Rituales de primavera: energía y buena fe

La Historia nos trae infinitas anécdotas sobre tradiciones y creencias de las culturas de lo más diversas. En muchos pueblos, la llegada de la primavera era motivo de celebración y excusa para desplegar rituales de purificación y pedidos varios. Conocelos, explorá y, si te va, prueba.

Desde hace siglos, y en los rincones más diversos del Globo, la llegada de la primavera ha sido homenajeada y celebrada con ceremonias con distintos fines: invocar la fertilidad, la prosperidad y el bienestar para el resto del año. Las antiguas civilizaciones de Asia Menor, Egipto y el Mediterráneo oriental asociaban los cambios de estación -sobre todo aquellos que marcan el crecimiento y declinación de la vegetación- a la muerte y la resurrección de algunas deidades y creían que de este tipo de ceremonias dependía la continuidad de los ritmos de la Naturaleza.

Para quienes creen en estas cuestiones, es clave alinearse con las fuerzas cósmicas mediante sencillos rituales basados en antiguas tradiciones para sentir que las energías benéficas del Universo se derraman sobre nosotros.

* Por un futuro mejor: para atraer la prosperidad económica, el amor y el dinero, a partir del inicio de la primavera podés realizar un sencillo ritual wiccano, que consiste en sembrar determinadas plantas aromáticas a las que se atribuyen poderes mágicos. Prepará tres macetas y llenalas con tierra. En una plantá una semilla de verbena (dinero), en otra una de romero (salud) y en la última una de clavo (amor). Y visualizá cómo serán las plantas cuando crezcan. Luego, depositá las macetas en el exterior y regalas una vez por semana durante toda la primavera. Al hacerlo, es necesario que te concentres en el objetivo que querés conseguir y que sientas que todo el Universo se confabula para que el deseo se cumpla.

* Para neutralizar las energías negativas: en la semana previa a la primavera, agarrá una campana, una flauta o cualquier instrumento musical, incluso un vaso de cristal y una cucharilla, y hacé ruido por toda la casa. Empezá en la puerta de entrada en la dirección de las agujas del reloj y terminá en el punto en el que empezaste. Al mismo tiempo, rociá la casa con un difusor que hayas rellenado con esencia de mejorana, tomillo y ruda, o, en su defecto, tomá un baño con unas gotas de estas esencias.

* Para asegurarte un buen marido: para atraer el amor existe un ritual inspirado en una vieja traición que aún practican las jóvenes casaderas indias. Hay que reunir a las amigas, trazar un círculo imaginario en el suelo y colocar en él unos platos llenos de pétalos de flores, además de una imagen de los dioses Shiva y Parvati, símbolos de las energías masculina y femenina. Después, todas deben unir las manos, entonar una canción de amor y bailar alrededor de la ofrenda. Para finalizar, hay que arrojar los pétalos de las flores sobre las figuras de las deidades, y pedir al mismo tiempo que el amor llegue a sus vidas de forma positiva.

* Para que se cumplan tus deseos: en primavera, los estudiantes japoneses acuden a los monasterios y cuelgan en sus paredes unas tablillas de madera decoradas con un dibujo del horóscopo chino, en las que escriben sus deseos. Tienen la creencia de que Sugawara, un héroe del siglo IX acusado injustamente de conspirar contra el emperador, escuchará sus peticiones y les concederá lo que anhelan. Fabricá tu tablilla de madera, dibujá en ella el dibujo del horóscopo chino de este año y colgala en un tablón de corcho. Cuando la mires te recordará tu objetivo.

* Para convocar la suerte: entre los numerosos amuletos que los egipcios utilizaban para neutralizar la envidia y atraer la suerte se encuentra el escarabajo. El hecho de que este animal vuele durante el período más caluroso del día lo convirtió en símbolo del dios Kheper, la invisible fuerza de la creación que hace girar al Sol y a la que se le atribuyen poderosas virtudes mágicas capaces de proteger contra todo tipo de maleficios y enfermedades. Hazte con uno de estos amuletos, a ser posible de turquesa y oro, imprégnalo de esencia de sándalo y llévalo colgado durante todo el mes para atraer la buena suerte.

* En favor de la prosperidad y la luz: el calendario maya incluía el equinoccio de primavera durante el mes de las flores, tozoztontli, que estaba dedicado a la diosa madre, Coatlicue. Entre el 14 de marzo y el 2 de abril (hemisferio norte) tenían lugar numerosos rituales en honor de esta deidad, que consistían en meditación, ayuno, danzas, coros, música, quema de incienso, así como ingestión de bebidas preparadas, endulzadas o fermentadas. Hoy muchos mexicanos lo siguen haciendo.

* Para atraer la fertilidad: la ceremonia maya para atraer la lluvia es un ritual de prosperidad. Sentate con amigos ante una mesa donde hayas puesto ofrendas a Chaak, el dios de la lluvia, tales como cigarrillos, cacao, maíz o aguardiente. Invocá su ayuda y quemá incienso, de ser posible copal, mientras pedís al unísono que llegue la prosperidad a tu vida. Luego, reparatan los cigarrillos y beban el cacao caliente y el aguardiente.

Si no creés en nada y te reís de estas cosas, basta con detenerse por un momento a respirar, a percibir con otros ojos lo que nos rodea y celebrar la vida con un sencillo gesto o un ritual de agradecimiento. Basta con eso para dejarse invadir con un optimismo contagioso.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: