El arte de aprender de la experiencia

frase experiencia

Todos tenemos experiencias.  Unos más, otros menos, algunos tendremos unas, otros tendrán otras…  Pero todos tenemos experiencias y, la mayoría de nosotros, creemos haber aprendido de ellas.  Y, probablemente, será así.  Pero, ¿habremos aprendido lo que debíamos?

Piénsalo por un momento: ¿dedicas algún tiempo a meditar en torno a las enseñanzas que te aportan lo que te sucede, tus éxitos y tus fracasos? ¿O más bien actúas mecánicamente, dejándote llevar por un “ha funcionado bien, ergo repito” o “he fracasado, ergo no lo vuelvo a intentar”?

Puede que no estemos sacando todo su jugo a nuestras experiencias, puede que estemos perdiendo profundos conocimientos que pasamos por alto a causa de nuestra falta de diligencia.  Hay que sentir y que analizar, emoción y razón, para -mediante una extraña operación cuasi alquímica- trascender ambas e integrar la experiencia en la propia vida.

Recuerdo que James C. Hunter, en su best-seller “La Paradoja” hacía una cita de Mark Twain al respecto que me conmocionó y abrió los ojos.  Decía así: “Debemos poner mucho cuidado en extraer las lecciones adecuadas de nuestras experiencias, para no hacer lo del gato que se sentó sobre una estufa encendida.  Porque el gato que se ha sentado sobre una estufa encendida no volverá a sentarse nunca sobre una estufa encendida, pero tampoco volverá a sentarse sobre una estufa apagada”.

¿Cuántas veces habremos renunciado a caminos que debíamos transitar por no haber interiorizado adecuadamente nuestras experiencias? ¿Por no haberles dedicado un tiempo de reflexión que bien se merecían?  Éxitos y fracasos son grandes maestros de vida, basta con disponer del sosiego y de la apertura necesarios para escuhar su voz y comprender su mensaje. 

Prestemos atención, abramos nuestros ojos, nuestro corazón y nuestra mente a cuanto nos sucede.  Sólo así podremos percibir los mensajes que nos susurra al oído el viento y seremos capaces de seguir los caminos vitales que nos indican los fuegos fatuos de nuestra experiencia, aprehendiendo el que está llamado a ser nuestro Destino.  Caminante, se hace camino al andar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s