¿Existe El Alma Gemela?

El concepto de “alma gemela” es algo que venimos escuchando desde hace muchos años.

Se supone que tu alma gemela es una persona con la cual tienes completa compatibilidad, con quien sientes una conexión trascendental espiritual, y con quien, naturalmente, te gustaría pasar el resto de tu vida.

¿No es así el concepto? Pues yo tengo otra teoría en cuanto a este tema del “alma gemela”. ¡Que no existe!

No hay novio sincero

Definitivamente no es lo mismo tener un noviazgo a estar casados (o vivir juntos). Al inicio del noviazgo, damos lo mejor de nosotros, ocultamos nuestros defectos, nunca nos ponemos de mal genio y los defectos de nuestra pareja son irrelevantes.

Más adelante, a medida que madura el noviazgo, solemos ser más sinceros. Mostramos más cosas de nosotros. Pero aún así, no somos 100% nosotros mismos. Todavía fingimos muchas cosas, la mayoría de veces con buenas intenciones, o incluso, inconscientemente.

Entonces encontramos a nuestra “media naranja”, con quien compartimos muchos hobbies, aficiones, ideas de la vida, religión, hasta profesión. Pensamos que fuimos hechos “el uno para el otro”.

Qué pasa al casarnos

Pero la sorpresa está cuando nos casamos. Allí sí que nos mostramos como somos, sin máscaras ni trucos.

Cuando te casas, te das cuenta que tu “alma gemela” no es tan gemela como creías. Es otro ser totalmente diferente (a veces opuesto) a ti.

Empecemos por el hecho recomprobado científicamente de que las mujeres y los hombres somos diferentes. Así que aunque tengamos los mismos gustos, profesiones, hobbies, etc., tenemos tantas diferencias de género que no podemos llegar a ser ni un poquito gemelos.

Y la realidad es que la inmensa mayoría de veces nuestras aficiones, profesiones, culturas y hábitos son bien diferentes. Así mismo tenemos diferentes formas de ver la vida.

A medida que pasa el tiempo nos damos cuenta que no somos “almas gemelas”.

Acepta que tu pareja no es tu “alma gemela”

Pero no te decepciones si miras atrás, cuando creías que tu esposo/a era tu “alma gemela”, y ves ahora que no es tanto así. No te decepciones, es la realidad de la vida.

No creas que vas a tener completa “compatibilidad” con tu pareja, porque ¡no la vas a tener!

Somos personas diferentes, así tengamos los mismos gustos y las mismas profesiones. Y en la diferencia está el crecimiento.

Nunca jamás critiques a tu pareja por no ser como tú. Es un error grande. No creas que tu pareja va a comportarse como lo harías tú.

Volvemos al tema de aceptar a la pareja como es. ¿Y por qué es importante esto?

Muchas personas se casan con la ilusión y la felicidad de que encontraron su “alma gemela”. Y cuando ya viven juntos, se dan cuenta que no es así. Y esto genera decepción de la pareja, la cual es una causa de enfriamiento, desconexión, conflictos, y a futuro, divorcio.

No te dejes engañar por el concepto de “alma gemela”. Si tu pareja no era lo que creías que era cuando eran novios, no te decepciones, no te afanes, no te irrites. ¡A todas las parejas les pasa así!

Guillermo Mendoza Vélez, MD.

Visto en: Sendero Espiritual

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s