DOBLE MORAL

doble-moral

Hay dos morales. La pequeña, la con­vencional, la de los hombres, la que varía sin cesar y que chilla tan fuerte, se agita abajo a ras de tierra, como ese hato de im­béciles que usted ve.
Pero la otra, la eterna, está alrededor y por encima, como el paisaje que nos rodea y el cielo azul que nos alumbra”