Gaza anegada en aguas residuales y en conspiraciones


El ultimo castigo a Gaza puede parecer otro complot familiar con el fin de humillar a la Franja para satisfacción de Israel, de la Autoridad Palestina de Mahmoud Abbas y del gobierno egipcio controlado por los militares. Pero se está preparando algo mucho más siniestro.

Esta vez el castigo colectivo llega en forma de aguas residuales que están inundando muchos barrios de la empobrecida y carente de energía región de 360 km2 y 1.800.000 habitantes. Incluso antes de la última crisis provocada por una grave falta de aprovisionamiento de electricidad y diésel, Gaza se estaba volviendo cada vez más inhabitable. Un estudio exhaustivo de la ONU publicado el año pasado afirmaba que si no se actuaba urgentemente, para el año 2020 Gaza sería “inhabitable”. Desde que se publicó el informe en agosto de 2012 la situación empeorado considerablemente.

Al largo de los años, especialmente desde el endurecimiento del bloqueo israelí a Gaza en 2007, el mundo se ha acostumbrado a dos realidades: el actual plan militar en el que intervienen diferentes partes para debilitar y derrotar a Hamas en Gaza, y la increíble capacidad de la Franja de soportar el inhumano castigo de los actuales asedio, bloqueo y guerra.

Dos guerras tristemente célebres ilustran esta idea: la primera es la guerra de 22 días de Israel entre los años 2008 y 2009 (que asesinó a más de 1.400 palestinos e hirió otros 5.500) y la segunda es la más reciente guerra de noviembre de 2012, ocho días de combates que mataron a 167 palestinos y seis israelíes. En la segunda guerra el primer presidente de Egipto elegido democráticamente Mohammed Morsi todavía estaba en el poder. Por primera vez en muchos años Egipto se puso del lado de los palestinos. Gracias a esto y a la tenaz resistencia palestina en Gaza, la Franja prevaleció milagrosamente. Gaza celebró su victoria e Israel se contuvo en cierto modo aunque, por supuesto, no cumplió la mayoría de lo que había acordado por mediación de El Cairo para aliviar las duras condiciones económicas de Gaza.

En términos relativos parecía que las cosas mejoraban para Gaza. El paso fronterizo de Rafah entre Gaza y Egipto se abrió en gran parte y el gobierno egipcio y el de Hamas estaban en constantes conversaciones para encontrar un solución económica sostenible a las muchas tribulaciones de Gaza. Pero el golpe de Estado del general Abdel Fatah al-Sisi contra el presidente Morsi el 3 de julio acabó con todo eso. El ejército egipcio tomó enérgicas medidas vengativas cerrando el paso fronterizo y destruyendo el 90-95% de los túneles, que eran la principal cuerda de salvamento de Gaza y le permitían soportar el bloqueo israelí.

Rápidamente se desvaneció toda esperanza y la situación de Gaza empeoró como nunca antes. Naturalmente, El Cairo encontró en Ramala un servicial aliado que nunca dejó de estar en connivencia con Israel para asegurarse de que se castigaba a sus rivales de Hamas y con ellos a la población de Gaza.

Citando a altos cargos de Gaza, el 21 de noviembre The New York Times informaba que 13 estaciones de aguas residuales de Gaza se habían desbordado o estaban a punto de hacerlo, y que 3.5 millones de pies cúbicos de aguas residuales sin tratar se estaban vertiendo en el mar Mediterráneo a diario. “Puede que en poco tiempo el departamento de saneamiento no pueda bombear agua potable a los hogares de Gaza”, informó.

Farid Ashour, Director de Saneamiento en el Suministro de Agua de los Municipios Costeros de Gaza declaró a The New York Times que la situación era “desastrosa”. “Nunca nos habíamos enfrentado a una situación tan peligrosa como esta”, afirmó. Pero la situación no tendría por qué ser tan peligrosa o desastrosa como es. De hecho, se ha preparado para que lo sea.

Durante años la única central eléctrica de Gaza ha sido un objetivo absolutamente prioritario de los aviones de guerra israelíes. En 2006 fue destruida en un ataque aéreo israelí y se volvió a abrir un año después, solo para ser destruida otra vez. Y aunque estaba lejos de funcionar a pleno rendimiento cuando se volvió a poner en marcha, siguió suministrando a Gaza un 30% de sus necesidades eléctricas de 400 megavatios. 120 megavatios precedían de Israel y casi 30 de Egiptolo que era insuficiente para cubrir las necesidades básicas de Gaza, pero esta subsistió de algún modo. Tras el derrocamiento de Morsi y el golpe miliar egipcio, la carencia es actualmente de un 65% del total.

En una entrevista a la agencia humanitaria de la ONU, IRIN, el coordinador humanitario para los territorios palestinos ocupados James W. Rawley describía un alarmante escenario en el que el impacto de la crisis afecta a “todos los servicios esenciales, incluidos hospitales, clínicas y plantas de aguas residuales y de bombeo de agua”.

Por otra parte, los israelíes están muy tranquilos desde el último encontronazo militar con Hamas. “El año pasado fue un año muy bueno”, citaba The Economist las palabras del mando de la división israelí que “vigila” Gaza, el general de brigada Michael Edelstein. Debido al descenso generalizado del lanzamiento de cohetes desde Gaza en represalia por los ataques israelíes y su continuo bloqueo (50 cohetes este año en comparación con 1500 el pasado), “los niños de las ciudades fronterizas israelíes pueden dormir en sus camas y no en los refugios, y ya no tienen que ir al colegio en autobuses blindados”, citaba The Economist del 16 de noviembre.

“Pero no se ha mantenido la promesa hacha por Israel de ayudar a reactivar la economía de Gaza”, informaba The Economist. Israel ha hecho cuanto ha podido para mantener Gaza en una situación de crisis, desde denegar los permisos para las placas solares de manera que pudiera generar su propia electricidad hasta bloquear las exportaciones de la Franja. “Mientras, Gaza se pudre”.

Desesperado por encontrar una solución inmediatas el primer ministro de Gaza Ismail Haniyeh hizo un nuevo llamamiento a Mahmoud Abbas a crear un gobierno de unidad. “Tengamos un gobierno, un parlamento y un presidente”, declaró Haniyeh en un discurso reciente, tal como citaba Reuters. El portavoz de Fatah Ahmed Assaf descalificó el llamamiento afirmando que “no decía nada nuevo”. Mientras tanto, la Autoridad Palestina decidió dejar de subvencionar el carburante enviado a Gaza vía Israel, lo que provocó que su precio pasara de 79 céntimos de dólar a 1,62 dólares el litro. Según Ihab Bessisso de la AP, se tomó la decisión de rescindir la exención de tasas por carburantes de Gaza porque vender carburante barato a Gaza “era injusto con los residentes de Cisjordania”, según The times.

Pero la justicia tiene poco que ver aquí. Diferentes informes de The Economist, Al Monitor y otros medios hablan de los esfuerzos de Egipto por reincorporar al ex jefe de seguridad de Gaza y dirigente de Fatah Mohammed Dahlan para acelerar la esperada caída del gobierno de Hamas. El 21 de noviembre Al Monitor informaba que Dahlan, un tristemente célebre mando de Fatah que fue derrotado por Hamas en 2007 debido, entre otras cosas, a sus estrechas relaciones con la inteligencia israelí, se había reunido con el general al-Sisi en El Cairo. Es evidente que el propósito de la reunión era derrocar a Hamas en Gaza, pero la pregunta es cómo. Algunas personas “sugieren que una brigada palestina reunida en al-Arish podría marchar sobre Gaza y con apoyo egipcio derrotar al amplio abanico de fuerzas de Hamas creadas en la última década”.

Con los Hermanos Musulmanes de Morsi fuera de juego, al menos por ahora, Gaza es más vulnerable que nunca. Puede que algunas de las personas que apoyan a Abbas piensen (y sin lugar a dudas lo que apoyan a Dahlan) que este es el momento de derrotar a sus hermanos de Gaza.

Ramzy Baroud (www.ramzybaroud.net) es un periodista independiente, colaborador con diferentes medios internacionales y editor de PalestineChronicle.com. Su último libro es My Father was A Freedom Fighter: Gaza’s Untold Story (Pluto Press).

Fuente: http://www.palestinechronicle.com/the-plot-thickens-gaza-is-flooded-with-sewage-and-conspiracies/#.UpnZ_qpx0xB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: