Silencios

Hay un silencio que nos beneficia,
que no proviene de la ausencia, sino de la plenitud interior.
En esos momentos se aprende a ser fuerte,
a afrontar los problemas personales
sin arrojarlos en hombros ajenos,
esas horas enseñan a tener un carácter reflexivo,
profundo y rico.
Hay que vivir esos ratos como básicos
para construir nuestra autonomía.
Son momentos propicios para pensar, meditar, descansar,
reflexionar sobre el pasado, el presente y el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: