hacemos. Entonces nos preguntamos, ¿cómo no lo hice antes?
  7. Nunca te dan la oportunidad de expresarte. Algunas veces una discusión salva una relación, mientras que un silencio la rompe. Habla desde tu corazón de modo que no tengas remordimientos. La vida no es hacer a otros felices, es sobre ser honesto y compartir tu felicidad con otros.
  8. Eres forzado frecuentemente a sacrificar tu felicidad. Si le permites a la gente a hacer más “retiros” que “depósitos” en tu vida, estarás fuera de balance y en “números rojos” antes de que te des cuenta. Identifica cuándo “cerrar esa cuenta”. Es siempre mejor estar solo con dignidad que en una relación que constantemente requiere que sacrifiques tu felicidad, tu autoestima y el respeto por ti mismo.
  9. Realmente no te gusta tu situación actual, rutina, trabajo, etc. Es mejor fracasar en algo que te gusta que ser exitoso en algo que odias. No dejes que alguien que renunció a sus sueños te convenza de no ir por los tuyos. Lo mejor que puedes hacer en la vida es seguir a tu corazón. Toma riesgos, no solamente tomes las decisiones seguras y fáciles porque tengas miedo de lo que pueda pasar. Si lo haces, nunca pasará nada. Tienes que tomar las oportunidades, seguro cometerás errores, pero aprenderas. Puede que sea un camino cuesta arriba, pero cuando llegues a la cima seguro valdrá cada gota de sangre, sudor y lágrimas que le pusiste.
  10. Te encuentras obsesionado con el pasado y viviendo en él. Eventualmente te repondrás del dolor del corazón y olvidarás las razones por las que lloraste y quién causó ese dolor. Eventualmente te darás cuenta de que el secreto para la felicidad y la libertad no es el control o la venganza, sino el dejar que las cosas se desarrollen naturalmente y, sobre todo, aprender de tus experiencias a través del tiempo. Después de todo, lo que importa más no es el capítulo inicial de tu vida, sino el final, que desvela los detalles de qué tan bien escribiste tu historia. Así, deja ir el pasado, libérate y abre tu mente a la posibilidad de nuevas relaciones y experiencias de valor incalculable.

Finalmente, lo único que nunca debes dejar ir es la esperanza. Recuerda lo que mereces y sigue mirando al frente. Algún día todas las piezas se unirán. Cosas inimaginablemente buenas se reflejarán en tu vida, aún si no todo sucede exactamente como lo visualizabas. Entonces mirarás hacia atrás a los tiempos que han pasado, sonreirás y te preguntarás, ¿cómo le hice para pasar y llegar aquí?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: