Reconoce tu luz y tu sombra.

No te resistas. Mira tu oscuridad a los ojos, enfréntala y acéptala.

Puedes quedarte en la comodidad de lo conocido,

 sin embargo, se presentará, una y otra vez, buscando reconocimiento y comprensión.

Sólo cuando así procedas, habrá espacio para lo nuevo.

Que no te invada el miedo, cuando finalmente empiece el proceso de parto,

 puedes resistirte o acompañarlo.

Recuerda, tus guías espirituales, están a la espera de que acciones;

al hacerlo, tienes toda su  contención y ayuda en el proceso.

 Eres amad@, sólo por Ser.

Nunca estás sol@. Multitud de Seres del Cielo te asisten para alivianar el viaje.

Lo que transites, va a ser aquello que puedas afrontar.

Alinéate con el flujo interior de tus sentimientos,

para que el recorrido sea más fácil y apacible.

Siente lo que realmente está ocurriendo dentro tuyo.

Siente su verdad y verás cómo se refleja en tu realidad externa.

Y así, aceptándola y con ello, aceptando la diversidad,

 enamórate de ti mism@, ¡así, con esa disparidad!

Tu lo vales, ¡así, con esa totalidad!

A nadie tienes cuentas que rendir. ¡Disfruta esa libertad!

Párate en tu sí mismo. Dale permiso a tu Luz.

Eres únic@, irrepetible, bell@, Divin@.

Recuérdalo, reconócelo.

 Ámate, hónrate y honrarás la vida.

(Extraído del libro “Conexión con la Vida”)

Cuando tenemos  el coraje de aceptar la vulnerabilidad inherente de ser humano,

una fuerza extraordinaria brota

de lo más tierno de nuestro corazón para sostenernos y cuidarnos…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: