¿Está muerto Fidel Castro?

Foto supuestamente filtrada por la disidencia.

Ya en 2007, el presidente brasileño Luis Ignacio Lula da Silva declaraba -ignoramos si por error- que “…sólo lamento que Fidel Castro no haya hecho el proceso de apertura política cuando estaba vivo…” al diario Folha de Sao Paulo.

Fidel Castro, persona de gustos refinados, gustaba de exhibirse ante grandes masas de personas. No obstante, desde hace mas de dos años, no aparece en público y la disidencia ya comienza a decir que su muerte se oculta para transferir “pacíficamente” su poder al hermano, Raúl Castro, que actualmente gobierna Cuba.

Como hicieran con Stalin, su muerte habría sido ocultada para no mermar otros acontecimientos de la zona centroamericana, como el intento de perpetuidad de poder del presidente de Venezuela Hugo Chávez.


Algunos juran que esta fue la última visita de Hugo Chávez que recibió Fidel.

Se da la circunstancia también que las visitas de Hugo Chávez y de otros presidentes de la zona, como Lula da Silva o el primer ministro nicaragüense José Daniel Ortega han cesado de forma repentina.

Ya el día 27 de Agosto de 2007 la noticia saltaba a las calle de Miami, “Fidel Castro ha muerto” coreaban en las calles los exiliados cubanos. No obstante, la alegría les duró poco al no obtener confirmación oficial por parte de ningún estamento gubernamental. Muchos aún siguen pensando -y tienen total seguridad- de que Fidel Castro murió esa misma noche.

Raúl Castro… ¿Abierto a la apertura?

Raúl Castro ha puesto en marcha una serie de políticas aperturistas que sería imposible llevarlas a cabo de vivir su hermano Fidel, como reunirse con representantes norteamericanos, o la conmutación de pena a muchos presos políticos.

¿Rumor o realidad? el tiempo dirá la verdad, nosotros solo exponemos los argumentos y las pruebas para que podáis sacar vuestras propias conclusiones.

 

Fuente:http://www.mundoparapsicologico.com/conspiraciones/esta-muerto-fidel-castro/

No digas nunca

dorado

No digas nunca: “Ya no puedo más” 

No sabes cuánta es la fuerza que descubre en sí el que se mira por dentro, el que se decide a seguir poniendo esfuerzos, cada vez más redoblados. 

No digas que no puedes más, cuando se trata de corregir tus defectos, siempre puedes poner un esfuerzo más. 

No digas que no puedes más, cuando se trata de sufrir, lo que tú has sufrido, ciertamente que no ha llegado a lo que otros están sufriendo a tu lado, si ellos pueden más, ¿por que tú no podrás? 

No digas que no puedes más, cuando se trata de ayudar a los otros; es tanto lo que tú tienes para darles, que nunca darás lo suficiente y nunca te darás del todo.
Sé más optimista contigo mismo, tente más confianza, cobra más valor, dilata tus horizontes, descubre nuevos campos de acción. 

Sea éste tu lema: “¡Siempre más y siempre mejor!”