¡Prepárese para el nuevo año!

Decore su casa con muchas flores, velas, utilice incienso para atraer la abundancia, el amor, la salud, la armonía y todo lo que signifique bienestar.
Un nuevo año marca una sintonía de renovación. Así como el Universo cambia de vibración, el ser humano también. En la Tierra esto implica un renacer. Entonces cárguese de energía positiva, vístase de alegría con el color adecuado de la buena suerte. Utilice los rituales, cábalas, costumbres, ceremonias o agüeros para recibir el 2010 y atraer lo que usted está deseando. Si quiere entrar al mágico mundo de la alegría, diversión, solo tiene que escoger algunas de las “herramientas” que aquí le entregamos. Tiene que saber que en estas horas del cambio de año se concentra toda la energía del mundo y es posible que todos los deseos se hagan realidad.
 Cargue su casa de “Qi”
Haga una limpieza profunda de su casa. Comience por sacar de su closet la ropa, zapatos y cosas en desuso, así como todos los objetos rotos o viejos que no utiliza. En lo personal trate de pagar sus deudas y lo que tenga pendiente.

Decore su vivienda con flores y velas rojas que irradian amor, y amarillo prosperidad, repita muchas veces en su mente o en voz alta, la frase: “Voy a ser feliz este año”.

Cierre los ciclos
Para activar la energía renovada y positiva, es importante que cierre los ciclos que ha dejado abiertos durante los 11 meses: Deje ir sus sentimientos de culpa, resentimiento, dolor, rabia, miedo. Trabaje mucho con el perdón hacia usted mismo y hacia los demás.
Puede desconectarse de toda esa “basura” hasta el 31 al medio día, porque a partir de las 14:00 comienza a canalizarse la vibración del año 2010. Ya para las 20:00 encienda sus velas y manténgalas ardiendo para atraer la prosperidad, la buena fortuna y el éxito. Claro, que usted tiene que expresar este deseo, mientras prende sus cirios. Evite enojarse y aléjese de las personas conflictivas, deprimidas o sufridoras, recuerde que usted está trabajando su “alquimia” para que el año sea excelente y nada pueda desconectarla de ese momento mágico. Recuerde que requiere de gran fe y entusiasmo.

Prepárese para el cambio
Es aconsejable el baño de inmersión. Si tiene una tina, prepárese uno con pétalos de rosas y aceites esenciales. Sumérjase durante unos 15 minutos. Si no lo tiene, dese una ducha larga utilizando estos elementos. Luego, en su dormitorio durante 5 minutos, siéntese en silencio, respire profundamente y sintonícese con su corazón visualizando una chispa de luz. Esto la comunica con Dios, la Divina Presencia Yo Soy. De esta forma está lista para iniciar cualquier ritual.

El amor no está hecho de tacañería, sino de esplendidez y de abundancia.

El amor no es un detalle del conjunto, sino el núcleo fuerte de la unión.
El amor no es hilo suelto: es un empate de dos nudos.  No es trabajar en mi propio plan: es trabajar en el plan de la familia.

Hay “amores sin contenido”.  Les falta lucidez, equilibrio, eje central, cordones que amarren, motor que impulse y barco seguro.

Hay “amores sin estrategia”.  Sin color, sin sabor, sin perfume.  No cambian el paso, no se enardecen, no crean.  No cierran los ojos, no buscan el alma ¡y no se apasionan para vivir!

Hay muchas oscuridades que sólo se aclaran con amor.  ¡Y hay mucha vida que sólo con amor vale la pena de vivirse!

RITUAL DE SIETE VELAS PARA FIN DE AÑO

 

Este ritual es para hacerlo entre las 23 horas y la madrugada del día 31 de diciembre y nos servirá para saber en forma anticipada cual es la tendencia del año que va a comenzar.

Para este ritual debemos procurarnos siete velas cortas de los siguientes colores: Blanco, Azul, Rojo, Amarillo, Verde, Marrón y Rosado

 Coloque las velas sobre una mesa, cada vela pegada sobre un platito o porta velas individual. Detrás de las velas debe colocar un espejo donde se reflejen las velas y su llama. En cada extremo de esta fila de velas debe colocar un vaso con agua mineral y en cada platito que contiene las velas siete granos de sal gruesa.

Las velas deben encenderse todas con el mismo fósforo de madera o astilla. No apague luego el fósforo soplándolo, sino sacudiéndolo en el aire.

 Al encender cada vela se debe ir pronunciando estas palabras: “Yo (diga su nombre completo) prendo estas siete velas, primero la de color (diga el color de la vela y así sucesivamente con cada una) para conocer el mensaje que me van a brindar. Prometo usar este mensaje para mi bien y el de las personas que me rodean. Y doy mi agradecimiento al infinito por este mensaje”.

A continuación observe las velas y fíjese cual se apaga primero, esta será la tendencia del año, la segunda que se apague será una influencia importante, la tercera será una influencia en los dos primeros meses del año que comienza. La última vela que se apague será la que marca la constante oposición a la primera vela y que si sigue esta tendencia los problemas serán de difícil resolución. El resto de las velas no tienen importancia en el momento que se apaguen. Una vez finalizado debe poner todos los restos de as velas en un papel blanco, y arrojarlo este lejos de su casa.

SIGNIFICADO DE LOS COLORES

BLANCO: Significa paz y tranquilidad sin mayores sobresaltos, buena salud, aunque no debe descuidar sus órganos reproductores.

AZUL: Está vinculado al trabajo y la vida intelectual. Buen año en lo laboral, aunque sin éxitos espectaculares. Debe prestarle atención a su pareja y no descuidar su salud por posibles afecciones renales.

ROJO: Año de mucho empuje, emociones y pasiones fuertes, posibilidades de viajes y cambios a todo nivel. Tenga especial atención a sus pulmones y presión sanguínea.

AMARILLO: Le significará un año positivo, pero lleno de cosas inesperadas, buenas posibilidades económicas. Mucho cuidado con la envidia que le rodea y préstele atención a su esta físico para no sufrir stress.

VERDE: Nos anuncia cierta insatisfacción aunque tengamos una gran creatividad. Encuentro con viejas amistadas y posibilidad de llegada de hijos. En cuanto a la salud vigile la vista, el oído y el páncreas.

MARRÓN: Progreso en lo económico, pero a costa de sus pequeños placeres habituales. O sea que deberá resignar ocio por mayor trabajo. Debe prestarle atención a su alimentación.

ROSADO: Un año tranquilo y apacible, larga vida si ya es mayor de 40 años. Será un año en el que sus amigos sabrán valorar su carácter. Puede tener problemas en su columna vertebral o en sus extremidades.

El pastor

Esto es un pastor que tenía un rebaño de ovejas, pero no tenía un macho para ‘cubrirlas’. Le comenta su problema a un colega y éste le dice:

– No pasa nada. Llévatelas al monte y las cubres tú mismo. Si al día siguiente se ponen al sol es que están preñadas y se ponen a la sombra vuelves a intentarlo.

El pastor sube a las ovejas a la furgonetilla, se las lleva al monte y… ale!!!

A la mañana siguiente se despierta y pregunta a su mujer:

– Maríaaa, ¿las ovejas están al sol o a la sombra?
– Están a la sombra – contesta la mujer.

El pastor vuelve a subir a las ovejas a la furgoneta y repite la operación.

A la mañana siguiente:

– Maríaaa, ¿las ovejas están al sol o a la sombra?
– Están a la sombra – contesta la mujer.

El pastor vuelve a cargar sus ovejas en la furgoneta, y así sucesivamente durante varios días, hasta que una mañana:

– Maríaaa, ¿las ovejas están al sol o a la sombra?
– Ni al sol ni a la sombra, desde las 6 de la mañana están todas subidas en la furgoneta tocando el claxon.

Triste Navidad

Las horas pasan, ya falta poco para las doce..otra navidad triste para mi..
sin tantas personas que me hacen falta, tantos espacios vacios en la mesa otra vez..
Una noche como cualquier otra, en la que sigo pensando, porque no estan aqui..
en cada brisa, siento una caricia de esos seres que no estan..quizas ellos me susurren “feliz navidad”..
no veo la manera de que las horas pasen mas rapido..ya no quiero seguir mirando a mi alrededor..
esas sillas y platos vacios..en los que se que hoy nuevamente..no estaran..