El sol, el agua, el aire, no pertenecen a nadie…

Los pueblos Nativos –(mal llamados indios) – no perdieron sus tierras, no se pierde lo que no se puede poseer. Lo que perdieron fue su libertad para habitar la tierra donde vivieron sus antepasados.

La tierra no pertenece a nadie, nosotros pertenecemos a ella. La posesión de tierra es una mera ilusión, finalmente al morir somos nosotros los que somos devorados por ella. Sin embargo la lucha por territorio, el genocidio y la reclusión de poblaciones enteras en campos de concentración a los que desvergonzadamente llaman reservas, son una realidad de la historia de nuestros pueblos originarios.

El sol, el agua, el aire, no pertenecen a nadie. Sin ellos no podemos vivir, y lo mismo pasa con la tierra. ¿Qué derecho tenemos a ser poseedores de algo que todos necesitamos para existir? Esto no es un lamento, es ser consciente de lo que ocurrió y de lo que ocurre aún en pleno siglo XXI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s